No es país para inocentadas


Hoy, 28 de diciembre, las bromas están permitidas. Hay anuncios de todo tipo: que si Lerele Pajín ha decidido optar a la Secretaría General del PSOE (en cuyo caso pasaría a llamarse Secretaría Generala de la PSOA), que si Rajoy, echando pelillos a la mar, ha nombrado a Rubalcaba nada menos que Director de la Guardia Civil…

Quizá de todos modos sí sea bueno reírse de nuestra casta política, teniendo en cuenta que ellos se ríen de nosotros todos los días del año. Una inocentada que me ha parecido de las buenas es la que comenta D. Francisco Rubiales Moreno en su blog. Les extraigo un párrafo:

Mariano Rajoy, en un gesto inesperado por su contundencia y trascendencia, ha decidido lanzar una intensa campaña de limpieza democrática cuyo objetivo es liberar a España de los numerosos corruptos y delincuentes instalados en la política. Tras haber informado al rey de su decisión, Rajoy, flanqueado por su flamante ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, se ha reunido con los máximos representantes del Consejo General del Poder Judicial, del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional para expresarles su intención de limpiar España de indeseables y encargarles que preparen juntos la estrategia jurídica y procesal pertinentes.

Está clarísimo, tanto para ustedes como para mí, que esto es una inocentada de las buenas. Sobre todo, porque ni de coña se va a producir. Rajoy «respetará» (y hará mal) las designaciones digitales de sus predecesores e intentará trabajar con unas instituciones llenas de topos que seguirán siendo fieles al desgobierno anterior. Con lo cual se están sembrando las semillas de la repetición del anterior período del PP: cuando la despensa empiece a llenarse aparecerán otra vez las ratas, cucarachas y alimañas que minarán (o intentarán minar) el Gobierno desde dentro. Y el PP, more suo, no hará nada, porque en su ADN no está incluido lo de defenderse de esas especies. Pero en fin, esto es adelantar mucho los acontecimientos.

Centrándonos en lo que toca hoy, prefiero hacerles más bien una propuesta seria, tal que ésta: ¿por qué no declarar el 28 de diciembre algo así como el «Día Nacional a favor de la Vida Dependiente», entendiendo por tal a la que se está gestando en el vientre de la madre? Ya que no se pueden declarar «Días internacionales contra» (eso no queda muy «progresista» ni es «políticamente correcto»), que en este caso lo sería «contra el aborto», por lo menos quedaría constancia de que el Gobierno se acomoda al sentir de una mayoría social (perdón por el politiqués) que no está de acuerdo con las prácticas abortivas que el anterior gobierno permitió, alentó, legisló y subvencionó, siguiendo el programa del Livre Blanc de la laïcité.

No está el patio para bromas (gracias, PSOE), pero bien está que al menos por un día nos permitamos alguna que otra risa floja a cuenta de la casta política…

Anuncios

2 comentarios en “No es país para inocentadas

  1. Evidentemente Rajoy era la mejor opción pero, con esta sangre que tiene, la que nos espera!
    Felicidades a todos los socialistas de derechas que han ganado las elecciones.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s