Cremada Familia

Acaba de saltar la noticia de que un perturbado ha intentado incendiar la Sagrada Familia. No hay que extrañarse gran cosa. Algunos se han especializado en crear un clima de agresión permanente contra la religión católica, repitiendo como loros las consignas que se repetían durante las quemas de iglesias y conventos en tiempo de la República. Lo cual, por otro lado, demuestra que esas personas no son ateos (he conocido ateos más respetuosos con las creencias de los demás que esa chusma), sino anticatólicos. Sigue leyendo