Venezuela, una vez más (y III)


Finalmente, en esta última entrada de la serie quería hablarles de un par de cuestiones que me preocupan en relación a Venezuela.

Lo primero de todo, que sería lamentable —y corríjanme si me equivoco— que las mismas fuerzas «unidas contra Maduro» hoy, hubieran sido las que con su desidia y su «ocuparse de sus asuntos» hubieran propiciado la llegada al poder de Chávez, ese Tirano Banderas de cuarta. No conozco muy bien la historia de Venezuela; pero sí sé que antes de Chávez la corrupción galopante hacía de las suyas. De hecho, ahí está la amistad entre Felipe González y Carlos Andrés Pérez para demostrarlo. Chávez, que ya tenía experiencia como golpista cuando volvió a intentarlo, esta vez dejó que fuera el pueblo el que le hiciera el trabajo. Y con el par que llevan, Venezuela ha pasado de ser un país corrupto a ser un país corrupto y miserable. No sería, por tanto, menos lamentable que las fuerzas hoy unidas contra Maduro «volvieran por donde solían». Venezuela puede volver a ser un país próspero y amante de la libertad, pero a condición de que sus gobernantes tengan la mira puesta en el bienestar del pueblo en su conjunto en vez de sólo las clases dirigentes.

Y lo mismo que digo para Venezuela cabe para España, la «madre patria». No sirve de nada la estrategia del pudridero de Mariano. La teoría dice que Podemos existe porque el PP lo necesita para afirmarse como «partido de orden» (en realidad, como el menos malo de toda la patrulla). Pero déjenme decirles algo en materia de bien y mal: tan malo es el que hace mal como el que, debiendo hacer bien, no lo hace. Quizá Mariano y Soraya crean que tienen controlado al bicho. Pero yo digo que esa clase de bichos tienden a conseguir por las malas lo que no consiguen por las buenas, es decir, a crecer y a desbordar a quienes creían tenerlo controlado. Por de pronto, ya han propuesto una ley mordaza LGTBI, que probablemente saldrá adelante con la complicidad de PP y C’s. Y más cosas que vamos a ver.

Ya los amigos venezolanos nos avisan de que si no vamos con cuidado tendremos el mismo problema que ellos en algún tiempo y más pronto que tarde. Pero quiá: es vacaciones. Nadie hace guarreridas españolas después de la comida. O así piensan en Moncloa. Y así les va a ir a ellos, y a nosotros por ende.

Anuncios

4 comentarios en “Venezuela, una vez más (y III)

  1. Señor Aguador, tiene razón cuando dice que el bicho se puede hacer grande y hacerse monstruo. Pero, a diferencia de Venezuela, creo que en España tenemos muy presente aún los efectos del zapaterismo (para mí el zapaterismo ha sido nefasto para España, dentro y fuera), y no creo que nos volvamos a despistar eligiendo de nuevo un gobierno ruinoso. Creo que actualmente se vota con la nariz tapada un gobierno mediocre, antes que a otros lobos con piel de cordero. Por eso en España importa lo que sucede en Venezuela, lo mismo que les está importando a los que asesoraron e este régimen tirano, corrupto y asesino de Maduro. Los mismos que saben que sin la complicidad del PSOE no son nada.

    Saludos desde el sediento norte. Nuestros pantanos al 30%.

    • Amigo Pablo:

      Yo no estoy tan seguro de que no pudiera ocurrir. Es cierto que para eso las cosas deberían deteriorarse mucho y que la gente vota hoy a Mariano antes que a tu tocayo; pero, ¿quién en 1927 pensaba que 9 años después acabaríamos metidos en una guerra civil?

      Saludos en una España en la que, cuando hay un incendio nunca se queman menos de mil hectáreas, suele haber más de dos focos de origen y al Gobierno le importa más curar que prevenir (lo cual puede ser responsable de esa sequía que empieza a notarse).

      • Por supuesto hablo a día de hoy cuando me refiero a votar con la nariz tapada. Lo que hagan nuestros jóvenes en el futuro con su voto, no se sabe. Aun así, confío en que su memoria y responsabilidad y moderación como ciudadanos.

        Si los incendios queman mas de una hectárea cada vez, quizá sea porque los montes están abandonados. Eso si, la población reclusa de este país vive recluida, pero de puta madre. Ahí lo dejo.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s