Una fijación progresista


por Juan Manuel de Prada (ABC, 27 de agosto de 2012)

 

A los socialistas, con el Opus Dei, les ocurre como a Hitchcock con las rubias, que en verdad padecen una fijación obsesiva, quizá reminiscente de algún trauma infantil, algo como para hacérselo mirar por el médico. Claro que Hitchcock con las rubias hizo de su obsesión arrebatadora marca de estilo; en cambio, los socialistas con el Opus Dei no hacen más que dar la matraca en verano; como si los ardores estivales les hubiesen derretido la sesera y ya sólo viesen miembros del Opus Dei por doquier, como el enfermo de delirium tremens sólo ve faunas verdes y ofidias.

-¡Ojo, que por ahí asoma un tío del Opus Dei!- nos advierte el socialista.

-Que no, hombre, que no, que es una señal de tráfico.

Esta manía quijotesca (pero de un quijotismo ful y pelmazo) de ver al Opus Dei hasta en la sopa la inició el socialista Tomás Gómez, a quien sus conmilitones, viéndolo más quemado que un currusco, echan de vez en cuando al monte para que suelte cuatro alaridos, como aquel tronado de Amarcord que se subía a un árbol para reclamar una mujer. A Tomás Gómez le dio por pedir que los miembros del Opus Dei no pudieran acceder a puestos de responsabilidad pública, lo que denota que al menos es hombre más casto que el tronado de Amarcord, aunque tal vez con su fijación opusdeísta Freud le hubiese hecho algún traje. El testigo de Tomás Gómez lo recogió enseguida la prensa de progreso, reclamando que Andrés Ollero se abstuviera de emitir su juicio sobre al aborto; y enseguida la judicatura patria, para que nadie pueda dudar de su progresismo, se puso a dictar sentencias en contra de la enseñanza diferenciada que promueve el Opus Dei, a la que considera discriminatoria por separar a los chicos de las chicas, como hacen los reglamentos de todos los deportes olímpicos o los baños de los garitos no excesivamente guarros. Pero lo que vale para los deportes olímpicos o para los baños de los garitos no vale para el Opus Dei, cuya mera mención actúa sobre el hipotálamo de los socialistas como la campanilla sobre el perro de Pavlov, nublando su sentido común y haciéndoles proferir las sandeces más rocambolescas, a modo de salivilla viscosa.

-¡Ojo, que por ahí asoma un tío del Opus Dei! -insiste el socialista de antes.

-Que no, hombre, que no, que es una acacia.

La última floración de esta peculiar manía la ha tenido Óscar López, gerifalte socialista a quien conocíamos por el ridi que hace cada vez que presenta su candidatura en Castilla y León, donde tan sólo lo vota su tía la de Valladolid (y aun con reticencias). Ha dicho López que Rajoy legisla tan sólo para la gente del Opus y para los que ganan un pastón (en esto último, a López le resta el consuelo de saber que Rajoy legisla para él). Pero en esta fijación del socialismo por el Opus Dei descubrimos el mismo encono que la zorra de la fábula mostraba ante el racimo de uvas: un encono que empieza por ser rabia ante la virtud que no puede alcanzar; y, como la zorra de la fábula hace cuando por fin se convence de que el racimo le resulta inaccesible, los socialistas empiezan por consolar su despecho desdeñando al Opus Dei, para después denigrarlo ante el mundo y hacerlo causa de todos los males. Porque nada alivia tanto el resentimiento y la mezquindad como desprestigiar la virtud ajena; nada halaga tanto los bajos instintos y el resentimiento como ver echado por tierra, rebozado en el fango, lo que ha nacido para procurar un bien que el resentido no puede alcanzar.

-¡Ojo, que por ahí asoma un tío del Opus Dei! – se desgañita el socialista.

-Que no, hombre, que no, que es tu tía la de Valladolid, la que te vota siempre.

Anuncios

4 comentarios en “Una fijación progresista

  1. Buenísimo jaja!!!

    La casta “Tomasa”, nacida para viñeta de “El Jueves”. Bueno, en cierta forma tiene sus razones porque aunque las chicas maduran antes que los chicos y su ritmo es diferente, en el caso de sus conmilitonas, “igualdá”, se les quedan a tod@s algunas neuronas por el camino.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s