Monos envidiosos (y III)


La ortodoxia socialdemócrata dicta que los impuestos han de mantenerse tal cual y, si es posible, subirlos. Díaz Ayuso ha hecho exactamente lo contrario: los ha bajado hasta donde le permite la ley, lo que descompone los rizos a Marisú haciéndola parecer la hermana de la Medusa. Marisú ve que el incremento de población empresarial en Madrid no se corresponde con una subida, sino con una bajada de impuestos y eso desata su furia. Por no hablar de la de los socios catalanes y valencianos de la pesoe: «És que fa dumping fiscal», berrean. Lo que hace Díaz Ayuso, al obrar así, es poner en evidencia a esos otros monos envidiosos y a su política de Països Catalans en un caso, y las collonaes del valenciano y su cuadrilla para tapar su mala gestión en el otro. Freír a impuestos al respetable cuando las estamos todos pasando de a kilo es política deleznable… pero no parece que ni en Barcelona ni en Valencia sepan hacer otra cosa.

Y como Díaz Ayuso no traga con esos enjuagues, arreglos y chanchullos, hay que castigarla. Por eso y a diferencia de todos los otros Presidentes de Comunidad del PP, Ayuso no es presidenta del partido en Madrid. Y quieren poner a dedo a una desconocida (por lo menos, para el censo madrileño) Ana Camins, sólo para que no se diga que van «de gestora en gestora y tiro porque me toca». Y porque Isabel Díaz Ayuso (como antes Esperanza Aguirre) aguanta como una leona en su puesto y toma las medidas que cree convenientes al margen de su partido y del Gobierno traidor, los actuales ocupantes bancada azul del Congreso de los Diputados castigan sin piedad a la Comunidad de Madrid (con el aplauso de los gavioteros teodoringos, cosa lamentable donde las haya): ora negándole los dineros que a otros menos leales regala sin mirar, ora (hace tiempo de esto, no obstante) asignando partidas para la «vigilancia de playas y costas» (añadiendo el insulto a la afrenta).

De todos los enemigos de Díaz Ayuso, el que tiene un poco de cara i ulls es Martínez Almeida, actual alcalde de Madrid. Por lo menos ése se presentó a las elecciones y fue elegido concejal. Luego, como cosa de enjuague-arreglo-chanchullo entre fuerzas políticas, acabó sentado en el sillón de Alcalde, lo cual ya dice un poco menos de su estatura política. Estoy seguro de que lo considera un «premio de consolación», porque él apuntaba… a la silla de Ayuso.

Los otros dos que salen en los papeles, Teodoro García Egea y Ángel Carromero (que algunos hoy cambian la «m» de su apellido por una «ñ») no se presentaron a nada fuera de su partido. Del primero no hay mucho que decir, salvo que ser «doctor ingeniero de telecos» le ha subido los humos algo así como treinta y dos pisos y no soporta que no le den la razón ni que no le hagan caso cuando él ordena y manda. Del segundo, viendo lo que está viendo, quizá Esperanza Aguirre de vez en cuando tuerza el gesto y piense, al ver el careto de ese chiquilicuatre: «Para lo que has quedado, Ángel… Tendría que haberte dejado pudrir en La Habana un poco más de tiempo en vez de remover Roma con Santiago para traerte de vuelta a casa».

Queda para el final otro de los que dicen que está en la nómina de los enemigos: Pablo Casado. Pablo, que a estas alturas ha renunciado al «discurso ilusionante» de la España de los balcones. Pablo, que a estas alturas mira de reojo a todo el mundo. Pablo, que según ha ido pactando y arreglándose con la pesoe, ha ido desdiciéndose de lo que decía nada más ganar su congresito. Pablo, que atacó miserablemente a VOX a cuenta de la moción de censura que quiso presentar la formación verde limón, a pesar de que necesitará a Santiago Abascal más que nunca si quiere llegar a Moncloa, tal y como están las cosas…

Lo que pueda pasar en los próximos tiempos nadie lo sabe. Pero en este asunto, en mi opinión, creo que pueden pasar tres cosas:

  1. Que le hagan la cama a Díaz Ayuso con el concurso de un colaborador necesario. La cosa puede salirle mal a éste y acabar entre rejas, pero si Díaz Ayuso es descabalgada, misión cumplida (vía Esperanza Aguirre).
  2. Que Díaz Ayuso, se harte de sortear (y responder a) zancadillas, insultos, difamaciones y puñaladas traperas de hunos y hotros y tire la toalla. Misión cumplida igualmente.
  3. Que aguante porque sea consciente que nadie mejor que ella para llevar a cabo el trabajo que está haciendo. A Génova no le va a gustar; a sus votantes, sí.

Falta que empiecen a decir, como en el miserable caso de María San Gil cuando le detectaron un cáncer de mama, que ha perdido la cabeza. No sé si llegarán a ese nivel de indignidad; pero de este PP pocas cosas me han de sorprender ya.

Un apunte final. En la política española no hay cosa más triste que la constatación de dos hechos:

  1. Que, como dice un dicho clásico japonés, hay que machacar al clavo que sobresale (algo que podría haber firmado cualquier sátrapa comunista… o socialista).
  2. Que, cuando alguien destaca, todos los mediocres se juntan para hundirlo.

Ya lo dijo Napoleón Bonaparte: «La envidia es una confesión de inferioridad».

Actualización.- Mentira parece, pero resulta que ya han dicho que la presidenta de la Comunidad de Madrid está «IDA» (acrónimo de su nombre). Me entero a través del último libro de Cristina Seguí. La perpetradora es una plumilla de ejecutoria progre, cómo no, que escribe en Er Paí (el diario «dependiendo de la mañana»). Supongo que en Génova, 13 habrán aplaudido con las orejas, deseosos de quitarse excrecencias como ella y como Cayetana, entre otras que pueda haber. Hacer sombra a los monos mediocres y envidiosos de lo alto del tótem es lo que tiene. En cuanto a la plumilla, le diría que se quite la costrina progre. Pero me temo que, si tal hiciera, perdería su ejecutoria y pasaría a engrosar las largas listas de periodistas en paro. Lo que, en tiempos de korona, es terrible, sin duda.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.