Ser de derechas


En España hemos pasado del “es un señor de derechas de toda la vida” que daba una indudable categoría y reconocía unos principios y virtudes católicos y conservadores al “sólo es un facha de mierda”. Y como buenos maricomplejines lo hemos asimilado, lo hemos interiorizado y hemos llegado a un extremo en que parece como si a todo el mundo le avergonzara decir que es de derechas. Y no. No tengo porqué avergonzarme de nada.

En primer lugar porque si de algo es responsable la derecha en este país es de cosas positivas. Fue la derecha quien trajo la democracia a España renunciado al poder. No fue el P(SOE) ni ningún izquierdista el que trajo la democracia, no señor: fue la derecha. Y además demostrando una generosidad enorme al renunciar a un poder que nadie le hubiera discutido. Nadie, sencillamente porque todos los que ahora tanto se las dan de “antifranquistas” estaban de vacaciones, chupando de la teta del régimen o simplemente en sus casas disfrutando de su vida, pagando el 600 y el chaletito y sin dolores de cabeza.

La derecha además ha sido durante la democracia la que menos ha gobernado, y sin embargo ha sido la que mejor balance puede presentar en logros y en avances tanto económicos como sociales. Fue con la derecha de Adolfo Suárez la que, además de abrir España a Europa y al mundo, consiguió que en España se viviera relativamente bien. Todos sabemos sin embargo cómo acabaron los 13 años de felipismo. Todos sabemos las cotas de paro que se alcanzaron y todos sabemos (bueno, eso no se sabrá exactamente jamás) cuanto robaron y cuánto se enriquecieron algunos con la excusa de que “ellos (nosotros, los fachas) llevan 40 años haciéndolo”. Mentira cochina, mentira cochina y mentira cochina.

Ya quisiera yo que hoy día todos los políticos tuvieran la decencia con los dineros público del Caudillo. Un Sr. que podría haberse enriquecido hasta límites insospechados y que sin embargo no lo hizo. Jamás. ¿Puede algún progre presumir de eso? ¿Puede algún gobernante progre presumir de limpieza, moral y ética en sus cuentas? Pero es que además, después de 13 años de felipismo, la derecha -sí, esa derecha que pretenden algunos vendernos como “extrema” y como “rancia”- fue la que cogió el país y en 4 años lo situó a la altura de las potencias Europeas, sobrepasándolas en algunos casos (señaladamente, Francia). Fue la derecha la que llevó durante los 8 años de Aznar a un nivel de primera línea que es lo que realmente provoca la repulsión que los boboprogres sienten hacia Aznar. Fue la derecha la que anuló la mili y fue la derecha la que se preocupó de darnos derechos que en el felipismo ni se habían planteado.

No sólo gobernó mejor que ellos; es que además lo hizo sin robar y sin necesidad de joder a los españoles metiéndose en su vida privada. Esa lección no la olvidarán jamás y el odio que les produce es simplemente por eso: fue mejor que ellos y encima lo demostró. Además, lo que ya jamás le perdonarían fue que se largara por su cuenta. No les dio la oportunidad de resarcirse venciéndole de nuevo en las urnas. No. Nadie derrotó a Aznar: se fue él. Y eso jode mucho. Un político eficiente, honrado y encima sin apego al puesto. Lo odiarán hasta su muerte y aun después de ella por encima de todo. De hecho, tanto le odian que ha pasado a ser la nueva referencia, el nuevo diablo que siempre necesitan para expiar sus culpas. Hemos pasado del “la culpa fue de Franco” a “la culpa fue de Aznar“.

Me siento orgulloso de ser de derechas por todas esas razones y por algunas que no he expuesto pero que podrían resumirse en una: me es imposible apoyar una ideología responsable de más de 100 millones de muertos desde que al imbécil de Marx se le ocurrió escribir su panfleto hasta nuestros días. Por todo ello no entiendo como hay gente que se acoquina al decir que son de derechas. No lo entiendo ni lo comparto. Ser de derechas es motivo de orgullo y satisfacción. Demuestra gusto, clase, educación y buenos principios, algo de lo que la izmierda poco puede presumir. Así que señores de izquierdas, se van a joder porque en España vamos a recuperar el gusto por ser de derechas y se va a volver a considerar un honor.

Y señores maricomplejines: suénense los mocos, que Gallardón no va a ir en las listas por más que sigan llorando. Y dense el gustazo de reconocer lo que son: gente honrada y de derechas. Los centros, en el fútbol y desde la banda.

Comentario nuestro.- Ha bordado el amigo HDZP, este artículo y con aprecio lo tomo, aunque sí le tengo que corregir alguna imprecisión histórica. El inacabable peñazo que es Das Kapital, extrañamente, no conceptúa a su autor como “marxista”. Mucho más marxista fue su compañero y “amigo del alma” Friedrich Engels (que de angelito tenía lo que yo de físico nuclear). Y de Lenin abajo, todos los demás. El artículo esta adaptado un poco a la filosofía de este blog y sobre todo a mi modo y manera de escribir, pero las ideas siguen intactas y son suscritas por nosotros al 100%.

Anuncios

2 comentarios en “Ser de derechas

  1. Hola Aguador, intenté varias veces y no quiso abrir el leer más.A lo que hemos llegado. Ah!!, pero eso si, si la cosa se mueve en esos términos, el de diferenciarnos de los progres, pues soy de derecha, y a mucha honra.Te cuento, sigue la insistencia del que me anda persiguiendo, ¡que bárbaro! no se cansa.Por cierto, te escribió en mi entrada en inglés un cariñito, ja ja ja.http://www.marthacolmenares.com/2008/01/16/chavez-said-the-farc-are-not-terrorists/Un abrazo, Aguiador,de Martha

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.