El arma más peligrosa

Sin lugar a dudas: ¿cuál creen que es el arma más peligrosa de un Gobierno (estatal, autonómico o local)? Y sobre todo, de un Gobierno ya próximo a desaparecer. Si no lo intuyen, yo se lo digo: el Diario Oficial, llamado BOE, Diari Oficial de la Generalitat en Cataluñistán y BOP en la provincia correspondiente. Sigue leyendo

Mañana sol y buen tiempo

Fíjense ustedes que ha pasado ya una semana y dos días desde las elecciones. El PSOE se ha pegado el mayor batacazo de su historia reciente (qué lejos les queda ya 1982). ¿Rastros de autocrítica? Ninguno. Menudean las puñaladas, los navajazos, las zancadillas (supongo que eso me ubica en el grupo de los eliminables, según Mª Antonia Iglesias), las patadas por debajo de la mesa, las alusiones a un Congreso que ha de celebrarse en febrero (antes de las autonómicas andaluzas: ¿será Griñán quien se presente o pondrán a otro candidato para estrellarse contra Arenas Movedizas?). Sin embargo, de puertas afuera nada trasciende: «los trapos sucios se lavan en casa». Sigue leyendo

Cova

(Original aquí)

Covadonga Sanz tiene 16 años y muchos amigos hechos en las últimas horas a los que ella aún no conoce.  El sábado pasado Cova, como la llaman familiarmente, tuvo un terrible accidente de tráfico a la altura de Ventisquero de la Condesa en Madrid. En el mismo fallecieron dos amigos suyos, de 19 y 20 años. Ella y otro amigo también de 20 años de edad resultaron gravísimamente heridos. Además, también resultaron heridas leves una mujer y su hija que viajaban en el vehículo contra el cual chocaron.

Cova lucha en estos momentos en La Paz por su vida. Las redes sociales también.

Su familia ha creado el twitter @aupacova, a través el cual van informando del estado de salud de la joven y piden se ore por ella.  El hashtag que usan es #iprayforcova y #animocova.

Son centenares los tuiteros, de todas las partes del globo terráqueo, desde Alabama a Canadá, pasando por Chile, Rusia, México, El Salvador o Suecia, los que rezan por ella. Ya tiene más de mil seguidores.

Yo me sumo. A los que seáis creyentes os pido que recéis por ella. Y los que no lo seáis que apoyéis a su familia.

¿Quién dijo que las redes sociales no tienen nada de positivo?

Arrikitaun

Vía No a todo me entero de que la última ocurrencia genial de la Junta de Andalucía es que «los niños aprendan flamenco en el colegio». Como si Griñán y sus boys no tuvieran ya bastantes problemas. Sobre todo uno y mú gordo que se lllama Su Señoría D.ª Mercedes Alaya, con sus EREs, sus fondos de reptiles y otrah coziyah… Ohú. Que ya es casualidad que al apellido de la juez le falte sólo una letra para formar el nombre del caso de corrupción más grande (en calidad y cantidad) destapado en los últimos tiempos en aquellas tierras. Claro que si Su Señoría firma acortando su nombre en «M.»…

Pero no hay que sorprenderse, que en todas partes cuecen habas (y en casa de uno, a carretadas). Lo de Griñán no deja de ser una de tantas gilipolleces de un régimen agónico (si 30 años de mando en plaza no son un régimen, ya me dirán ustedes) para distraer la atención y tal vez algo más que la atención. Pero ¡ea! Lo importante no es que los niños andaluces sepan de sumá y de restá, que eso é mu esaborío. Lo importante es que sepan irse por tarantas, seguiriyas o soleares (las que seguramente cantarían Griñán y sus boys si los llevaran donde debieran estar) en vez de matemáticas y lengua (esperen ustedes que antes de irse propongan la inmersión lingüística en andalú, que seguro que también se les ocurre).

No importa que er niño no zepa ná de tó eso, qué va. Manque ar niño, namá que sarga d’Andalucía, le traten asina…

Y la mare, con loh ojoh enlagrimaoh, pensando: «Ohú y qué arte tié mi niño. Me lo ví a llevá a la tele pa que cante argo y noh eshe una manita cuando al pare le dehen de pagá er sello (el PER, para no andaluces)…»

mú gordo
régimen
sello