Falsos mitos vascos 3

Falso mito vasco 3.- Los Fueros son la prueba de la existencia de una nación y Estado diferentes.

La vigencia de los Fueros desde el siglo XIX ha sido presentada por los nacionalistas como la prueba de la existencia de un estado vasco separado del español. De acuerdo con esa afirmación, el Estado español «invadió» a los vascos en 1839.

Los Fueros son la expresión, por su origen medieval, de la pluralidad jurídica que caracterizó al Antiguo Régimen. Estas leyes especiales rigieron en toda Europa durante siglos y ni España ni el País Vasco fueron una excepción. Pero la diferencia fundamental con el resto de Europa es que mientras que en ésta se produce la unificación legislativa como consecuencia de la industrialización y el «movimiento codificador» iniciado por la Revolución Francesa, en España no ocurrió así en su totalidad debido a los acuerdos y pactos forzados por las guerras carlistas (1833-1874).

Fueros los hubo en toda Europa. Su carácter podía ser muy variado: territoriales, corporativos, estamentales o sólo para aquellos que pertenecieran a un determinado estamento (nobleza, clero, comerciantes, pueblo llano, militares…). Así, es «estamental» el Fuero Viejo de Vizcaya, aplicable exclusivamente a los nobles del Señorío de Vizcaya.

Basar la existencia de una nación en la supervivencia de peculiaridades internas que existieron hasta la Revolución Francesa es, cuando menos, una referencia insensata. Tanto como lo sería, basándose en el hecho de que cada estamento social estaba sometido a una jurisdicción diferente, afirmar que cada estamento conformaba una nación diferente…