El balance 2009 (I)


Prometí a ustedes, lectores, que en este blog haríamos un balance de ese annus horribilis que acabamos de dejar atrás. Y lo haremos dando un repaso a la actividad ministerial, que es un barómetro tan bueno como cualquier otro para medir el año…

Comenzando por el Ministerio de Medio Agrario, Marino y Ambiente
(es que tiene un nombre tan largo que no soy capaz de recordarlo), el departamento de la Espinosiña no cuenta en su haber logros resonantes. Para resonantes, en cambio, las protestas de los agricultores por sus condiciones laborales. La menestra no ha arreglado ni tanto así la injusticia que supone el precio que reciben los agricultores respecto del precio que pagamos los consumidores por sus productos, que es endémica. Se conoce que los agricultores no forman parte del pueblo, porque si formaran parte de él, ZP lo escucharía (se corren apuestas al respecto). Y por si fuera poco, nos enteramos hace unos días de que se ha pretendido introducir productos marroquíes de segunda haciéndolos pasar por «españoles de primera». Dado que el Ministerio es de los de perfil bajo, poco nos vamos a enterar (parece que lo que interesa a los agricultores no interesa al resto de la gente, que somos quienes comemos lo que ellos producen). Y no olvidemos que el sainete Vuelve a casa, Aminatu nos ha traído también consecuencias (muy feas) en este ramo.

Otro que también se ha cubierto de gloria es Manuel Chaves (Manoliyo er Shiquiyo), titular de la vicepresidencia primera y del Ministerio de Cooperación Territorial (antes Ministerio de Administraciones Públicas). Había que buscar una jubilación dorada para el mayor dispensador de votos socialistas… ¿y qué mejor un ministerio? Claro que como pasa con ZP, no está muy clara su utilidad; máxime cuando una porción de España (o más exactamente, sus desgobernantes) ha votado una norma de legitimidad irrisoria pero que es una zancada inmensa hacia una quimérica independencia en la cual volverán a existir los seys malos usos (actualizados, claro, para que no se pueda decir que la independencia haya de ser un retroceso). Y lo peor es que nada más acceder al cargo, le tiran una pedrá: Ridao, que es el que va a Madrit a negociar la pela de l’Estatut, dice que con él no quiere hablar, sino con su colega la menestra Salgadiño (alias Die Märschallin), que es la que maneja los dineros. Aparte de eso, poco más y lo de «tó er mundo hace cozah por suh hijoh», que la niña se llama Paula Chaves y borra ya de una mardita vé tó lo que ehtán diciendo.

En esta primera remesa del balance no podía faltar Beatriz Corredor, alias La Corredora. Vamos, que si Girón de Velasco levantara la cabeza y viese en qué le han convertido su veneranda creación, le daba tal soponcio que no volvía a levantarla en toda la eternidad. La menestra Corredora se ha caracterizado por un perfil discreto, como corresponde a una Registradora (curiosamente, la misma profesión de Rajoy, que al parecer no piensa ejercer nunca). No obstante, cuando ha abierto la boca… ¡huy, cuando ha abierto la boca! Vean ustedes aquí cuál es el mayor mérito de la ministra y entenderán por qué ha dicho que «los españoles no compran viviendas por precaución». Como buena menestra socialista, a La Corredora se le olvida que en España hay 5 millones de parados reales (los que no trabajan + los que están «formándose») y una buena cantidad de mileuristas, que con una eme de sueldo llegan ahogados a final de mes. Si todos ellos hacen malabarismos para pagar el alquiler, poder vestirse y comer de vez en cuando, ¡cuánto más los harían por pagar una hipoteca! O sea: que malo si pagas un alquiler; y peor si te conviertes en esclavo del Banco gracias a una hipoteca…

Y ya llegamos al colofón de los ministerios inútiles, al menos dentro de una lógica newtoniana (la de toda la vida: acción-reacción, gravedad y todah ezah coziyah anticuáh): el Ministerio de la Iguar-dá. Ojú y qué arte tié mi Bibiana pa definí loh conceptoh. Mía tu que dice der feto: que dice que «é un zer vivo, pero que no podemoh decí que zea humano, que ezo no tié nenguna baze decientífica». ¡Ole, ole y ole er fihtro de mi Bibiana! ¿Poh no le va emendá la plana a loh miembroh y miembrah de la Reá Cademia? (que ya te diho tu peluquera Manoli que er femenino de miembro no é «miembra», que é shosho) ¡Y la gracia que tié mi niña levantando er puño ante loh mineroh leoneseh, con zu trahecito y zu pañolín! ¡¡Ohssssssssss!! Que zí, que mi Bibiana tié una gracia que no ze pué aguantá (de lo cara que nos cuesta, oiga).

Estamos seguros de que si la Bibiana fuese madre de una criatura no tendría tanto interés en favorecer una ley tan absolutamente contraria a lo que podríamos denominar ley natural. Pero eso no entra en la lógica claramente zapatera-einsteniana de la Bibiana, en la que todo es relativo, todo depende del observador y de su punto de vista. La especie humana es la única que mata a sus criaturas por un más que discutible provecho económico.
Anuncios

4 comentarios en “El balance 2009 (I)

  1. Amigo mamuma:Como dicen los americanos, the best is yet to come (lo mejor está por llegar) xDDDDDDDDSaludos,Aguador.

  2. Puffff… parece una pesadilla. A veces me digo que no puede ser real, que no pueden existir tantos y tantos cenutrios que estén ahí, haciendo lo que les sale de las narices.Salud.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s