Especies protegidas


Un servidor de ustedes no es en absoluto fanático de la caza, que ha pasado en nuestra civilización (que lo de civilización tiene guasa: tal nombre recibe el hacinarse en ciudades-colmena) de ser modo de alimentación a diversión reglada. En este sentido y como algunos de ustedes (la posición contraria es respetable también) me alineo con quienes opinan que «el hombre es el único animal que mata por diversión».

Sentado esto, opino también que es bueno que existan lugares donde las especies en peligro de extinción sean protegidas de la voracidad cazadora; los Parques Nacionales y las Reservas Naturales hacen una labor estupenda a tal efecto. Es verdad que no se puede evitar que si al Rey le apetece, cace de vez en cuando en ellas; pero a fin de cuentas, es el Rey y el pobre (¿?) sólo caza, pongamos, una vez al año, así que el ecosistema, la biosfera o como lo quieran llamar ustedes se preserva de forma impecable.

Pues digo yo que además del lobo, el buitre leonado, el halcón peregrino y otras especies de mayor cuantía, más que recontraprotegidas en nuestras sufridas Batuecas, creo que hay una especie a incluir en la lista, que además está en peligro de extinción, a juzgar por cómo han ido las cosas: el autónomo.

Sepan ustedes que en nuestra «avanzada» civilización existen tres clases de homo laborans: el funcionario, el asalariado y el autónomo, clasificados en función de su dependencia.

¿Qué pasa con el autónomo? Bueno, el autónomo es el que realmente se juega los cuartos. Es el que asume el riesgo de la actividad empresarial y el que se lleva a casa la preocupación por la marcha de su negocio. El autónomo (por eso es tal) no vive en principio pendiente de las subvenciones de la Administración. Si son tiempos de vacas gordas, hay beneficios y los gastos fijos de la actividad (sueldos, impuestos, SS) se pueden mantener con dignidad e incluso con holgura. Si son tiempos de vacas flacas, como los presentes, dependerá del tamaño de la empresa. Si la empresa de que se trate es lo bastante grande –pongamos que sea Zara, de Amancio Ortega– solucionarán la papeleta intentando abrir nuevos mercados y recortando personal; pero si no es así, además de dejar en la calle a sus trabajadores, el empresario tendrá que cerrar el negocio y quedarse sin medios de subsistencia.

Si, a pesar de la crisis, es de los que no ha cerrado aún (como 141.000 colegas más, que son los que cerraron el año pasado), sepan ustedes que la Märschallin Salgado ha decretado un levantamiento de la veda. Según parece, papá Estado está tieso y hace falta allegar más recursos, hasta de debajo de las piedras. Por lo tanto, los señores Inspectores de Hacienda han sido «invitados» a conseguir un objetivo del 15% más de recaudación, para lo cual tendrán que esquilmar todavía más a los autónomos.

Y serán ustedes «de los míos» si no les rechina algo en este planteamiento. Al margen de que la próxima reforma habilite a las Comunidades Autónomas a gravar hechos ya gravados por las Haciendas locales (lo cual sería en contra del principio de doble imposición)… sepan ustedes que no se mencionan para nada las llamadas SICAVs ni el emprendimiento de acciones internacionales para recuperar el dinero que anda distraído por Liechtenstein, Gibraltar y otros países del «cono sur de las Américas», que diría el insigne Miguel de los Santos. A este respecto supongo que ustedes serán tan desconfiados como yo y pensarán que la Märschallin no toma esas medidas ni encarga comisiones rogatorias a los jueces (supernovas o enanas rojas) para no meneallo y porque podría ser que tirase unas cuantas pedradas a los suyos.

¡Declaremos, pues, a los autónomos especie protegida (de la voracidad del Fisco, que mira a otro lado cuando no conviene)!

Anuncios

4 comentarios en “Especies protegidas

    • Por eso lo digo. El socialismo necesita pobres a los que redimir y tener agarrados por las pelotas mediante subvenciones o trabajo en la Administración. Y allí donde no los hay, se aplica con entusiasmo a la tarea de crearlos. A este respecto vi un video en el blog “Lo dice Cincinato” sobre la la máquina socialista de crear pobres que es muy ilustrativo sobre esta cuestión:

      Saludos,
      Aguador.

  1. Ir contra las PYMES es el mayor error de Zapatero (y mira que ha tenido) porque en este bendito país si hay empresas que producen empleo y que favorecen el crecimiento son precisamente las PYMES. Si no se cuenta con ellas, ni crecerá el empleo ni el consumo ni por tanto, los impuestos.

    Pepiño ya dijo el otro día que “si ahora bajaban los impuestos con el déficit que hay, iban a ser el hazmerreír de Europa“. Pero mientras a hacer mapas clitoridianos que sobra el dinero.

    Saludos cordiales.

    • Que la Bibiana dedique nuestro dinero a elaborar mapas del coño demuestra que nosotros administramos nuestro dinero mejor que el Gobierno y que la bajada de impuestos está más que justificada. Pero claro: un “socialista” como Pepiño difícilmente va a admitir esa verdad.

      Saludos,
      Aguador.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s