Politkom Bolaños


En China se están dejando de las zarandajas del “hombre nuevo” y van poniendo el traje Mao en bolitas de alcanfort. Empiezan, muy al contrario, a hablar de religión y de propiedad privada (no se puede vivir sin Dios ni sin dinero; sobre todo sin lo segundo). Mi opinión es que están cambiando la piel de dictadura de izquierdas para acabar luciendo la de dictadura de derechas, más acorde con los tiempos que corren, que ya no son los que corrían.
En España, sin embargo, algunos parecen no haberse enterado. No se han enterado de que el comunismo como sistema político y referente ideológico fue derribado en noviembre de 1989. Tal es el caso del camarada comisario Bolaños. El gospodin politkom Bolaños ya estuvo metido en líos debido a su gran bocaza; y estamos seguros de que hubiera hecho una gran carrera a la sombra de Lavrenti Beria, a juzgar por las trazas del personaje.
Pero lo peor es que el camarada comisario Bolaños reinicide. Ya al señor Esteban Gómez Rovira Jr. le acabó llamando (a él y a todos los que piensan como él, claro) panda de fachas y neonazis“, “fascista de mierda” o “subnormal” y aún más. Nos lo cuenta Periodista Digital:
Rovira, que se identificó con nombre, apellidos y número de colegiado en el Colegio de Abogados, considerando que “ya entra dentro de la chulería más que en la falta de educación” la actitud de Bolaño, le responde diciendo que “sospecho que su futuro profesional es negro cual carbón”, pronóstico que debió sentar muy mal al dircom del ministro, que ya sí, respondió diciendo “hablas de tu puta madre, cerdo hijo de puta”. A este correo sólo llegó una contestación, en la que Rovira le informaba de que se verían en los tribunales.
Pues bien. Otra de las gracias del camarada comisario ha sido encararse con el señor Jordi Barbeta, de La Vanguardia y decirle con mucho cariño: “Te juro que no voy a parar hasta joderte”. Uno puede no simpatizar con el periodista que le pone a parir. Incluso con el diario en el que trabaja dicho periodista. Pero lo que no es de recibo son las maneras prepotentes del camarada comisario, Zhdanov redivivo o trasunto del sargento Highway (al menos ése logró que aquellos desgarramantas se comportasen como verdaderos soldados).
Significativa ha sido también la ausencia de artículos en favor de la independencia del señor Barbeta y de su derecho a criticar al poder (ésa es una de las funciones principales del periodista, precisamente: ser mosca cojonera del poder y no su primer lameculos). Tal como denuncia José García Domínguez en Libertad Digital, nadie ha salido en defensa del redactor, a pesar de ser “uno de los nuestros” de toda la vida, lo cual dice bien poco del Col·legi de Periodistes de Catalunya. Que no lo hicieran con Josep Clemente, que con un par se atrevió a poner como chupa de dómine el sacrosanto oasi català “puede tener un pase”; pero que nadie defienda a uno que “es de la cuerda”… vamos.
Creo que ya lo he comentado en algún otro post. Que con el Tripartito bis nos encaminamos a pasos lentos pero sin retroceder a la República Socialista Soviética de Catalunya. Los troglodíticos modos y maneras del politkom Bolaños, del que no se tiene noticia de que haya presentado dimisión o de que Montilla le haya cesado fulminantemente parecen un indicio más que evidente.
Anuncios

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s