Nou himne català

Noticia llegada a través del amigo Xurde Rocamundi. Sin desperdicio.

Catalunya rampinyant,
paradís és pels xoriços:
tot quisqui lladreguejant
i nosaltres tan feliços!
 

Un bon desfalc,
un bon desfalc i els calers a Suïssa…
Un bon desfalc!

Ara és l’hora del Millet:
aquest sí que estava alerta!
i al Palau de l’Orfeó
s’ha emportat fins la moqueta!

Un bon desfalc…

Veig en Bartomeu Muñoz,
junt amb el Macià Alavedra,
Prenafeta, escatimant
milions d’euros i pessetes.

Un bon desfalc,

Hi ha un merder tan collonut
al poble de Gramanet…
com que no hi ha un pam de net
ara en diuen Grama…brut.

Un bon desfalc…

Socialistes, convergents,
tant se val quin partit mana:
quan es tracta de pispar
l’avidesa els agermana.

Cataluña va muy mal:
¡Paraíso es de chorizos!
Todo quisque a robar
Y nosotros bien jodidos. 

¡A saquear!
¡A saquear y la pasta en Suiza!
¡A saquear!

Es la hora de Millet:
¡Éste sí que estaba alerta!
De la sede del Palau
¡Se llevó hasta la moqueta!

¡A saquear…!

Veo a Bartomeu Muñoz,
Junto con Macià Alavedra,
Prenafeta, caso atroz,
No dejando ni las piedras.

¡A saquear…!

El pifostio está montao
Allí en Santa Coloma:
Hasta el nombre le han cambiao
Y hoy la llaman Fecaloma.

¡A saquear…!

PSC, CiU o ERC:
El color es lo de menos.
Todos se entienden muy bien
Si se trata de dinero.

Aunque la calidad literaria de la traducción pueda ser discutible, se ha intentado en lo posible seguir el espíritu y conservar la rima “musical”, al efecto de que la traducción sea tan cantable como el original…

Festa…

A una semana de la mal llamada fiesta de la democracia catalana (que como los lectores avisados sabrán, ni es «fiesta», ni es «democracia»), hay aún espacio para la sorpresa. Si unos observadores internacionales se acercaran en plan Informe terraqui al «triangle català» y trataran de deducir cuál es la opinión que tienen los diferentes candidatos respecto del censo electoral, los votantes nos llevaríamos una sorpresa, Al parecer, nos consideran xenófobos y poco menos que asesinos, aunque sea a bombillazos (PP) o salidos (los jadeos jacarandosos de los vídeos promocionales del PSC y de Alternativa de Govern no tienen desperdicio). A los de ERC se les ha ido también la pinza (¿o les ha traicionado el inconsciente?): presentan un vídeo que parece una versión a la catalana de Montañas nevadas

Creo que el citado informe concluiría que las distintas campañas de los partidos mayoritarios se dirigen a un público mayoritariamente subnormal y que ofenden la inteligencia de cualquier ciudadano («persona apta para ser titular de derechos y obligaciones») medio. Mi pregunta es: ¿habrá algún candidato que me considere simplemente una persona normal? Porque si no es así, me gustaría que me lo dijeran. Y de paso aprovecharía el día para algo más práctico que dejar que los políticos se rían en mi cara. Festa? Sí. Fes-te fotre.

Éramos (y II)

No menos interesante es pasar por el via crucis administrativo. Las colas de la prestación por desempleo, los cursos de formación (que con suerte te forman (¿?), pero no te sirven para encontrar empleo porque ya tienes una edad)… El punto surrealista lo pone el hecho de que una soleada mañana, tras cuatro años de desempleo, recibes una llamada del Ayuntamiento.

–Buenos días, le llamamos del Servicio Ocupacional del Ayuntamiento. Hemos estado revisando nuestras bases de datos acerca de nuestros parados de larga duración y nos hemos decidido a convocarlos a todos.

–Ah, muy bien. ¿Y eso para qué es? ¿Es para un trabajo?

–No, no, señor/a. Es para un cursillo.

–Ah… ¿De ofimática?

–Pues… no. Se trata de un cursillo sobre cómo buscar trabajo.

Si es la primera vez que te ocurre, te quedas como si te hubieran propinado un gancho de izquierda en pleno mentón.

–¿Oiga? –dice la señorita–.

–Eeeeeeh… sí, sigo al aparato –logras articular cuando ya te has recuperado de la impresión–.

–Bueno, pues queda usted citado/a a las 12 de la mañana aquí mismo, en el Servicio Ocupacional del Ayuntamiento.

–Pero oiga, ¿en qué va a consistir ese cursillo?

–No se preocupe, el día de inicio del cursillo ya le informarán. Ah, y no se olvide de traer un currículum.

–Oiga, que ustedes ya lo tienen. Lo presenté hace…

–Es lo mismo. Vuelva a traerlo y así le servirá de práctica.

–Vale, muchas gracias.

–Buenos días.

Clic. Y tú te quedas pensando: «Seguro que esa tipa hizo el dichoso cursillo en el despacho de su jefe actual y de rodillas».

El día señalado te presentas allí, con tus mejores trapos o pinturas de guerra si eres señora. Saludas, te sientas y empiezas a oír un repertorio de perogrulladas, en las que de cuando en cuando se intercala alguna sandez para no dormir al personal. Pero eres educado y no protestas porque te hayan hecho perder dos horas para nada práctico. Piensas: «Sigo siendo invisible». Invisible-invisible-invisible. Como si hubieras caído en una cárcel de una república bananera.

La segunda vez que te llaman, si es que hay una segunda vez, ya vas con la escopeta cargada. «Oye, ¿qué sindicato te paga para que nos des la charlita?» (a la conferenciante). «Oye, ¿qué relación tienes con el Alcalde?» (a la secretaria que te llamó para invitarte a la charlita). En este último caso es probable que la respuesta sea:

  1. “No te importa” (tiene una relación con el Alcalde que la mujer de éste no conoce).
  2. “Es mi tío” (o mi padre, o un amigo de él; todo queda en familia).

Y es que asistir a ese tipo de cosas no asegura que te llamen para un cursillo, de la misma forma que hacer un cursillo no te asegura que te llamen del INEM para un trabajo. Sabes que un montón de extranjeros, por pertenecer a colectivos desfavorecidos, te pasará delante. Y piensas: «¡Pero coño! ¡Si al final el “colectivo desfavorecido” somos los españoles!». Y empiezas a decir: «¡Los españoles primero!». Es políticamente incorrecto; pero tú no eres racista y además, tienes tanto derecho a trabajar como cualquier hijo de vecino. Y te da igual que te llamen «facha» o «nazi». Los españoles primero. Y luego ya veremos si hay sitio para más.

Esto antes no pasaba. Pero también es políticamente incorrecto decirlo. Y en una fecha como hoy, aún más.

Capado

No piensen ustedes que el título se refiere a un asunto físico. A Dios gracias, un servidor de ustedes está bien, soltero y entero, que diría La Reme, el recordado personaje de Maribel Ripoll en Esta noche cruzamos el Mississipi, programa dirigido por Pepe Navarro (que también ha dado pruebas de estar en buenas condiciones en ese punto). Sigue leyendo

Demoledor Loquillo

(Original aquí).

En una entrevista concedida a Época, el cantante barcelonés Loquillo ha dejado clara constancia de lo que significa para un oriundo de Cataluña el no comulgar con el nacionalismo radical y excluyente que asola sin piedad la bella región española. El dictamen de Loquillo es absolutamente demoledor y debería hacer reflexionar y sonrojarse a más de uno: de manera vulgar podría resumirse en “si no estás de acuerdo, a la puta calle”. Sigue leyendo