«Síndrome post-vacacional»

Se acabaron las vacaciones. No el verano, que de calendario le quedan quince días y de climatología algunos menos, por aquello del veranillo de San Martín. Un buen indicio de que el sol ha entrado en el signo de Virgo: hay que retomar las costumbres, las rutinas que nos hacen sentir que pagamos nuestro derecho a existir, tanto si gusta como si no. O las que nos devuelven al mundo real, como la dieta («El lunes empezaré con el régimen»), o la visita al médico («¿Qué me pasa, doctor?»). Hasta el curso político se inicia (y éste, como pre-electoral que … Continúa leyendo «Síndrome post-vacacional»