Debate del Estado de la Canción


La casualidad ha querido que se uniesen en el título de esta entrada dos noticias: una que ya no es muy fresca, que digamos, y la otra sí, tanto, que en vez de fresca deberíamos llamarla caliente. Pero vamos por partes, que dijera Jack el Destripador.

El debate sobre el estado de la Nación no dejó lugar a dudas. No importa si lo ganó Rajoy o lo perdió ZP. Lo curioso es que hasta los chicos del CIS, siempre tan comedidos con el Gobierno, dieron la «victoria» a Rajoy. Tal y como están las cosas, a Rajoy le hubiese bastado con decir que estamos jodidos, que el culpable último (en el camino hay más culpables) es ZP y que lo mejor que puede y debe hacer por esa «Nación discutida y discutible» es dimitir y convocar elecciones. Algo dudoso teniendo en cuenta que el patriotismo no se cuenta entre sus virtudes. Pero Rajoy, que es un señor también muy comedido y estudiao, que diría él, en vez de eso, nos largó (leyó) un pestiño de 15 páginas.

De cualquier modo, el día en que Rajoy llegue a Moncloa (algún día entre noviembre y marzo próximo), se encontrará con la herencia de ZP: un país desunido interiormente, inane exteriormente, sumamente pobre en comparación con 2004, de recuperación complicada y del cual sus hijos más preparados escapan a toda prisa por tierra, mar y aire para que el monstruo marino del paro no los devore.

A los que nos quedamos porque carecemos de esa posibilidad inmediata de huir ya nos están aleccionando. Nadie de los que está en la poltrona ahora se va a bajar el sueldo. Como el socialista alcalde de Mollet del Vallès (o la popular alcaldesa de Fuengirola, me comenta el Tovarishch Komisario), que no sólo no se lo ha bajado, sino que se lo ha subido, con el consiguiente cabreo de los ciudadanos que lo han sabido. Ahí parece ser que no llegaban los indignaos, que piden un Estado más gordo y menos acorde con su peso ideal.

En el Debate que tuvieron últimamente ZP y Rajoy faltaron cuestiones. Ninguno de ellos habló, por motivos obvios, de corrupción, una de las tres primeras causas que preocupan a los españoles, posiblemente porque en eso ambos tienen parte principal. La tienen porque consideran España y su Administración el árbol frondoso de muchas ramas, en las que caben varios pájaros (con su correspondiente recomendación cada uno). Tampoco se habló de las guerras en las que estamos metidos: Afganistán no existe para el Gobierno, así que no es una guerra (a pesar de que desgraciadamente mueren soldados españoles allí destacados); y en cuanto a Libia, Mariano le apoyó «sin fisuras», así que tampoco tiene autoridad moral para restregarle nada.

¿Y el estado de la canción? Parece ser que la Benemérita le ha dado un respiro. Ayer fueron detenidos Eduardo Teddy Bautista y siete altos cargos de la SGAE, por presunta malversación de fondos y otros delitos societarios (si por tales se entiende apañar unas elecciones para que los que cuentan, que son los únicos que pueden votar, te elijan). Naturalmente, no estamos hablando de calderilla, sino de 400 millones de euracos. Por menos de eso, es normal un señor que afirma ingresar 300.000 euros anuales ni se ensucie las manos. Aprovechen ustedes para casarse o para celebrar una fiestuki, o incluso para poner la música de su automóvil a todo volumen; que mientras el problema del señor Bautista se resuelve, los agentes de la Sociedad de Golfos Apandadores de España (en el bien entendido de que no lo son todos ellos) no les apuntarán con el canon.

En nuestro recuerdo, en todo caso, quedará la buena interpretación de Bautista como primer Judas español de Jesucristo Superstar, que ha vendido su arte por 30 monedas de plata (en realidad bastantes más) y parece que ahora va a colgarse del árbol de la Justicia (porque, aunque fuera en compañía de otros, él decidió meterse en ese berenjenal). Vean, si no:

Lo malo es que nada está en paz y que los problemas no han hecho sino empezar para él…

Actualización

Qué rápido van ahora las cosas en palacio. Han soltado a Teddy Bautista. Libertad «con cargos», dicen, aunque en realidad están hablando de la situación procesal de libertad provisional, que no significa que Teddy Bautista esté libre, sino que está pendiente de juicio. Y sin fianza, lo que significa que para el juez que ha decretado su libertad provisional, «ni hay alarma social» ni «riesgo de fuga», ni por el momento «hay que asegurar responsabilidades civiles» . Como dice Raquel Sastre, el único cargo que no le van a colgar es el de conciencia

Anuncios

2 comentarios en “Debate del Estado de la Canción

  1. Bien, kamarada; breve, conciso y musical. Te ha faltado añadir que la alcaldesa, o alcaldese, pepera creo que de Fuengirola, también se ha subido el jornal.

    Hay repartir estopa a diestro y siniestro.

  2. Cierto, tovarishch Komisario. Los mencheviques de todos los colores (rojo o azul) nos rodean y hay que dar noticia al Komité Central de que la única posibilidad de salvarnos es una carga de la caballería cosaca 🙂

    En realidad, no sé la filiación política del alcalde de Mollet. Pero si la de Fuengirola se ha subido el sueldo y nadie en su partido se lo ha afeado, es tan berganta como el de Mollet (socialista, creo). También le diré que, aunque seguramente no se publicará inmediatamente, el de Tarragona fijo que se habrá dado un “homenaje salarial” como premio a su continuidad, no tanto lograda por méritos propios cuanto por la incapacidad de sus adversarios de ponerse de acuerdo… 😛

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s