El anti-jamón se pone chulo y en España siempre cabe un memo más.

Original aquí. Sin desperdicio.

El fanatizado niño que no permite que en su presencia se pronuncie la bella palabra “jamón” (a los separatistas les molesta el palabro “jamón ibérico”), visto que, una vez que la policía dio curso a su denuncia y que la fiscalía no ve, como es de lógica, indicio de delito alguno en la actuación del maestro, se ha puesto insoportablemente chulo. Sigue leyendo