Respuesta de unos “ancianos padres” a su hija

Tomado de aquí.

Lamento decirte que tus padres te verán siempre como una niña querida, Esperanza; pero no te conviertas en la niña de Pablemos.

Lo de la generación más preparada de la historia de España sólo es un cuento que os han vendido a los pobres que habéis estudiado con la LOGSE.

Echar de menos a tus seres queridos es lo normal. También si no emigras. Papá ha vivido mucho tiempo solo, fuera de mi casa o en mi casa y mis padres fuera, y no me he muerto. Lo normal es buscar trabajo donde lo hay y te pagan en condiciones.

Por favor, hija: no extrañes tanto a Papá y Mamá, que ya tienes treinta tacos. No me hagas llorar de tanto reírme…

No es tan difícil aprender cosas nuevas. En fin. Es gratificante estar estudiando toda la vida, aunque sea para aprender Skype y redes sociales; por eso no te preocupes. Por cierto, ni que tus padres tuvieran 90 años…

Lo siento, querida, pero hay mucha gente que no trabaja en lo que estudió. No porque no encuentren trabajo, o porque el mercado esté saturado, que también, sino porque no fueron los mejores en sus notas por ejemplo, o por mala suerte, o por lo que sea. El mundo nunca ha sido justo ni lo será.

Debes estar contenta porque tienes un trabajo, probablemente ganando tres veces más que aquí. Ya podrás pagar un viajecito a tus Papis, ¿no?

Lamento informarte de que empezar a volver el 26 de Junio puede ser la peor idea que hayas tenido en muchos años. Yo animaría a los demás a marcharse antes, jatetú…


Eso está bien. Ser agradecido es de bien nacido y nos gusta que no renuncies a tus principios de creer en la Democracia y en la Libertad. A tus padres les costó mucho llegar a ellos.

Lamento informarte de que tienes una visión de la vida muy, pero que muy inocente. Aquí el que no defrauda en el IVA, o trata de no pagar o se lleva cosas de la empresa en que trabaja. Es raro; pero si hablas de millones de sinvergüenzas, también los hay donde vives, y a cientos. Para eso está la Ley y el Estado de Derecho: para castigar. Siempre, claro está, que se tenga una ley adecuada y los jueces no estén nombrados por el Parlamento. Pero desengáñate: seguirán estando nombrados por él y una mayor cantidad.

El pueblo, ¿colaboró en aquel cambio? Creo que más bien fueron los políticos del momento, que eran verdaderos políticos con visión de Estado y de futuro los que lo hicieron. Los demás nos limitamos a decir que sí. Que no fue poco, pero debes repasar tu historia de España.

En el siguiente punto y aparte, repites lo del Skype. Perdona, ya lo hemos entendido; no somos tontos tus papás. Perdona que te diga que si tus padres no hubieran querido la LIBERTAD habrían votado no a la Constitución y a favor del régimen franquista. ¿Quieres volver a algo parecido? ¿Qué te han enseñado en ESO y Bachillerato?

Hija, recuerda que no hay investigación sin créditos bancarios, porque el Estado siempre ha sido un nefasto administrador de recursos. Repasa los sistemas estatalistas. Y sí quieres volver a un país con gente preparada, cambia la educación y fomenta la lectura —sí no, difícil lo tienes—. Las energías renovables son las culpables del encarecimiento de la energía: estamos pagando unas malas decisiones de gobiernos anteriores del PSOE. Los salarios generalmente son acordes a lo que se puede pagar, teniendo en cuenta lo que se paga a la Seguridad Social. Pero no te diré que no hay empresarios que no lo son, y solo juntan dinero. Eso no depende del Gobierno, depende de las personas. Con que digas “investigadores” ya basta. Es lo que se llama economía del lenguaje: en este término está incluida la totalidad.

Tus hijos estarán orgullosos de ti por tener las agallas que hacen falta para emigrar, prosperar y probablemente casarte con un extranjero y no volver. Porque en el siglo XXI se impone ir siendo —cada vez más—, ciudadano del mundo.

Esto último me parece lo mejor que nos has dicho: cada uno tiene que ir donde puede desarrollar el trabajo que desea. Bien por ti. No sabes cuánta gente a lo largo de la historia de la humanidad hizo lo que se le pidió y por bastante menos de lo que ahora te da esta sociedad en la que tienes la suerte de vivir. Pregunta a Lenin, a Stalin, a Hitler a Bokassa, a Fidel, a Pinochet, Pol Pot, Kim-Jong-Un… Un etcétera demasiado largo. Eso sin remontarnos mucho en la historia.

Dices que tienes casi 31 años y eres licenciada en biología molecular. Pero lamento decirte que eres demasiado inocente todavía. Te queda mucho por aprender. Hazme caso: quédate en Inglaterra y aprende de sus mayores, no de los violentos “hooligans”. Te irá muy bien y se te curará la inocencia.

Un abrazo muy grande de tus padres que te han aconsejado siempre bien. Y no olvides que lo seguiremos haciendo por encima de todo.