Tonto, pero no absoluto


Tomamos prestado del amigo Jesús Salamanca este post, que a mí me parece muy interesante.

Se suele decir que los viejos, los niños y los menos avispados dicen las verdades cuando menos conviene y en el momento más inoportuno. Pues eso mismo es lo que leo en la bitácora de ‘Pepiño’ Blanco, don José. También ha dicho algunas verdades que han sentado muy mal en el seno del Partido Popular y, particularmente, entre sus dirigentes. Según él, perdieron las elecciones de 2004 porque no supieron trabajar y, además, mintieron a la población.

Vayamos por partes. Nadie duda que no supieron estar a la altura de las circunstancias. Por aquel entonces, hasta las encuestas menos creíbles daban una mayoría absoluta al PP. Y quienes no se la daban, sabían que se quedaría en puertas. De ahí que lo vieran todo tan claro y se relajaran en las costumbres. El resultado es el que todos conocemos, con los condicionantes que se produjeron: atentado brutal, mentiras a la población, ocultamiento de datos, ‘cuchillada’ socialista a la democracia, cacerolada sociata y lo peor de todo: muertos, muchos muertos, ninguna seguridad y exceso de prepotencia aznarista. Todo ello, sazonado con especial ridículo de Angelito Acebes, dio con los ‘populares’ de bruces en la calle.

El grueso del PP se encontró a la intemperie y con el problema de tener que colocar a los suyos en los aledaños de los gobiernos autonómicos, llegando a amenazar a muchos funcionarios para que abandonaran los puestos de libre designación que ocupaban en muchas comunidades autónomas. Había que colocar a los estómagos agradecidos como fuera. En muchos casos fueron los directores generales quienes se guardaron y tragaron el marrón de tener que hablar con sus asesores menos dóciles y que no seguían la disciplina de partido, como sucedió en varias consejerías de Castilla y León. De momento lo dejamos así; de los directores generales implicados iremos hablando y desgranando hechos poco conocidos de aquí a las elecciones generales. El ridículo suele ser su fiel compañera, como lo es la muerte para el legionario.

El secretario de Organización del PSOE,Pepiño’ Blanco, don José, ha dado los detalles que precisaba la noticia. «Hay dos cosas que los votantes no perdonan a los partidos: la primera es que les engañen. La segunda, que no suden la camiseta, que no den todo lo que tienen y lo mejor que tienen. El Partido Popular perdió en 2004 unas elecciones que creía tener ganadas por caer en ambos errores». La exposición de ‘Pepiño’ coincide con lo que suele repetir Pedro J. Ramírez y que ya hemos citado en alguno de nuestros artículos. Por lo visto, Mariano Rajoy está rodeado de «vagos que no pegan ni sello. Y menos aún en fin de semana».

Si a esa vagancia que hoy es una realidad contrastada, sumamos cómo se las gastan algunos alcaldes ‘peperos’ en su actitud con los ciudadanos, como es el caso del alcalde salmantino, no es de extrañar que el PP vaya en franco retroceso en las encuestas. Rajoy ha dejado tirados a sus votantes y a la AVT recientemente. Y en la derecha no perdonan esas frivolidades. Que se lo pregunten al alcalde Lanzarote y a la desconfianza que ha generado en su partido, tras el intento de subir impuestos en vísperas electorales. No solo se la ha envainado, sino que ha tenido que bajar a recogerla y limpiarla, arrastrando su indignidad por la hermosa ciudad charra.

En algunas comunidades, los ‘peperos’ están excesivamente acomodados. Las elecciones generales son para que se ganen los garbanzos quienes van al Parlamento y al Senado. A los procuradores regionales no les gusta que les hagan trabajar en aquello que no les compete y que en gran medida desconocen. Incluso, directores generales que repiten legislatura tras legislatura desaparecen de la escena para que no les reclamen sacrificios. Algo parecido es lo que hacen muchos senadores cuando llegan elecciones autonómicas. Es lo que llaman desde fuera ‘solidaridad pepera’; es decir, no dejes la espalda a mi vista y menos las patas del sillón sin protección.

Ahí radica la diferencia entre PSOE y PP. Los primeros ya han empezado a sudar la camiseta, como les pidió el presidente Rodríguez hace dos semanas, mientras que en el Partido Popular ni siquiera la han desempolvado todavía.

Comentario nuestro. Se suele decir «del enemigo, el consejo». Y aunque sólo sea por esta vez, Pepiño parece haber percibido correctamente lo que ocurre en las filas del PP, mientras ponen sus barbas a remojar. De los dos errores que menciona Pepiño, el PSOE ha cometido los dos también. Pero el PP cometió sobre todo el primero, el de creer que «lo tenía todo ganado». Y particularmente, en Castilla y León, pareciera que Juan Vicente Herrera se cree eterno y que se retirará cuando tenga ganas de «disfrutar de un bien merecido solaz tras años de fructífero servicio al Partido, a la Comunidad Autónoma y a España».

No sé hasta qué punto Rajoy está sudando la camiseta. Pero con declaraciones como la de los últimos días («Yo no se lo voy a exigir»), uno se queda perplejo y duda entre votar al PP tapándose la nariz o simplemente no ir a votar. Tal vez hagamos un acto de fe y recemos a la Verge de Montserrat para que ilumine al dirigente popular y no le permita decir semejantes… barbaridades. También va un aviso para Rajoy: «según qué amigos se tienen, no hacen falta enemigos». Y a buen entendedor pocas palabras han de bastarle. Y si no es así, que deje paso.

9 comentarios en “Tonto, pero no absoluto

  1. Hola Aguador, una reflexión interesante de Jesús Salamanca. Yo siempre le leo.Pero lo que si es cierto es que el PP remonta las encuestas, aunque los progres insisten desesperadamente en hacer creer todo lo contrario.Un gran abrazo, a media máquina ando, con un virus que está dando aquí, con fiebre por varios dias.Martha

  2. Aguador, y me encantó escuchar The man I love.Tenía años sin oirla. Ya se que está aquí.Otro abrazo, Martha

  3. Apreciada Martha:Es que Gershwin será siempre Gershwin y Etta James hace una interpretación digna de figurar entre lo mejor del jazz…Besos,Aguador

  4. Lo único que está claro es que como en el PP no se pongan las pilas de una vez y dejen de hacer el capuglio, vamos a tener Rodríguez el Traidor hasta el final de los tiempos.

  5. Exactamente, Aguador. Pero luego lees a gente como Javier Dorado que está muy contento de que por fin según EGM FJL pierda audiencia en vez de dar caña a Zapatero.Es PENOSO. Fíjate: hasta dan la razón a Pepiño que no es un lince precisamente…

  6. Por ahí va la ONDALa Cadena SER cierra el año con 5.056.000 oyentes, casi tres millones más que su inmediato competidor, la cadena de la Conferencia Episcopal, que baja su audiencia en más de 100.000 oyentes. La Cadena SER tiene casi 400.000 oyentes más que la suma de la audiencia de la COPE, Onda Cero y Punto Radio, sus inmediatos competidores.La Cadena COPE se sitúa en segunda posición en la radio generalista, con 2.241.000 oyentes (2.895.000 menos que la SER). En tercer lugar está Onda Cero, con 1.997.000 oyentes diarios (3.059.000 menos que la SER). Radio Nacional ocupa el cuarto lugar con 1.098.000, Cataluña Radio, la quinta posición con 514.000 y el sexto lugar es para Punto Radio, con 507.000.El «talibán de sacristía» se ahoga en su mar de mentiras y arrastra a toda la horda pepera.

  7. pepín…Al EGM ya lo pillaron de marrón, como recordarás. Y no fue Federico, precisamente, sino José Antonio Abellán, un periodista deportivo. Así que supongo que las cifras que citas del EGM pueden ser puestas, como poco, en cuarentena.Se agradece que, aunque intentes colar tus cuñas, hayas abandonado el tono faltón e insultante de otros comentarios anteriores. De paso, abrimos el derecho de réplica por si alguien quiere aportar argumentos en contrario.

  8. En 2006 una infiltración de periodistas el Estudio General de Medios (EGM), organizada por él, desató una fuerte polémica mediática y jurídica. La infiltración consistió en que reporteros bajo sus órdenes fueron contratados, ocultando su condición, como miembros del equipo de encuestadores para la elaboración de dicho estudio.Según Abellán, se trataba de una investigación para poner al descubierto la vulnerabilidad y poca fiabilidad del proceso de recogida y tratamiento de datos que sirve para esablecer los índices de audiencia de los medios, de importancia capital para establecer los ingresos publicitarios.Por su parte, la AIMC afirmó que lo que habían hecho los periodistas de la COPE había sido inflar los datos relativos a dicha cadena, competidora de la SER, durante varios meses.En aplicación de su versión de los hechos, y no atendiendo a la versión que a posteriori dio Abellán y respaldó su emisora, la AIMC expulsó a la COPE de la organización y la apartó del EGM. Tras varias semanas en que esta decisión quedó en suspenso por orden judicial, a principios de julio la COPE y la AIMC llegaron a un acuerdo mediante el cual, tras aceptar la cadena de radio pagar los costes del proceso, esta podía volver a la organización y al informe de audiencias.La manipulación está ligada a esta cadena.

  9. pepin…Supongo que también habrás leído esto.P.D. ¿En el PSOE no os enseñan a citar las fuentes? Porque los argumentos que citas están sacados o bien de El País o bien de «El Plural», aunque no hay forma de saberlo, claro…

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.