Malleus Corrutorum

Era su figura airosa (bueno, tal vez no tan airosa, sino un tanto rolliza) un amasijo vociferante de anatemas contra la corrupción. ¿La suya? No, claro que no. De la de los demás, porque ya saben ustedes que para el socialismo todo lo malo es para los demás y además, de todo lo malo tiene la culpa el PP, como se enseña en las escuelas de hoy en día (y si no, la tienen el concordato, Aznar, la derechona, Franco y hasta Felipe II, que naturalmente era un redomado facha imperialista). Sigue leyendo