Tamagotchis


Vuelvo hoy a asomarme por mi blog y dejarles lo que consideraremos una breve nota. ¿A cuenta de? Pues de algo que ocurrió ayer en Twitter e hizo que muchos recalibráramos a cierto conocido personaje, que pasa por ser periodista y aparece con cierta frecuencia en alguna cadena de televisión.

Es indiscutible que el tamagotchi es un «invento de la izquierda». ¿Pero qué es un tamagotchi? Les propongo la explicación de Anghara respecto del tal conceto:

Son esos trepillas cuya insolvencia intelectual es inversamente proporcional a su sectarismo y que lamen lo que haga falta para ir en una lista que en su caso es tonta. Son el producto de la partitocracia. Los pisamoquetas. Tienen futuro en lo que la casta llama política, que es politiqueo. Son personas que no toleran la más mínima discrepancia y que se dedican a la adoración del líder, con ocasión y sin ella. Fanáticos, vamos. Los Ruby Marmolejo de uno y otro signo.

Por supuesto, estoy absolutamente de acuerdo con ella. Son personas de adhesión inquebrantable y lealtad acrisolada al Líder (jawohl, mein Führer?), «curtida en mil batallas». A los políticos les encanta esta clase de «lealtad», mucho más cuando ésta es (dudosamente) desinteresada. Vean, si no, este ejemplo. Es de 1923, pero por desgracia sigue estando de actualidad:

En un mítin de masas […] queda eliminado el pensamiento. Y como éste es el estado mental que necesito, porque me asegura la mejor caja de resonancia para mis discursos, ordeno a todos que vayan a los mítines, donde se vuelven parte de la masa, les guste o no, tanto los «intelectuales» y burgueses como los trabajadores. Yo me mezclo con el pueblo, y sólo hablo con ellos como masa.

Suena a conocido, ¿verdad? Los políticos (y en esto los españoles no son una excepción) echarán grandes discursos sobre la democracia participativa y bla-bla-bla; pero en el fondo sueñan con esa especie de devoción. Los políticos necesitan esos tamagotchis: para repetir incansablemente sus consignas, para pelearse con los tamagotchis de signo contrario al suyo (que también aportarán sus consignas) y, en su caso, para llamar «traidores» o «antipatriotas» a aquellos que intentan mantener la cabeza sobre los hombros en medio de tanta insania colectiva (o colectivista).

Digamos, pues, que no molesta y hasta se acepta que pueda haber personas así, cuyo horizonte mental y espiritual comienza y termina en el Partido, pues «de él nace toda vida» para ellos. El problema surge cuando pretende pasar por tamagotchi una persona a quien se le supone cierta cultura y capacidad de discernimiento (fundamental). Tal era el caso de Federico Quevedo… hasta ayer. Me sorprendió desagradablemente que atacase a Francisco José Alcaraz, acusándole (no cito textualmente) de «ser muñeco de Federico Jiménez Losantos y de Pedro J. Ramírez». El ataque es (casi) comparable al del infame Sorrocloco, al afirmar que a Alcaraz «le tocó la lotería cuando asesinaron a su hermano y a sus dos sobrinas». Pueden ustedes leer todo el catálogo de infamias que ha vomitado Quevedo sobre Alcaraz aquí.

En resumen: no me importa si el señor Quevedo está buscando un cargo, bufanda, prebenda, canonjía o gabela de Mariano. O si lo hace de forma desinteresada, por «caer bien» al futuro establishment. Pero lo que no puede hacer Quevedo es insultar y enmascarar la realidad (mentir, en román paladino) sólo porque él tiene dueño y otros no. Aunque parece que en la antes honorable profesión periodística la moda actual es tener amo y no el compromiso irreductible con la verdad. La verdad es hoy «lo que yo te diga en cada momento que es», dicen los poderosos de cada momento. Y mira tú por dónde, el PP va a tener escribas al dictado. Que es lo que pretendió Aznar de Jiménez Losantos, Luis Herrero y el recordado Antonio Herrero. Y no obtuvo, porque FJL ya venía de conocer a los totalitarios del siglo XX y no estaba dispuesto a hacer de escriba de nadie. Otros, sin embargo, parecen no tener escrúpulo moral en tener amo y ladrar lo que éste les diga. Pues lo dicho, señor Quevedo: amén.

Anuncios

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s