Retales de verano

Israel

Menudo veranito que estamos teniendo, señores. Entre la confessió de L’Avi (qué gran título para una novela, entremés o sainete), lo del padre Pajares, que ha servido para que la izquierda reaccionaria de toda la vida pusiera el grito en el cielo (laico, claro) y esa guerra de nunca acabar que es lo de Palestina, vamos más que servidos. Después de mucho tiempo de pensarlo, he llegado a una conclusión: los israelíes son los menos interesados en que el conflicto continúe; pero tras su experiencia en la Shoah, han decidido devolver cada golpe que reciban. No les voy a culpar por ello. Y en cambio, sí voy a hablar de la parte de culpa que cae del lado palestino, en mi opinión.
Sigue leyendo