Decálogo para discutir con un progre (si no le queda más remedio)


Primero, no rendirse antes de pelear

Segundo, no estar a la defensiva

Tercero, hay que sacar de quicio al enemigo (“Si el progre con el que está usted hablando no se queda sin habla, espumeante e impotente de rabia, es que usted lo está haciendo mal. La gente no se pone furiosa cuando se le miente, se pone furiosa cuando se le dice la verdad”)

Cuarto, no disculparse jamás, “al menos no por lo que los progres quieren que usted se disculpe”.

Quinto, no elogiar nunca a un progre.

Sexto, no mostrarse nunca generoso con un progre.

Séptimo, no halagar nunca a un progre.

Octavo, no dejarse nunca comprar por la izquierda.

Noveno, prepararse para que los secretos mejor guardados de la propia vida privada sean aireados por la izquierda.

Décimo, estar siempre dispuesto a apreciar a los progres en trance de reconversión.

(Ann Coulter, via Anghara)

Anuncios

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s