Sin escolta

Leo hoy en La Gaceta que a Yolanda Couceiro Morín y a 49 personas más se les ha retirado la escolta. Escolta muy necesaria en Vascongadas para quienes piensan distinto de la morralla mitológica nacionalista. Ni el consejero Rodolfo ni Rub-al-Kaaba han dado muchas explicaciones sobre el particular, que supongo se ceñirán a la falta de recursos del organismo correspondiente –estamos en crisis, ya saben ustedes, y hay que recortar gastos– y el hecho de que «el Gobierno ha conseguido arrancar de ETA la promesa de una “tregua indefinida verificada”». Sobre todo esto último, que implicaría que «ya no es peligroso» pasear por cualquier calle de Bilbao. Sigue leyendo