… Y el que no se consuela…


 

 

… es porque no quiere

Anuncios

2 comentarios en “… Y el que no se consuela…

  1. Ahora mismo estaba viendo el programa Espejo Público de Antena3 donde estaban tratando el tema del tabaco. En el programa ha intervenido por teléfono Juan Luis Galiardo, cuya exposición en contra de la Ley Antitabaco se basaba en que el acude en Castellana a “un club deportivo” donde va a nadar y que tiene que salir a fumar fuera cuando está jugando una partida de Domino. El otro gran argumento era que habría que prohibir el pan que es más malo que el tabaco, además él tiene que saber cuál es el límite de consumo de tabaco que es bueno para su organismo.

    Creo que no hace falta contestar demasiado, el señor Galiardo va a un club deportivo a fumar, no a hacer deporte, y no llega a entender que él se puede poner el límite que quiera en el tabaco, pero no por ello tengo que aspirar yo el humo de su límite.
    Después de esta intervención hablaba Carlos Lozano, cuya excelente argumentación se resumía en que España es el país del Olé, los vinos y el tabaco, por lo que no se nos puede poner una ley tan dura, ya que somos diferentes.

    Verdaderamente estoy con Carlos Lozano, en España somos diferentes, ya que el grado de imbecilidad de algunos es difícil de superar. Sinceramente la mayor parte de los fumadores deberían dejar de hacer este espantoso ridículo, y así mismo los programas que dan cabida a semejantes argumentos. Está claro que la falta de razón da cabida a este tipo de situaciones cómicas.

    Saludos

    • A mí me da un poco la risa cuando oigo decir a algún fumador: «¿Y por qué no prohíben el humo de los coches?» o cosa parecida. ¿Dónde están las manifestaciones de esos fumadores en favor «del medio ambiente»? ¿Cuándo les hemos oído protestar por soportar emisiones excesivas de CO2? O protestar por cualquier cosa que, según ellos, «debería prohiblrse antes que el tabaco».

      En un país más serio, la gente ya hubiera salido a la calle para protestar por el atropello que supuso el «estadito de alarma». O por las subidas de la luz, del gas. Los sindicatos, si hubiesen sido dignos de tal nombre, hubiesen salido a la calle en junio, cuando se aprobó el decretazo laboral. Pero después de 30 años de educación socialista (el PP no sustituyó a los funcionarios progres del Ministerio de Educación ni presionó a las CC.AA. para que la educación tomara el camino correcto), éste es el resultado: una ciudadanía (en términos muy generales) que confunde la libertad con el derecho a fumar o a hacer botellona y que no le importa que las estructuras administrativas le roben por todas partes mientras le dejen votar cada x tiempo y le conserven el «sacrosanto derecho» a fumar o a la botellona.

      Seguimos siendo «devotos de Frascuelo y de María», aunque ahora mismo tanto uno y otro se hayan visto sustituidos por iconos menos típicamente españoles.

      Saludos,
      Aguador.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s