Patatas Rivera (y II)


Y finalmente, la cuarta patata es la que ha saltado en las hasta ahora tranquilas tierras castellanas. Castilla-León, Castilla la Vieja en mis años mozos, era un terreno en que nunca pasaba nada y el tiempo corría despacio. Tan bueno como una cura de nervios, vamos. Y ahora, de pronto, el tiempo ha empezado a acelerarse. Los vientos que corren ahora ya no son los que corrían, los de los tiempos de Aznar, Juan José Lucas y últimamente Juan Vicente Herrera. Mañueco no parece tener el fuste suficiente para mantener las aguas tranquilas y, después de tantos años de mando en plaza, el partido empieza a tener grietas.

Que la grieta se haya abierto por arriba es llamativo, pero no extraño. En las «noticias» lo dicen campanudamente: «Silvia Clemente, que lo ha sido todo en el partido y que había militado en él hace 19 años». También podría decir que ha pillado los malos hábitos de cualquier nomenklatura de partido con poder: en particular, el de hacer favores a amigos y familiares por encima de la ley. Es verdad que, comparado con el robo a gran escala producido en Valencia, lo de la señora Clemente es el chocolate del loro. Pero como no aplicamos la doble vara de medir, diremos que tan grave es una cosa como la otra, siendo lo que importa el hecho y la cantidad, un agravante. Tampoco es que importe demasiado por qué Clemente dio el portazo. Probablemente sean cuestiones internas del partido, batallitas diversas que al respetable poco importan.

El otro problema viene de juntarse el hambre con las ganas de comer. En el partido naranja existe la venerable tradición de las primarias, cosa muy saludable y muy democrática. Pero, cosa curiosa, ya desde que su ámbito territorial se limitaba a Cataluña, las primarias decían lo que decía su establishment en aquellos casos sensibles. Por eso, entre otros casos sonados, tenemos a Monsieur Valls, metido con calzador por ser la ¿apuesta personal? de Rivera. De este personaje nos ocuparemos en una próxima entrada.

Pero a lo que íbamos. Clemente creía que, por ser vos quien sois, iba derechita a la ejecutiva nacional. Esta gente nunca piensa en entrar en un partido por la puerta pequeña, como todo quisque. Quieren entrar a hombros y por la puerta grande. Algo así como Aznar o Felipe, que tras ser presidentes de Gobierno los contrataron en sendas empresas (Gas Natural y Endesa), en las que cobraban un pastón por aburrirse en los Consejos de Administración. No obstante, haber sido consejera de Agricultura primero y Presidenta de las Cortes castellanas después, intercambiándose los cargos con García Cirac, no da para tanto. Y Rivera, con todo el dolor de su corazón, le dijo: «Sométete a primarias, como todo el mundo». Tuvo enfrente a Francisco Igea, al que claramente subestimó creyendo que no se daría cuenta de la sucia treta que le iba a colar. Igea, que no es ningún tonto, denunció irregularidades en el voto telemático. Se hizo valer la antigüedad de Igea frente a la soberbia y la ambición de la recién llegada Clemente –capacidades aparte–, y ahora el primero es el candidato a presidente de la Junta, como era de ley, y no la segunda.

La posición en que queda Clemente es muy desairada, porque la militancia naranja no ha sido muy clemente con ella y ahora, después de su exposición pública (política y, sobre todo, patrimonial), ni puede volver al PP, ni puede volver a intentarlo en C’s. Y se cuidará muy mucho VOX de acogerla en su regazo. Puede que Patatas Meléndez sirva buenos tubérculos, pero meterlos en el cocido castellano naranja puede resultar de lo más indigesto. Aparte, todo el mundo sabe que no es lo mismo «tubérculo» que «ver tu culo». Y a Clemente se lo han dejado al aire.

Aviso a navegantes. Todos claman contra el transfuguismo, pero no les parece mal que alguien de fuste llame a su puerta. No obstante, parece que la política y las relaciones entre partidos se están acercando bastante a esto…

Anuncios

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.