Estocada (a la) Monumental

Bien, pues los nacionalistas ya han conseguido un objetivo más. Con la pasividad de un Gobierno enemigo de España (no el Gobierno de España que aparece pomposamente en la propaganda oficial). Ellos, pasito a pasito, van borrando el rastro de todo lo que en Cataluña nos identifica como parte de España. Primero fue el toro de Osborne (supongo que porque no estaba rotulado almenys en català); ahora ya, por fin, los toros de verdad, los de capote, puya, banderilla y estoque. Sigue leyendo