Tres gastos superfluos

Recojo—un tanto tardíamente: mis disculpas— el guante que amablemente me ha lanzado Lobeznox al proponerme que responda a su meme. Me pide él que defina tres «gastos superfluos» de este desgobierno zapateril. Sin más dilaciones, vamos a ello.

  1. Por méritos propios y en mi conceto, los millonazos de la Ley del Cine que Carmen Calvo regaló a los titiriteros (pues no otros se iban a beneficiar del asunto) ocupan el lugar preferente. Y simplemente porque fueron un pago de favores: el Gobierno pagaba así las manifas que los titiriteros organizaron a favor del PSOE cuando no gobernaba y las declaraciones de algunos miembros destacados de la tribu titiritera, como Pedro Almodóvar, Pilar Bardem o Boris Izaguirre (ponemos uno de cada, para que nadie diga que en este blog somos sexistas o discriminadores. Me faltaría una titiritera lesbiana para ser políticamente correcto al 100%; pero en este momento no conozco a ninguna).
  2. En segundo lugar y no porque sea menos importante ni más pequeña la cantidad, los dineros que en concepto de transferencia o subvención han ido a parar a Cataluña. No por ellos en sí, sino por el uso que aquí se les ha dado, mayormente la promoción del catalán en Finlandia, en la India o en Frankfurt. No es que me parezca mal la promoción cultural, por supuesto; uno tiene que fer país y decir que su cultura es muy estimable respetando las demás. Pero coño: cuando tienes deficiencias en los servicios públicos, que los usa gente que habla catalán y que no lo habla, gente que es del país y gente que no lo es, dedícate primero a subsanar esas deficiencias y promueve luego el catalán o la sardana o la escudella i carn d’olla.
  3. Finalmente, no sabía si quedarme con los dineros que han costado las desaladoras de Cristina Narbona, que contaminan pero no producen lo que tienen que producir, o con las obras de acondicionamiento de la piscina de Moncloa para que nuestra primera dama tome tranquilamente sus baños de aguas. Lo dejo a vuestra elección.

Y me dejo en el tintero los millonazos que el PSOE ha pagado al PNV, a UDC y a IU por aquello de la «memoria histórica» en concepto de «reparación». O los millonazos que se pagaron para que los nacionalistas catalanes y vascos no apoyaran la reprobación en el Congreso de Mandatela. Pero claro, como sólo eran tres…

Lo de pasar el meme… es que de momento no se me ocurre nadie, porque a los que se me ocurriría ya se les ha pedido. Son las cosas del tardar. Pero prometo que en breve se me ocurrirán personas para pasárselo.