Quisiera yo saber, por Salvador Sostres


Me gustaría saber por qué a casi toda la derecha se la acusa de ser extrema y por qué a ninguna iz­quierda se la acusa de ello. Me gustaría saber por qué motivo concreto llevar camisas de cuello Mao resulta tan aceptado, y ves­tir cualquier pieza de ropa que tuviera que ver con los uniformes nazis sería una provocación con pena de cárcel.

Quisiera yo saber por qué se pueden llevar tan guapamente las famosas camisetas con la foto mí­tica del Che y, “en cambio, poner­se alguna prenda con fotografía del doctor Goebbels sería visto como la apología de lo peor. No entiendo por qué la librería Euro­pa de Barcelona ha sido clausu­rada por vender el Mein Kampf y, en cambio, el Manifiesto Comu­nista, la poesía de Gorki o de Maiakovski, pueden venderse con total impunidad y en cual­quier quiosco. No entiendo por qué motivo el Cara al sol está demonizado y pueden, en cambio, socialistas y comunistas cantar sin temor ni rubor y el puño en alto La Internacional. ¿Al son de qué himno se cometieron mayo­res matanzas? ¿Cuál de los dos inspiró a los ejércitos más sanguinarios?

Me pregunto por qué los defen­sores de la memoria histórica se detienen en el franquismo y no llegan nunca a la Guerra Civil y mucho menos a la República: me pregunto por qué al nazismo y a Adolf Hitler se les considera de derechas cuando él mismo se proclamaba socialista, tanto por su concepción igualitaria de la sociedad como por su metódica y sistemática manera de extermi­nar a los discrepantes y a los di­ferentes. ¿En qué se diferenció de Mao? ¿En qué se diferenció de Stalin? En que duró menos y en que causó menos muertos. Por lo demás, fue igual de socialista y de criminal que ellos.

Me encantaría saber por qué a la derecha se le atribuye lo peor de la Historia sabiendo que tales atribuciones suelen ser falsas; daría lo que fuera por saber por qué se continúa negando que el nazismo y el fascismo eran de ra­íz socialista, y por qué los horro­res del comunismo se niegan, y cuando ya es imposible se disi­mulan, y se tolera la siniestra apología de decir que, en el fon­do, fue una buena idea aunque mal aplicada.

Querría saber por qué al libera­lismo lo apellidan siempre salvaje, con la cantidad de riqueza y de bienestar que ha creado, y por qué la socialdemocracia conser­va todavía tanto prestigio y no la apellidamos, como mínimo, temi­ble, con el daño que ha hecho y la bancarrota que nos ha dejado. Querría saber por qué la culpa de la crisis es de los bancos que die­ron créditos a quienes luego no han podido pagarlos y no de los que solicitaron créditos sabiendo que difícilmente podrían devol­verlos.

Quisiera yo saber por qué el Partido Popular tiene que disimu­lar que es de derechas, cuando España conoció con la derecha su mayor prosperidad política y social y, en cambio, el PSOE pue­de seguir presumiendo de ser un partido de izquierdas cuando to­do lo ha hundido con sus recetas equivocadas y ha tenido que ve­nir la derecha alemana a dictar­nos el camino hacia la recupera­ción.

Me pregunto por qué la iz­quierda nunca es extrema en un país en el que a los que no nos queremos doblegar a sus delirios se nos dispara y tenemos que pe­dir perdón por simplemente res­pirar.

(Original tomado de Minuto Digital)

Anuncios

3 comentarios en “Quisiera yo saber, por Salvador Sostres

  1. ¿Por qué?

    Porque el socialismo ganó la 2ª guerra mundial contra un loco (socialista, pero loco y perdedor). Y desde entonces nos han estado engañando con esta mentira del nazismo y la derecha y han jugado con las palabras para confundir las mentes y hacer imposible un debate serio.

    Si preguntas a la gente qué es una república, te dirán que es un sistema de gobierno en el que no hay rey ni monarquía. En el 99% de los casos, nadie podrá definirte realmente república como un estado de gobierno donde prima la igualdad de todos ante la Ley y la exclusiva e inalienable individualidad del ser humano.

    Si preguntas sobre democracia, te dirán que es el “gobierno del pueblo” y te dirá que, aunque malo, es el mejor de los sistemas. Ninguno te dirá que es un sistema colectivista donde el ser humano individual, la persona, carece de autonomía y voluntad porque es un sistema colectivista donde manda la “mayoría” que somete a las minorías y donde el Estado (como representación de esa mayoría) está por encima del individuo.

    Nadie te contestará refiriéndose a la perversión de los sistemas colectivistas (socialistas) donde los derechos personales quedan sometidos a la voluntad de la mayoría.

    Un teatrillo donde Zapatero y Rajoy, juegan a ser distintos y enfrentarse, pero donde no reconocen que las políticas en las comunidades (educación, sanidad, trabajo, inversiones, obras públicas, presupuestos…) son idénticas independientemente de quien gobierne.

    Rajoy y Zapatero son ambos socialistas. Parecen actores de una película de kung fú, donde las peleas parecen reales, pero los movimientos son parte de una coreografía estudiada. No, no es conspiranoia. El teatrillo, la propaganda, sólo tienen un objeto: adormecernos:

    • Muy de acuerdo, aunque admíteme una corrección. El socialismo ha pervertido la democracia convirtiéndola en la “dictadura de la mayoría”. Mayoría aborregada y controlada por quienes manejan el sistema político, no importa de qué partido sean. Me figuro que los que realmente cortan el bacalao se partirán la caja viendo cómo el pueblo borrego y dividido en facciones se da de hostias entre sí mientras trata de bracear entre “izquierda” y “derecha” sin darse cuenta de que son hoy por hoy dos ramas del mismo árbol (en España, al menos)…

  2. La democracia es lo que es. La dictadura de la “mayoría”. No tenemos una democracia pervertida: la democracia es una perversión en sí misma.
    Resulta que es legal el aborto, porque la mayoría ha votado a un partido que dice que es legal el aborto.
    Resulta que los hombres se pueden casar entre si y constituir un matrimonio, porque la mayoría ha votado a un gobierno que dice que es así. Nos cobran más impuestos porque la mayoría ha votado a un gobierno que dice que es lo mejor.
    Los derechos fundamentales de las personas, no son derechos entregados por los gobiernos a sus ciudadanos. Son Derechos propios e inalienables por el hecho de ser humano. Ningún derecho fundamental puede ser objeto de ley o limitación! Eso es un invento de la democrácia!
    El gobierno tiene la obligación de defender esos derechos de todos y cada uno de sus ciudadanos independientemente de lo que diga la mayoría. En eso consiste un república.
    La democracia es un modelo de gobierno principalmente socialista (de derechas o de izquierdas) y en él viven como pez en el agua.
    La República, es el modelo de gobierno de liberales de derechas (conservadores) y liberales de izquierdas (anarquistas)
    Desprestigiar la República? La derecha la desprestigia diciendo que es de izquierdas (mentira. La república vino a España de la mano de los liberales conservadores)y que se impone mediante revoluciones. La izquierda la desprestigia relacionándola con los liberales (ultraderecha, Tea Party, Sara Pallin…) Nos cuentan que los anarquistas rechazan todo tipo de Ley y de norma (mentira. Los anarquistas hablan de autogestión y de un estado mínimo que garantice las libertades, la autogestión y los derechos individuales)

    La cosa está es desprestigiar la república y decir que la democracia es el mejor de los sistemas conocidos a pesar de sus fallos.
    La democracia no esta manipulada ni deteriorada: es la misma perversión. Es el gérmen de todos nuestros problemas.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s