«Almenys en català» (I)

Es decir: al menos, en catalán. Los rótulos, señor comerciante, tiene usted que ponerlos al menos en catalán, lo que implica de hecho que usted no tiene el derecho de opción lingüística que sí se reconoce al consumidor, al cual hay que proteger de la nociva lengua de Cervantes. Pero empecemos por el principio. Anuncios