Crítica a Juan Manuel de Prada

A cuenta del semanario satírico Charlie Hebdo, Juan Manuel de Prada se despachaba ayer con los límites del concepto de «libertad de expresión», especialmente en materia religiosa, que es el caso. Tras un introito en el que habla de la transformación de la democracia de norma de convivencia política a «religión» (nosotros ya hemos defendido aquí que democracia no es un sustantivo, sino un adjetivo), arremete contra quienes, cual coro de loritos (sic) preguntan «desde el descreimiento o el fariseísmo» si lo que hacen a los católicos se atreven a hacerlo a los musulmanes. Continúa leyendo «Crítica a Juan Manuel de Prada»

Entierros

Habrán reparado ustedes en que la semana está resultando pródiga en pompas fúnebres. Los batuecos adoramos los entierros, aunque no sea una costumbre específicamente batueca. El negro es un color adecuado para los entierros: hace indistinguibles a las personas y los cuervos. Es una retorcida forma de sadismo acudir al entierro para ver (o regodearse en, según el caso) el dolor de la familia: la viuda o el viudo deshechos, los hijos llorosos, los parientes serios… Pero además, los entierros sirven también para reunir a la familia alrededor del ataúd y para que los enemigos del finado se hagan perdonar la enemistad frente a los deudos declamando un panegírico, el de «qué bueno era Fulano». A veces hay quien tiene un poquito más de lucidez y ve las cosas tal cual son. Continúa leyendo «Entierros»

«Coñazo» y encuesta

Ésa es la conclusión a la que llego después de hablar con mucha gente acerca de los últimos acontecimientos. La gente está muy harta y «sólo quiere salir adelante». No quiere oír nada de «política», y «quiere centrarse en su lucha diaria». Verdaderamente, los nacionalistas lo han conseguido: han sido tan «coñazo» que los que viven fuera de sus dominios han dicho «basta» y, aunque no esperan que Mariano arregle el problema (probablemente porque no son ésas sus órdenes), ya están hasta el gorro del temita. Continúa leyendo ««Coñazo» y encuesta»

Das Wohltemperierte Klavier

Créanme que después del disgusto que me he llevado (y probablemente algunos de ustedes también) con lo de la liberación del secuestrador y asesino Bolinaga, que se morirá en breve o no se morirá pero que en su pueblo lo recibirán como un héroe de la tierra y la patria vasca; después del infame papel que ha interpretado el Gobierno, mi Gobierno, que ha tenido además la desfachatez de decir que «se ha cumplido la ley»; después de que la justicia se manchara la toga no sólo con el «polvo del camino», sino con eso otro que ustedes se imaginan, el único refugio que me queda es la música. Continúa leyendo «Das Wohltemperierte Klavier»

La in-Diada

Sepan ustedes que anteayer los catalanes tuvimos la Diada más «reivindicativa» desde hace mucho tiempo. Tras años de Diadas «institucionales», en que los únicos que tenían algo que celebrar eran los miembros de la clase política, hoy la cosa ha cambiado. Queda muy lejos del año 1976, en que al parecer no se necesitó ni Facebook ni Twitter para salir a la calle y reclamar «Llibertat, amnistia, Estatut d’Autonomia». Pero el Govern de Catalunya, encabezado por el president Mas, se ha liado la manta a la cabeza. Eso sí, él no estaba ayer. Continúa leyendo «La in-Diada»

Alégrame el día

Las elecciones useñas siempre me han parecido un parto de ballena. Sus primarias, sus caucus, el fund scoring que es el que hace que salga un candidato y no otro… Todo eso siempre me pareció aburridísimo, además de un modo de rellenar tiempo en los informativos patrios para justificar que no se hable de las pifias nacionales. Pero hombre, ¡con lo sencillo que es que en el Partido se reúna una comisión (o mejor, se designa a una sola persona) para que haga las listas y se ponga a los lameculos por orden de importancia y mérito en eso que … Continúa leyendo Alégrame el día