Preguntas incómodas


1) ¿Por qué los responsables de Spanair no comparecieron ante los medios ni dieron ninguna clase de explicación pública el día del siniestro?

2) ¿Por qué las autoridades mantenían la cifra de siete muertos en un momento en que todas las redacciones del país habían obtenido ya cifras muy superiores mediante sencillas indagaciones?

3) ¿Por qué Spanair y AENA tardaron tantas horas en proporcionar una información tan simple como la lista de pasajeros?

4) ¿Qué actos y omisiones concretas de la dirección de Spanair hicieron afirmar a sus pilotos, en un comunicado hecho público horas antes del siniestro, que estaban recibiendo “continuas presiones y amenazas por parte de la dirección para que los tripulantes y el personal de mantenimiento transgredieran las normas, incluyendo vulneración de límites de actividad, violación del régimen de día libres y vacaciones, de los convenios colectivos y de la legislación vigentes”?

5) ¿Qué medidas concretas ha tomado el Ministerio de Fomento ante las denuncias de falta de personal de mantenimiento en Spanair que el SEPLA ha venido realizando durante este verano?

6) ¿Está la Dirección General de Aviación Civil en condiciones de asegurar que Spanair, en contra de las denuncias de muchos de sus empleados, respetaba escrupulosamente las normas, incluyendo las de seguridad y mantenimiento?

7) ¿Qué equívocos y ambigüedades han provocado que muchos medios de comunicación se refirieran a una supuesta “solución” al problema detectado en primera instancia por el piloto (y que le hizo abortar el primer despegue), cuando lo cierto es que el problema no se resolvió?

8) ¿Con que otros fallos sin solucionar le está permitido volar a una aeronave de Spanair?

9) ¿Tiene algo que ver la fecha escogida por Spanair para “jubilar” sus aeronaves del modelo siniestrado (a partir del 15 de septiembre) con un último aprovechamiento masivo durante las vacaciones de verano?

10) ¿Por qué el consejero delegado de Spanair ha descartado revisar, uno por uno, todos los aviones del modelo siniestrado aduciendo que al fabricante no le parece necesario? ¿Es sensato derivar esa decisión precisamente al fabricante?

+1) ¿Por qué el Consorcio de Compensación de Seguros se ha dado tanta prisa en declarar que en ningún caso se hará cargo de las indemnizaciones?

Estas preguntas incómodas, que Juan Carlos Girauta se formula hoy en Libertad Digital, deberían ser contestadas a la mayor brevedad posible por quien corresponda: los responsables de Spanair, AENA, la Dirección General de Aviación Civil y/o el Ministerio de Fomento. En otro caso, podría entenderse que los hechos son causa de responsabilidad administrativa e incluso, jurídico-penal.

Estaría bien que los medios de comunicación insistiesen en ese tipo de preguntas, más que en mostrar a las familias destrozadas por el horror de haber perdido a sus seres queridos en el trágico accidente. Que a mí eso, si me lo permiten, me parece pornografía sentimental que sólo busca la reacción emocional y en ningún caso la actuación de la razón investigadora. No es solamente «tiempo de llorar», como decía un contertulio esta mañana en Punto Radio. Es «tiempo de saber» y tiempo de «exigir responsabilidades a quien corresponda». Y que aquél o aquellos que sean verdaderamente responsables, carguen con esa responsabilidad. Que nadie que sea responsable se vaya de rositas.

Entretanto, vayan mis condolencias y mi más sentido pésame para los familiares de las personas que han fallecido en el accidente, así como mis deseos de pronta y total recuperación a aquellas personas que resultaron heridas.

Anuncios

6 comentarios en “Preguntas incómodas

  1. Juan Carlos Giraut siempre se las trae con sus artículos, y ahora con estas interrogantes!!!Un abrazo, Martha

  2. Querida Martha:Girauta es uno de mis articulistas preferidos. Además, como reside en Cataluña, sabe de qué habla cuando habla del nacionalismo cavernícola que padecemos por estos lares, lo mismo que tú hablas con conocimiento de causa cuando hablas de las perrerías del mono rojo…Un beso,Aguador

  3. Los accidentes aéreos siempre son investigados hasta el final. Ha habido casos en los que se ha reconstruído el avión, como el vuelo de la TWA que explotó en el aire o el de SWISSAIR que cayó en el mar. Estas investigaciones llegan a durar meses.En unos pocos días es difícil determinar las causas ya que éstas, las causas básicas, van a ser decisivas para modificar protocolos o bien favorecer cambios que mejorarán la seguridad de los vuelos comerciales.Patético es el periodismo de víscera a la que nos tienen acostumbrados nuestros periodistas y eso quizás porque éstos han perdido el sentido crítico

  4. Artur:Por eso se pide desde este blog que no se vaya tanto a la pornografía emocional de mostrar a los familiares destrozados (como si no tuviesen ya bastante pena) y que se vaya a la investigación y se determine claramente quién o quiénes son responsables. Y que lo sean de verdad. Y que paguen todos ellos sus errores.Saludos,Aguador

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s