Paganos

Por si aún no nos había quedado claro a ustedes y a mí, somos paganos. No solamente porque muchos no hemos abrazado ni abrazaremos jamás la fe masónica, que es la que parece dirigir los destinos de nuestra desdichada nación, sino porque va a resultar que la ya de por sí apaleada clase media es la que recibirá todos los palos del recorte. Recorte, que según nuestro gran Timonel se va a centrar precisamente en aquello que prometió que no iba a tocar: las llamadas políticas sociales. Es decir: a los sufridos funcionarios se les quitará –una vez más– poder adquisitivo. A los pensionistas se les atornillará un poco más, con lo cual ya no tendrá validez lo de «¡El PP oh vá a quitá lah pensioneh!», grito de guerra socialista muy efectivo hasta hoy. Sigue leyendo