La forza del grillino


Me van a perdonar ustedes, si son melómanos, que haya parafraseado uno de los grandes títulos de Giuseppe Verdi. Me viene al pelo para comentar algo que hoy he leído en el periódico El Mundo acerca del populismo, así que sin más voy a ello.

Que la clase política está en crisis es algo que no merece mayor encarecimiento. Ya en algún otro lugar hemos comentado las causas de esa crisis. Crisis que, si bien tiene rasgos específicos españoles, puede extrapolarse mutatis mutandis al resto de Europa. Caen los llamados partidos tradicionales, corruptos hasta la médula tras tantos años de «mando en plaza». Pero si en las Batuecas la cosa pinta fea y nos obligan a soportarla con resignación, en Italia han decidido que ante algo parecido no se van a resignar. Y en las últimas generales allá ha ascendido un partido nuevo, capitaneado por Beppe Grillo, de profesión payaso.

Sin duda ninguna, el programa de Grillo, que ya hace años encabezó una campaña que se llamó Vaffanculo!, debe ser inscrito en la galaxia del populismo. Esto a su vez lo emparenta con Mussolini, el último de los verdaderos populistas italianos y el único fascista de verdad que ha habido en Europa (él inventó el fascismo como mutación genética del socialismo). Seguramente esto a más de un italiano le pondrá los pelos de punta: nada más y nada menos que un Musso redivivo, cuyo único programa es abolir la casta. Il popolo italiano pasó como una apisonadora por encima de Il Professore e impidió que Il Cavaliere reverdeciera sin más los laureles. Bersani, por si faltara algo, tendrá que pactar con i grilliniMa che ne facciamo di un pezzo di merda come quello?

Viendo ese panorama uno piensa que a los italianos les gusta complicarse las cosas. Lo decimos nosotros, claro está, que no nos miramos al espejo por las mañanas. Pero lo cierto es que ya no sabe uno si Grillo es intruso en la política o si los políticos, capitaneados por Il Cavaliere, son intrusos en el mundo de la opera buffa, hábitat natural de Grillo. Mucho más cuando, significativamente, los diarios nacionales cargan las tintas contra Grillo sin más, como reprochándole que no sea un político «serio» (profesional). É questa la forza del grillino?

Esto, que a algunos de ustedes puede parecerles raro o espeluznante, tiene poco de lo uno o de lo otro. No es más que la aplicación práctica de la máxima natura abhorruit vacuum («La naturaleza aborrece el vacío»), así que el espacio que han dejado los advenedizos y los ladrones está siendo ocupado por personas que tal vez estén poseídas de buena voluntad y justa indignación, pero sin experiencia alguna de gobernar. No sé si va a ser peor el remedio que la enfermedad. No sé si Italia va a caer en el caos, aunque ya tienen alguna experiencia: pese a soportar el pentapartito, Italia siguió a flote. Así que lo de ahora no puede ser peor que aquello otro.

Parece que retrocedemos, que el tiempo no es lineal, como habíamos creído. Más bien parece helicoidal hegeliano, en el mejor de los casos, y circular griego, en el peor. Vuelve a formarse, bien que lentamente, el caldo de cultivo que llevó a Europa a enloquecer hace 80 años. Y por si no tuviéramos bastante con nosotros mismos, el Islam aporrea las puertas de este vecchio castello con ánimo de quedarse, gracias a la miopía e intereses bastardos de los señores del mismo. Para España, ya se verá.

Anuncios

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s