Epitafio de Rivera (y III)


Llegados a este punto, resulta que Rivera, privado de su discurso básico y fundamental, ha de encontrar algo. Él y su equipo se ponen a la tarea y llegan a una primera conclusión, como Descartes: «No somos ni de derechas ni de izquierdas; y por eso tomamos un poquito de cada cosa». El caso es que por descarte uno no llega a una definición positiva que digamos: bien está que uno diga lo que no es, pero mejor es que diga lo que sí es. Sin embargo, C’s se enreda siempre en un barullo nominalista para acabar no diciendo nada en concreto. Recuerda un poco a una escena de Una terapia peligrosa. Paul Vitti (Robert de Niro) está K.O., llorando como una magdalena a causa de un anuncio. Su segundo de a bordo, Jelly (Joe Viterelli, genialmente doblado por Pepe Mediavilla), le pide a su psiquiatra, Ben Sobol (Billy Cristal), que le suplante en una reunión muy importante de mafiosos. El diálogo importante es éste:

–Doctor, si tiene que hablar… bien, intente ser impreciso. ¿Podrá hacerlo?
–Soy psiquiatra. Puedo ser muy impreciso.

Esa imprecisión respecto a lo que pretendía ser de mayor facilitó a C’s por un lado aspirar a heredar primero a la pesoe (opción más o menos natural porque en aquel tiempo se definían como liberal-progresistas). Pero apareció una formación más o menos radical (Podemos) y le dejó sin agua por ese lado. Luego aspiró a heredar al PP, algo que parecía posible porque el PP se había vuelto tan progre que era indistinguible de la pesoe. También llegaron tarde a eso, porque lo nacional se lo quitó una formación nueva simplemente de derechas (VOX). Lo único que distinguía al «gran partido de centro-derecha» y al «gran partido de centro-izquierda» (y lo sigue haciendo) es el volumen de los robos. En cualquier caso, las máquinas de poder y las picadoras de carne de ambos partidos estaban bien engrasadas y demostraron a Rivera que no estaban en situación de ser heredados.

No obstante, el momio se vendía. Salió una figura importante, Inés Arrimadas, jerezana de pro que nunca, ni residiendo en Cataluña, renunció a su jerezanía, si me permiten el neologismo. Consiguió un doblete que hoy parece imposible: conseguir que su partido fuera la lista más votada en Cataluña sin ponerse la “i” entre sus apellidos y hacerle la campaña en Andalucía a Carapalo Marín, consiguiendo que éste se sentara en la Hunta nada menos que como vicepresidente.

Y aquí es donde viene lo importante. Así como hubo «maniobras orquestales en la oscuridad» para laminar a UPyD del panorama político, es mi opinión que también las hubo para descabalgar a Rivera del machito. Lo primero, esas extrañas defecciones-decepciones del verano, con Toni Roldán, Juan Carlos Girauta y Javier Nart a la cabeza. Éste último dejó el partido pero no el escaño en el Europarlamento (legítimo, pero moralmente cuestionable). Luego, las maniobras de Monsieur le Commissaire (Valls) que al parecer quería su propia corriente en C’s y que al principio había sido saludado por Rivera como apuesta personal. Resultó que sólo quería segarle la hierba bajo los pies. Su sospechosa obediencia masónica podría ser un hilo del que tirar.

Y luego, una reunión Bilderberg con –seguramente– Ana Patricia Botín, a la que asistieron Casado, Arrimadas y el propio Rivera. Me malicio que en esa reunión, visto el panorama, el IBEX-35 planteó a Rivera  ─por conducto de Botín pasar el testigo a Inés Arrimadas, toda vez que ella era una figura ascendente y él descendente. Y bueno, Rivera pondría cara de «usted no sabe quién soy yo» y «tengo 57 diputados y estos son mis poderes». Y supongo que Botín no movería un músculo de su cara (las Ice Queens no hacen eso), pero habría tomado ya su decisión.

De ahí el ridículo que hizo en el debate previo a las elecciones (lo del tocho era para plantarse delante de él en plan Chiquito, con esos andares escocíos que gastaba y decir «No puedor»). Y también el hecho de que, aunque no se hubiera hecho público, Malú, su actual pareja, estuviera embarazadísima y que ambos ocuparan más espacio en las páginas del corazón que él en las de Nacional. Consecuencias de todo lo anterior: C’s se pegó un hostión de reglamento. Perdió 47 diputados.

Como Tom Cruise en Jo, qué noche (Risky Business): “¡Pero qué coño!”

La despedida de Rivera fue más francesa que Monsieur Valls, lo cual se nos antoja lógico si tenemos en cuenta que estaba más preocupado por su situación familiar que por la debacle electoral (y además, la política y cambiar pañales, aunque se parezcan, en el fondo no se llevan bien). Otras defecciones notables han sido las de Villegas y de Fran Hervías, conocido en la casa como el Hervidero (hervido ya en su propia cazuela) y prácticamente sin simpatías. Aunque, naturalmente, «ha puesto su cargo a disposición del Partido», vamos a ver si la nueva directiva le acepta entre sus filas.

La otra consecuencia es que los resultados electorales han pillado a Arrimadas igualmente embarazadísima y además, no saldrá de cuentas hasta junio si todo va normal. Lo que significa que hasta que se produzca el feliz natalicio estará en cuarentena y que quien tendrá que gestionar el marrón será una gestora. Vamos a ver.

Cuentan las malas lenguas que Rivera quiere buscar asilo en la universidad. Si quieren mi opinión, la Universidad debería dar cabida a personas honradas, decentes y con espíritu de servicio a España a través de la educación. No a políticos en horas bajas. Y que quiere escribir un libro. Muy bien. Pues que lo escriba. Y que plante también el árbol, no sea que Greta Zumbada se entere y le eche una bronca por no favorecer el medio ambiente.

 

Autor: Aguador

Mi vida personal no tiene gran cosa de interesante...

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .