«Generar confianza»

En la anterior entrada examinábamos brevemente el «discurso» de ZP, si es que a ese conglomerado de vaguedades y bravuconadas que soltó se le puede llamar «discurso». Rajoy tronaba y tronaba… pero ZP se puso de perfil y como quien oye llover. Y le restregó la prerrogativa de convocar elecciones exclusiva del Presidente. Con lo cual, aunque la tronada fue importante, realmente pareció más bien pólvora en salvas. Sigue leyendo