Juerga general (II)

Pues nada. Hoy ha tenido lugar la huelga (juerga) «general». En algunas partes ha sido más bien «sargento» o «cabo primero», como en la ciudad de residencia de un servidor de ustedes, y en otros lugares (gracias, Anghara) se ha desarrollado como muchos nos temíamos: con violencia e intimidación. Para muestra, les dejo tres botones (no he filmado porque si me rompen el móvil no tengo detrás una empresa que me respalde y me dé uno nuevo)… Sigue leyendo “Juerga general (II)”

Majaderías zapateras

Que ZP no hace caso a nadie es cosa ya del dominio público. Claro que, en reciprocidad indirecta (no de los mismos a los cuales ignora, sino a otros a más alto nivel) recibe la misma respuesta. Le ignoran, le ningunean… y alguno, muy ostensiblemente, hasta le desprecia.

Ahora les ha tocado a las cajas de ahorros decir en voz alta que la política económica ha sido una sarta de majaderías, una detrás de otra. La Fundación de Cajas de Ahorros, por boca de su director general, Victorio Valls, dice que «el descontrolado déficit público es una consecuencia directa del incremento del gasto fruto de las majaderías de Zapatero».

A los que decíamos que se nos venía encima una crisis de padre y muy señor mío, ZP y sus cyberpepiños nos trataron de «antipatriotas». A los empresarios los acaban de insultar con una sarta infame de vídeos cuya sustancia fluye del trasnochado argumentario sindicalista de los años 30 del siglo pasado. Supongo que ahora, more suo, tratarán a las Cajas de Ahorros de «bribonas» y al director de Funcas de «facha pepero» por no decir lo que ZP quiere oír. ¿Actuarán con Funcas como con la AVT? Es decir, ¿provocarán una convocatoria de elecciones al cargo y meterán a «uno de los suyos» para que, al igual que en la AVT, haga casquería de la organización? Cualquiera sabe.

¡País!

Por cierto: tirón de orejas a los señores de La Gaceta, por resultar inencontrable el link con el que abren la edición impresa de hoy. Espero que no sea porque han recibido una llamadita de Ferraz o de Génova diciéndoles: “Hombre, esas palabras son muy fuertes como para presidir una cabecera”…