Turbo (I)

En estas Batuecas de nuestros pecados nunca han de faltar sorpresas. Parece que hemos dejado atrás el ruhig fliessender Bewegung y hemos entrado en fase de centrifugado. Todo parece ir al mismo tiempo a dos velocidades: muy rápido en el día a día, lento en lo que podríamos llamar el tempo general. Una cosa es segura: que todo esto se inició el 25 de mayo de 2014, al día siguiente de las europeas. Apenas una semana después abdicaban a Campechano I —sobre todo porque él, a pesar de la mala imagen que representaba, no se quería ir ni a tiros—. El nuevo Rey se lo ha tomado con calma y poco a poco va restaurando el prestigio que necesariamente debe poseer la Jefatura del Estado. Muy a su pesar, los energúmenos que gritan Delenda est Monarchia! y otros que teorizan sobre el «carácter arcaico de la institución» van a tener que esperar mucho para poder cumplir ese sueño húmedo. Sigue leyendo “Turbo (I)”