Es para morirse (Ahora o Nunca)


Acabo de ver la película Ahora o nunca, con Jack Nicholson y Morgan Freeman, dos pesos pesados de la interpretación estadounidense. Es una película interesante, siquiera sea porque ninguno de los dos se rebajaría (creo) a hacer un trabajo con un guión de menor calidad. La película, por supuesto, comienza planteando uno de los grandes dilemas de nuestro tiempo: ¿qué harías tú si te quedara apenas un año de vida?

Se supone que cuando llegas a ese punto y a una determinada edad todo deja de tener importancia, para concentrarse en dos extremos: o bien el de "cómo morirse correctamente". O sea: la mujer (marido) llorosa, hijos, hermanos y familia toda congregados alrededor de tu cama mientras tú tratas de espicharla con un poco de dignidad. En una cama se tiene mucho tiempo para pensar. En lo que hiciste, en lo que no hiciste… el famoso repaso, en el que las escenas de tu vida van desfilando como una procesión de Semana Santa ante tu mente. Sientes el dolor, el remordimiento, la culpa y la impotencia de que todo eso pesa en tu corazón y no puedes hacer nada por evitarlo.

Ahora o nunca escenifica la rebelión respecto de la esta "estampa familiar". Sí, te queda un año de vida. ¡Pero no tienes obligación de dar lástima mientras te vas extinguiendo, coño! Claro que el punto hollywoodense lo pone el personaje de Jack Nicholson: multimillonario y propietario del hospital que, casualmente, aterriza en la cama contigua a la de Morgan Freeman. Al menos y que yo tenga noticia, en ningún hospital español ningún paciente terminal tuvo la suerte de que aterrizara un multimillonario como compañero de habitación.

En cualquier caso y saltándonos ése detalle obligadamente hollywoodense, la película es un fresco recordatorio de la desvergonzada versión que hizo Lewis Caroll de la poesía horrendamente victoriana "Sois viejo, padre Guillermo". Cuando te queda tan poco tiempo de vida, ¿qué te ata a tus antiguas costumbres? ¿Qué te ata a tu antiguo modo de vida? Incluso, ¿qué te ata a tus creencias, a tu antiguo "yo"? Respuesta que da la película: NADA. No se sugiere que haya que "romper con todo", sino que las experiencias van dando una nueva comprensión y se pueden contemplar el pasado, el presente y el futuro con compasión, alegría y esperanza. Para mí, una película de todo punto recomendable.

Anuncios

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s