Sin palabras…

El Blog de Pablo H. Breijo

No conozco de nada a Belén Langdon. Tengo gran amistad desde hace un tiempo con sus hermanos Borja y Carlos. Son dos cracks, como cualquiera de esta familia Langdon. Igual que el resto de sus hermanos, desde la más pequeña hasta el mayor. Igual que sus padres e igual que su abuela. Como digo, solamente conozco a Carlos y a Borja.

Cuando me enteré de que Belén estaba herida de gravedad empecé a seguir en internet las informaciones que iban surgiendo. La entrevista que en la Cadena Cope hicieron a Borja, la oración que la familia Langdon pidió por WhatsApp que se rezase o los mensajes en redes sociales. El sábado por la mañana me enteré del fallecimiento e, inexplicablemente, sentí un vacío en mi interior. En ese instante yo estaba rodeado por un número importante de personas, pero, durante unos segundos, noté que todo calló, no…

Ver la entrada original 633 palabras más

Anuncios

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s