Disculpa


Hace ya algún tiempo un servidor de ustedes escribió en este blog manifestando sus dudas acerca de lo ocurrido con el mal llamado caso Marta Domínguez. A cuatro meses vista de aquello, todo ha resultado ser un montaje, que no solamente sirvió a finalidades ajenas, como intentar distraer la atención respecto del primer estado de alarma decretado en democracia (sólo podían decretarlo unos totalitarios). Tenía otras finalidades, como nos hemos dado cuenta ahora.

La cuestión, dicho pronto y mal, es que Marta Domínguez está «vinculada» al PP de Palencia. Quienes hablan de «vinculación» deberían definir exactamente a qué se refieren con esa palabra. Sea como fuere, parece que a alguien no le pareció bien que los éxitos de nuestra mejor atleta nacional pudieran ser asociados en la mente de los votantes (ésos que ellos desprecian tan finamente) a las siglas del odiado partido de la oposición. Dicho peor aún: ése era el mejor motivo para joderla. Así que alguien en el Comisariado Político de los Deportes (también conocido como Consejo Superior de Deportes) se puso a trabajar y presentó un plan que el comisario Lissavetzky aprobó. Y justo cuando estábamos en el fregado de los controladores, apareció el «caso Marta Domínguez» como una especie de luz fantasma.

Se montó un gran operativo para que pareciese que allí los únicos que no estaban metidos en el fango eran los niños y los nasciturus. Hoy se pone en duda que hasta que los que registraron la casa de Marta tuviesen orden judicial para ejecutar esa medida. Cuatro meses después. lo único que sabemos es que finalmente, Marta es inocente y está fuera de toda sospecha. De todos los demás cabos sueltos del presunto caso no se ha vuelto a oír hablar. Ni de Eufemiano Fuentes, ni de nadie más. Eso, al parecer, ya no es noticiable, o merece solamente un minuto y treinta segundos en los telediarios de las cadenas generalistas.

El caso es que a Marta le ha pasado una apisonadora por encima por motivos que nada tienen que ver con el deporte. No es algo inhabitual en las Batuecas, sino más bien todo lo contrario. Pero cuando se trata de una de nuestras mejores deportistas, la pifia es de las que no sale gratis. Porque no solamente se arrastra por el fango el nombre de Marta. Se arrastra por el fango todo el trabajo de años que se hace para que nuestros gimnastas den lo mejor de sí mismos. Se arrastra por el fango el deporte español. Durante los días que duró el escándalo, parecía que el CAR Joaquín Blume era más bien una especie de narcosala VIP. Que tal vez haya deportistas que sí se dopan, pero la idea que se quiso dar ofende a los muchos que no lo hacen y que no necesitan ayudas para que su cuerpo dé lo mejor.

El Gobierno tendría que pagar a Marta una crecida indemnización por daños morales. Han conseguido desactivarla como deportista (lo que mejor sabe hacer) en perjuicio del deporte nacional (¿hay algo que este desgobierno no haga pensando en el perjuicio de la nación?). No se puede lavar con dinero toda la angustia que habrán pasado en estos meses ella y su familia.

En fin. Por nuestra parte, presentamos nuestras disculpas por haber dudado de ella y esperamos que pronto esté en condiciones de volver a las pistas de atletismo dejando el pabellón español bien alto, como hasta ahora.

PD.- Sin querer ser malpensado (o sí), supongo que este asunto no habrá tenido nada que ver con la precipitada salida del kamarada komisario del Komisariado Político del Deporte para presentarse a unas inciertas elecciones contra Gallardón. Que aunque los madrileños estén hasta las narices del Faraón, los candidatos de la «izquierda» les ponen aún más los pelos de punta. ¿Será eso la antesala del olvido para el kamarada ex komisario?

Anuncios

2 comentarios en “Disculpa

  1. Disculpas aceptadas.
    En más de un foro, de los que podríamos ecir “amigo” defendía a Marta desde el primer momento y acusé de montaje y distracción al Gobierno.
    Es todos los foros, creo, que pasé desapercibido yo (y no bien tratado), y otros como yo que olíamos la maniobra.

    También denuncié, sin éxito la ilegalidad y el delito de declarar el estado de alarma, y hablé de que legalmente, los controladores no son ni de lejos mínimamente imputables ni por lo ocurrido ni por las consecuencias y que quienes deben pagar e incluso ir a la cárcel, son los jefes de Aena, un presidente de Gobierno y unos cuantos ministros.
    En cualquier caso, vivimos en España.

    No sé cuando lograremos arreglar todo este “enmierdao”
    Vivimos en un estado absolutista socialista…. igual que con Franco. Y lo triste es que Rajoy dará continuidad al régimen y al modelo (el mismo modelo que sufrimos en Castilla y Leon con el ppro de Juan Vicente Herrera).

    Un abrazo

    • Amigo scabelum:

      De gente honrada es reconocer el error, y como me tengo por tal, así lo he hecho. Efectivamente, todos los que denunciamos que aquello era un montaje, aunque en mi caso no sabía exactamente las causas, pasamos desapercibidos entre el griterío habitual de los últimos tiempos.

      En cuanto a Rajoy, Juanvi y su alegre grupillo, acuérdate de la dedicatoria del libro Camino de servidumbre, de F. A. von Hayek: A los socialistas de todos los partidos.

      Un abrazo igualmente.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s