Dolores de parto


Hay que ver, hay que ver lo que le cuesta a un progre decir «España». La prueba está en que Z ha tenido que ir de forma sorprendente e inopinada a retratarse con el Ejército después de que el Rey le tomase la delantera yéndose a Afganistán. Mucho «Gobierno de España», sí; pero a la hora de la verdad, quién sabe por qué se le lengua la traba a nuestro inefable y es que… caramba, no le sale. Eso sí, menos mal que se acordó de brindar por el Rey, a quien está deseando sustituir como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Pero lo de España, como que no. Naturalmente, ha sido un «lapsus», al igual que lo de la T-4 fue un «accidente». Tuvo que ser un soldado anónimo el que gritara «¡Viva España!», que fue secundado por toda la tropa como un solo hombre, como es de rigor.

Hay que comprender al pobre Z. Si Dios quiere, le quedan ya dos meses en Moncloa. Y no puede aprovechar la coyuntura de un nuevo atentado de Al-Qaeda para mantenerse allí, porque esta vez el atentado se perpetraría contra él. Claro que si tal sucediese, posiblemente la COPE, El Mundo y La Razón pusieran el grito en el cielo, pero no habría manifestantes que asaltaran las sedes del PSOE, ni caceroladas violando la jornada de reflexión. Nadie llamaría a Z «asesino» y seguramente en los medios «adictos» se preguntarían con dolor «¿qué hemos hecho para merecer esto?» aparte de echar la culpa del nuevo atentado a Aznar, que siempre les ha resultado políticamente rentable aunque moralmente sea una ignominia (y además, está retirado de la política activa).

Al pobre Z se le viene todo encima. Imagínenlo como una parturienta. Él, tendido en la cama, sudando a mares de los ímprobos esfuerzos. Por un lado, la Voguemomia y Rubalcaba diciéndole por lo bajo: «Dilo, por el gran Arquitecto Hiram. Mira que si no lo dices, ¡perdemos las elecciones!». Por el otro, los nacionalismos cavernícolas de Ibarretxe, Quintana y Carod, juntamente con Josu Ternera, portavoz de todos ellos, con el garrote preparado y txapela calada hasta las cejas: «Que como lo digas te arreamos, ¡me cago en Dios, joder, pues!». Y Z en medio de todos ellos, haciendo esfuerzos sobrehumanos, no se sabe si para decir la palabra o para no decirla, o para decirla sin decirla, o para no decirla diciéndola, cual Penélope en estado de buena esperanza… «¡¡¡¡Esssssssssssssss… ppppppppp…aaaaaaaaahhhhhhhhh!!!!». Y Josu Ternera levantando el amenazador garrote: «¡Que te arreo, ¿eh?!»… Y Rubalcaba y la Voguemomia diciendo: «¡Vamos..! ¡Empuja! ¡Suéltala ya…!».

Al otro lado de la puerta, Rajoy comenta con Acebes: «Verásh cómo no le shale… verásh cómo no le shale…». Con el rabillo del ojo, Rajoy mira a Arriolín, quizá para pedirle permiso para decir en la próxima rueda de prensa que a Z no le sale. Pepiño está fuera del hospital, arengando a las masas: «¡Los fachas peperos no pasarán! Vamos, repetid todos conmigo: ¡El conceto es el conceto!». Y las masas (en realidad, doscientos o trescientos giliprogres a los que ha habido que poner el autobús y un bocata de jamón porque si no, nanay de nanay), repitiendo mansamente la famosa frase.

Al final, después de tanto esfuerzo y tanta espera, sale Bernat Soria, insigne tocólogo. El hombre está sudoroso porque se ha afanado mucho con Z. Abre los brazos, tribunicio, y dice sin poder disimular la satisfacción:

—Señoras y señores: tengo que darles una noticia.

—¿Es buena? es mala? —se alborotan Acebes y Rajoy—.

Z ha dado a luz un aborto. Bueno, en realidad no ha llegado a nacer porque le hemos mantenido dentro de su boca tanto como ha sido posible. Pero finalmente se ha aflojado la presión y casi que no ha hecho falta usar el garr… digo, el fórceps.

Rajoy y Acebes ponen cara de apenados. Pero siguen preguntando.

—Pero… ¿Y entonces España? ¿Qué pasa con España?

—¿Es que no lo han oído ustedes? ¿No me he expresado claramente? ¡España se-ha-ido-a-la-mier-da! ¡A la mier-da! —dice Soria, recalcando cada sílaba.

Acebes abre mucho los ojos un momento. Iba a decir algo, pero al final se queda cabizbajo. Rajoy, en cambio, se pone a pensar: «Mira que esho me shuena… mira que esho me shuena… ¿Dónde lo habré leído yo? No puede sher… en un blog no lo puedo haber leído». Llama a Arriolín y le consulta en voz baja:

—A ver, Pedrito, a ver… ¿tú recuerdash dónde hemosh leído lo de «España she va a la mierda»?

Arriolín hace como que se lo piensa. Y de pronto se le hace la luz.

—¡Ya lo tengo, Presidente! —no lo es (aún), pero hay que tratarle como tal para que se lo crea y se vea en el papel: técnicas del marketing político—. Fue una vez que aterrizamos en un blog de un tal Daniel. Pero no volvimos a entrar en ese blog.

—Sherá eso —dice Rajoy—. ¿Y por qué no volvimosh?

—Pues porque nos daba demasiada caña y ya sabes, Presidente: tan mala es la falta de crítica como su exceso. Además, hemos de mantener el perfil bajo…

—Claro, claro… Perfil bajo, shiempre.

Acebes tercia en la conversación:

—Bueno, pues otra vez será. Venga, os invito a un café. ¿Venís?

—Vámonosh —dicen los otros dos, cabizbajos—. Aquí no tenemosh nada que hacer.

Lo decía Pazos en Airbag: «Carmiña… oye, dejo esto, ¿eh? Es muy estresante… Interesante no, mujer, estresante». Pues nada, por nosotros, que lo deje Z, que lo deje. Que a fin de cuentas ya tiene su pensión vitalicia. Le prometemos que sin él nos gobernaremos mejor, aunque sólo se trate de poner a Rajoy en su lugar.

Anuncios

14 comentarios en “Dolores de parto

  1. Que Z, un tío que odia a la Nación, no grite ¡Viva España!, me parece bastante comprensible. Sin embargo debería hacernos reflexionar el hecho de que sí diga “¡Viva el rey!”. Eso es algo que les pasa a muchos progres, entre ellos a Rubbing my conejo, que odian a España, pero en cambio les encanta el rey. ¿Por qué será?En cuanto a Pepiño, creo que compararle con Pazos suponerle un nivel que no tiene. Pazos provoca una carcajada cada vez que abre la boca, Pepiño lo único que produce en quien le escucha es pena y compasión. Un saludo y felí 2008

  2. Amigo Aguador,¿El gobierno ha estado husmeando en mi blog? xDLo vengo diciendo: Este país se va a la mierda, con Rajoy se irá más lentamente y con el sr. zETA un poco más rápido, pero estamos jodidos.¡Si ya hemos aceptado todos que decir “viva España” es de fachas!En cualquier caso, lo raro hubiera sido oirselo decir a zETA, un tipo nefasto que ha demostrado miles de veces que se avergüenza de ser español. ¿Qué engendro va a salir de ese parto?Un saludo

  3. #Amigo República Rojigualda:
    Probablemente, de salir en aquella mítica película, Pepiño no sería más allá de un contrabandista de cuarta. xDDDDDDDDD
    Lo de las menciones al Rey supongo que tiene que ver con aquello que dicen que el Rey “siempre se llevó mejor con la izquierda que con la derecha”. Pero se dicen tantas cosas y el Rey está protegido por una capa tan espesa que vete tú a saber…

    #Amigo Daniel:
    No, hombre… el gobierno no. El gobierno ya sabe que “eres un facha pepero” y “un elemento subversivo muy peligroso para el Estado”, como HDZP, como Caballero ZP o como un servidor. Quien husmeó en tu blog fue Rajoy, acompañado naturalmente de Arriolín. Vieron tu blog y meneando la cabeza, Rajoy dijo: “Con eshte chico no vamosh a ninguna parte. No le podemos manejar como noshotrosh queramosh”. Y Arriolín diciendo a todo que sí, por aquello de que “el Jefe siempre tiene razón”.

    xDDDDDDDDD

    Saludos
    Aguador

  4. Amigo HDZP:Pues a ver si entre todos conseguimos que el 9 de marzo se vaya de la Moncloa. Rajoy será malo, pero no puede ser peor que éste…Saludos,Aguador

  5. Amigos Pere y Caballero ZP:Eso me temo, que de olvido nada de nada. Claro que de cara a la galería eso ha sido un “lapsus”. Nos reafirmamos firmemente en nuestro deseo firme de que Z reciba una buena patada en el trasero que lo mande a casa el 9 de marzo…xDDDDDDDDSaludos,Aguador

  6. Amigo Aguador:De un idiota nunca se puede esperar nada bueno. Lo sabían muy bien los griegos: “ο ιδιώτης” es la persona privada o particular que sólo se ocupa de sí mismo, el simple ciudadano, el hombre común, el plebeyo: también, el soldado raso, y , por supuesto, el ignorante, el rudo, el vulgar, el inexperto y el profano en todo.ZP es un idiota, con el sentido que los griegos daban a idiota, opuesto al que persigue el bien común. No se pueden pedir peras al olmo, en el caso del impresentable. La única esperanza que nos queda es que la gran mayoría de los votantes españoles no sea tan idiota como su presidente, el cual debería recibir el gran varapalo que se merece.Con gran pena compruebo que ninguna de sus fechorías me extrañan, y con asombro veo la gran cantidad de personas que, todavía hoy, justifican todas sus acciones.Me ha gustado mucho la entrada. Es verdaderamente buena, imaginativa. Aunque no soy, en absoluto, nacionalista, ¡Viva España!, ¡Viva Aguador!Un saludo

  7. ZP es un hipócrita de mucho cuidado, ahora se flanquea de 6 banderas de España en el Día de Homenaje a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado fallecidos en acto de servicio, supongo que para aparentar algo que no es.

  8. Amiga Calandria:Jeje. No tanto “viva yo”, sino mejor “VIVA ESPAÑA”, eso que debió decir Z y no dijo porque no lo siente (eso siempre sale de dentro). Y ¡viva Calandria! también, por supuesto.Amigo Gazulin:Por mucho que trate de aparentar, todos sabemos ya que se trata de un gesto “obligado” por electoral. No tiene mayor alcance que ése. Y lo mismo si él mismo hubiese aparecido envuelto con la bandera nacional. Nadie con dos dedos de frente le cree.Saludos,Aguador

  9. A Zp no le sale. Para decir “viva España” hay que sentirlo. Él no lo siente. No le podemos hacer nada. Es Presidente por accidente y no tiene noción de patriotismo, aunque quiera hacernos enseñanzas de su significado. A Zp le va más un “viva la República” o un “viva Pablo Iglesias”. Porque don Pablo es como don José Luis, idólatra de un partido que se mantendrá dentro de la legalidad siempre y cuando esta les favorezca. Cosas de los ciclos.¿Me permitiría sumar su blog a mi directorio de enlaces?

  10. Amigo Claudedeu:Por supuesto que permito que me añadas a tu directorio de enlaces. Y me siento muy honrado por ello.Saludos,Aguador

  11. Como ya he comentado, si para ZP la nación es un concepto discutido y discutible, es más que posible que el concepto de España ni siquiera exista.En su línea.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s