Posturas (presuntamente) no fértiles

Vía Noatodo recojo esta noticia curiosa conocida en Ucrania. Que uno la lee y e inmediatamente le viene esto a la memoria…

En cuanto a que «la postura del misionero no es la más adecuada para la fertilidad», pues… seguro que hay expertos en la materia; pero dijésemos que es la tradicional y la que mayormente ha conseguido que lleguemos a los 7.000 millones de seres, seras y seros humanes, humanas y humanos. Por otro lado, si lo que tienen en ese país es un problema de fertilidad, aconsejo al Gobierno que promueva medidas que ayuden a las familias no sólo a existir, sino a crecer. Promuevan ustedes, señores gobernantes ucranianos, las condiciones económicas y sociales necesarias; lleguen al bienestar general conveniente para que los jóvenes se planteen crear familias, numerosas incluso. Quizá, con el trabajo que eso daría a los señorías y señoríos y ministras y ministros ucranianos, todos ellos dejarían de perder el tiempo legislando acerca de «cuál sea la mejor postura para la fertilidad».

Curiosamente, China legisla en sentido contrario. Unos tanto, y otros tan poco…

Familia rota

Nadie puede dudar de que la Real Familia española es hoy, con la excepción (por ahora, no vayamos a ser cenizos) del Príncipe heredero, una fuente de disgustos. De hecho, parecen el vivo retrato de España en cuanto familia rota que aparecen. Hagamos la cuenta. los yernísimos están hasta arriba de papeleos judiciales: el uno, por un quítame allá esos millones, proceso del que aún no se ve la luz al final del túnel. Permítanme apostar: al todavía Duque con-poca-sorte de Palma le pondrán una multa que pueda pagar y no devolverá un céntimo de lo que se llevó calentito, y otro tanto el señor Torres. En lo privado las consecuencias es posible que tengan más peso. Perderá el título nobiliario, dejarán de aparecer en las fotos de Marivent y, dicho pronto y mal, lo echarán de la Casa Real a patadas. Incluso es posible que le divorcien de la Infanta CristinaLeer más “Familia rota”