Amistades comprometedoras



Pues ya ven lo que ocurre. Es lo que tiene ser hermosa (y verdaderamente, Cristina Fernández de Kirchner es hermosa como mujer: su esposo habrá sido montonero, terrorista o lo que sea… pero desde luego tuvo buen gusto cuando se casó con ella): que todo el mundo te va detrás. Esperaremos a ver qué tal lo hace como presidenta de una de las naciones más castigadas por la corrupción, la violencia y el FMI. Mientras tanto, disfruten de su bonito primer plano (el resto de la foto es circunstancial…).

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.