¡¡Galicia, sitio distinto…!!


Acabo de darme una vuelta por el blog de Úrsula y… está en gallego (que manda carallo), pero hay cosas que sí las entiendo, desde luego. Y después de ver su último artículo, se me vino a la mente este título de canción de Os Resentidos, nada menos (movida viguesa 100%). Como siempre y en todo, los años no perdonan y Antón Reixa, que era el alma mater del asunto, ni sé por dónde anda, pero le tuve por persona intelectualmente inquieta, así que vaya usted a saber en qué tiros se metió.

Pero a lo que voy, que como siempre me despisto en el primer párrafo. Galicia, efectivamente es un sitio distinto: no sólo porque parece haber más gallegos fuera de su tierra que dentro; recordemos a O Abuelo yendo a buscar votos nada menos que a… Argentina (manda carallo por segunda vez). Algún día hablaré de México, que aquí más bien hay poquitos; y aquí, gallegos con asturianos allá se van… Pero no sólo por eso es distinta Galicia. Galicia es un sitio distinto porque además de facer un sol de carallo (tercera vez), se ha merecido con los años, los accidentes y la imprevisión de los gobernantes de turno, el dudoso honor de ser la primera zona radiactiva de España.

No importa si fue más grave el accidente del Prestige en 2003 que el del Casón en 1992: el hecho es que en los últimos lustros, buena parte de las costas gallegas se convirtieron por un breve lapso en costas da morte para la pesca, y para las pesquerías gallegas. Tapadas generosamente con indemnizaciones en su caso por iniciativa propia de la Administración y en otro caso, debido a la presión de plataformas ciudadanas “espontáneas” (tanto como lo fueron las “movil-izaciones del 12-M-2004), de las que ahora nunca más se supo (que les pregunten a los de Nunca Máis dónde está el dinero).

Y ayer, como hoy, como siempre, el gallego calla y emigra cuando las cosas se ponen feas. Tanto es así que es probable que el primer español que uno se encuentre allá donde vaya padezca de morriña e saudade. Y con suerte, ese gallego amorriñado les pueda invitar a una queimada casera y compartir las penas con el viajero que acierte a pasar por su vera. Manda carallo na Habana! Decididamente, Galicia es un sitio distinto.

Anuncios

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s