Imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte

Tomo prestado este post del amigo Daniel. Me ha encantado porque es una bofetada a los «nazionalistas», que creen tener pedigree por haber nacido en su tierra o por hablar la lengua del «país». Creo que ésta no la tradujeron al catalán durante los años 60-70. Claro: toda la chansonnerie francesa se traducía desde Barcelona y esta canción los señalaba demasiado directamente, ya entonces.


«No todo el que se sabe perteneciente a una nación padece nacionalismo, lo mismo que no todos los que tienen apéndice padecen apendicitis.» (Julián Marías)

Completando la frase anterior, para los nazionalistas de cualquier origen van dedicadas estas letras escritas en 1972 por el sabio Georges Brassens, en una traducción lo más fiel posible. Hala, a reflexionar sobre ello si sois capaces:

Es cierto que son bonitos todos esos pequeños pueblos,
todas esas villas, esas regiones, esos países, esas ciudades.
Con sus castillos, sus iglesias, sus playas…
Sólo tienen un defecto: estar habitados.
Estar habitados por gentes que miran
con desprecio a los demás, desde lo alto de sus murallas.
La raza de los patriotas, de portadores de banderas.
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte.

Malditos sean estos hijos de su madre patria,
empalados de una vez por todas en su propia estrechez,
que os enseñan sus torres, sus museos, su ayuntamiento,
os enseñan su país natal hasta dejaros bizcos.
Que salgan de París, o de Roma, o de Sète (*),
o del quinto pino, o hasta de Zanzíbar,
o incluso de mi culo, ellos se jactan… ¡caramba!
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte.

La arena en la que cómodamente sus avestruces
hunden la cabeza, es siempre la más fina.
En cuanto al aire que emplean para llenar sus pulmones,
sus pompas de jabón, es un soplo divino.
Y poco a poco se van convenciendo
de que hasta el estiércol que producen
sus caballos, aunque sean de madera,
causa envidia a todo el mundo.
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte

No es un lugar común el de su nacimiento,
compadecen de todo corazón a los pobres desgraciados,
los desafortunados que no tuvieron la suerte,
la presencia de espíritu de nacer donde ellos.
Cuando suena la alarma sobre su felicidad precaria,
contra los otros, extranjeros (todos más o menos bárbaros),
salen de su agujero para morir en la guerra.
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte.

¡Dios mío, qué feliz sería la tierra
si en ella no habitase esta raza incongruente,
esta raza molesta y que abunda por todas partes!
La raza de la gente de su tierra y su tradición.
¡Qué hermosa sería la vida, Señor,
si no hubieses creado de la nada a estos bobos!
Es la prueba, quizás definitiva, de tu inexistencia:
Los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte.

(*) Sète, ciudad natal del propio Brassens

Para los puristas, aquí el texto en el original francés.

Explicación razonable

¿Tiene algo de extraño el lamentable comportamiento de algunas personas en la carretera y que la DGT tenga que emitir anuncios como éste?

Si ven este vídeo, convendrán conmigo en que no es muy extraño, no.

Eso sí: nadie quiere aceptar las consecuencias de ese tipo de «publicidad»... Y la gente sigue muriendo en la carretera porque cree que puede imitar a los especialistas que ruedan esas escenas (rarísima vez esas escenas son rodadas por los actores protagonistas).

¿Pero a quién carajo le importa eso? Los que podrían hacer algo al respecto están más interesados en recaudar que en solucionar el problema. Los unos, porque así se venden más coches; los otros, porque la pela és la pela

Para el amigo Asomado

Amigo Asomado:

Lamento corregirte. Es falso de toda falsedad que seamos «el descojone espiritual de Europa», no señor. Para contento de Zapatero, Moratinos y demás acólitos, somos… EL HAZMERREÍR DEL MUNDO ENTERO, comprendido éste, por lo menos, desde Vallecas hasta Singapur, de donde volvió Bernat Soria porque no le dejaron jugar (poco o nada) a los embriones.

Condoleezza Rice viene a visitar a Zapo después de que Moratinos llore, suplique y se arrastre para que la doctora Rice consienta en hacerse la foto (por cierto, la que salió en «La Razón», impagable). Y le viene a ver después de haber solucionado todo lo demás que tenía que hacer, como si Zapo fuera un molesto patán al que de todos modos hay que atender por aquello de la educación y la cortesía.

Y de esa actuación nuestros «socios» europeos toman nota y tratan al pobre Zapo como alguien que tiene que salir en la foto, pero que si no saliese tampoco pasaría nada. A este paso y dentro de poco, le van a llamar l’âme en peine (en francés queda más fino).

Además, como está gafado, Ségo, deprimidísima por lo de su ex-pareja, no quiere oír hablar de él y Gerhard Schroeder prefiere arrimarse a la Merkel antes que cogerle el teléfono. Incluso John Kerry, candidato a la presidencia en las últimas elecciones en los EE.UU. (Zapo le apoyó calurosamente), le ha mandado decir que está ocupadísimo con la creación de una nueva mayonesa y que «no está para nadie».

Zapo se consuela pensando que, por lo menos, Morales y Chávez le hacen caso, aunque sea cuando les convenga a ellos. Son las cosas del «talante»: que hay que ceder mucho para ganar algo. Un día de éstos les va a citar para posar por la «foto del Altiplano», seguro. Así podría compararse con su odiado Aznar y la «foto de las Azores» y tener una foto de su paso por Moncloa que no sea con su señora y sus hijas, o con Rajoy (puags), sino con algún político extranjero que lo aprecie.

Los únicos contentos con esta situación son los musulmanes, que dentro de poco le cambiarán el rótulo a esta vieja piel de toro y la llamarán AL-ANDALUS de pleno derecho gracias a la «Alianza de Civilizaciones». «Alianza» que ni Kofi Annan respalda (bastante tiene con respaldarse a sí mismo, ahora que le pillaron de marrón… y a su hijo también, por cierto), ni tampoco Ban-Ki-Moon, su sucesor, que no tiene el horno para bollos.

¿Ves, amigo Asomado, cómo no somos el «descojone de Europa»? Hay que tratar los asuntos in extenso para tener el cuadro completo…

Pues nada, amigo Asomado: un abrazo y vale.

(Copiado y pegado de un comentario que dejé en un post del blog amigo Este país se va a la mierda).

Jeta-Fe

Éste es el fruto del resfriado ingenio de unos presuntos creativos publicitarios. No han encontrado forma mejor de promocionar un club de fútbol que agredir a la Iglesia Católica. Es sabido que agredir a la Iglesia Católica (como a otras instituciones de la nación) sale gratis en el país de las ZPmaravillas. Y yo me pregunto: ¿y si en ese vídeo, en vez de burlarse someramente del catolicismo, se burlaran someramente… del Islam?

Veamos un ejemplo. Primera escena: Mahoma y Bin Laden muy acaramelados entre sí. En la segunda escena: aparece el logo del club de fútbol y Bin Laden se queda traspuesto, anonadado y mirando fijamente el logo del club. Tercera escena: Bin Laden le dice a Mahoma: «Ahí te quedas. Yo me voy con el Getafe». Mahoma vocifera: «¡Si te vas de mi lado emitiré una fatwa que te vas a cagar!» y otras amenazas varias, que se van perdiendo mientras Bin Laden se aleja, indiferente y sordo.

«No mola», ¿verdad? ¿Por qué este guión (o parecido) no se les ocurrió a esos presuntos creativos? Pues por lo de siempre: a los moros no hay que cabrearlos. En cambio, a la Iglesia se la puede torear.

Pero lo mejor de todo es que el Presidente del club, con un par, no ha querido retirar el anuncio. El anuncio es ofensivo para los católicos, tiene la gracia en salva sea la parte… pero no se retira. Me pregunto qué pensarán los socios católicos del club (y algunos más que, sin ser católicos, creen necesario el respeto a las religiones y cultos).

Basta ya de agredir y burlarse de la Iglesia, por favor.