Novell (I)


Estos días, en que la noticia era la celebración de la Diada, ha habido otro asunto que le ha quitado un poco el protagonismo. Bien es verdad que no está nada mal lo de que ahora la Gencat exija al ¿Gobierno? central que le ceda el «control absoluto del Aeroport del Prat»… pagado con nuestro dinero. Vergüenza de los hunos por exigir semejante cosa y en esas condiciones y no menos vergüenza de los hotros por sentarse a discutirlo en plan «Parlem-ne»

Pero a lo que voy, que no me quiero desviar. El cas Novell es un «caso» que, en mi opinión saca vergüenzas y pone a muchos en su verdadero lugar, no el que ellos nos han hecho creer que están.

Empecemos por el principio. A Xavier Novell lo nombró Benedicto XVI en 2010, aunque fue ordenado por un subalterno de éste, Luis Francisco Ladaria Ferrer. En sí mismo este dato no es importante, salvo porque marca el inicio del calvario del ya obispo emérito.

A partir de aquí la cuestión se aclara un poco. Como obispo, Xavier Novell hizo diversas declaraciones sobre determinados temas, que repasaremos brevemente:

    1. Dijo que no quería que las muchachas que fueran a confirmarse «entraran en la iglesia con minifalda». Por nuestra parte, nada que objetar: la iglesia no es una discoteca. Es un lugar de culto y se debe mantener el debido decoro en presencia de Dios. Sin embargo y al parecer, a algunos padres progres eso les pareció «escandaloso»: «Mi niña puede ir vestida a la iglesia como le dé la gana, ¡faltaría más!». A contrario sensu, estos comentarios progres me hacen recordar a su vez lo que decía el «político corrupto» Santiago Paíno en Airbag: «La culpa es de los padres, que las visten como putas… ¡Cómo iba a saber yo que la niña tenía diez años!». Luego, estos padres progres se enfadan y se lamentan cuando alguien agrede sexualmente a sus hijas.
    2. Se pronunció en contra del uso del condón. Tampoco contra eso hay nada que objetar. Naturalmente, en una sociedad tan permisiva como la europea (ya semos europeos, dicen), lo del condón «es una antigualla». Nosotros ya hicimos referencia aquí (de pasada) al tema del condón, así que en esta entrada no lo vamos a mencionar. No obstante, quiero dar las gracias al Papa emérito Benedicto XVI (en su libro Luz del mundo) por venir a decir, más o menos, que el condón es el mal menor, conforme a la teoría ABC (por sus siglas en inglés: «Abstinence, Be faithful, Condom», es decir, «Abstinencia, Fidelidad, Condón). El razonamiento queda así contrahecho: «Hombre, si no se pueden aguantar…». Borra de un plumazo el hecho de que los males menores han causado daños enormes en la doctrina tradicional de la Iglesia. Esa permisividad y el miedo a perder feligreses han causado mucho daño a la Iglesia de a pie, sin duda.
    3. Se pronunció a favor de las terapias reversivas, es decir, terapias aplicadas al efecto de que un homosexual desande el camino y cambie otra vez de acera. Éste es uno de los puntos importantes de la cuestión que estamos tratando. No vamos a entrar aquí en si «funcionan» o no. Lo que llama la atención sobre este tema es cómo se ponen los homosexuales cuando uno les menciona el tema. Y otra cosa muy curiosa que ocurre es cómo se ponen cuando uno quiere investigar el origen de la homosexualidad (quizá en otra entrada hablemos de ellas). El hecho es que existen; y la inquina tan virulenta contra ellas y contra quienes las promueven hace que uno se pregunte por qué.

En resumidas cuentas, no se puede decir que el bisbe Novell, mientras actuó de bisbe, dijera nada que contradijera lo que es doctrina tradicional de la Iglesia. Aparte, de partida tenía un punto a favor: al igual que uno de sus predecesores, Mons. Antoni Deig, tenía su puntillo separatista. Sin embargo, «no hizo honor a su antecesor»: aunque separatista, intentó impedir que en el entierro de uno de los deixebles de Deig se colocara la senyera sobre el ataúd (la colocaron de todos modos, gracias a Salvador Cardús-i-Ros, el economista flipado de las chaquetas y corbatas psicodélicas) y no permitió que dentro de la iglesia se ejecutara el llamado ball de l’Àliga. Es decir, que a ellos tampoco les valió el argumento «Una iglesia no es una discoteca ni una tribuna política». Todo lo cual tiene un regustillo a esto…

La primera atzagaiada
de l’infame general
fou prohibir la seva llengua
i la dansa ritual…

… porque a los separatistas catalanes, cuando los ven, a llorones no les gana nadie. El problema es lo que hacen cuando creen que no los ven. Pero de eso ya hemos hablado en algunas entradas.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .