El fin de la América blanca está asegurado


Original aquí.

Este artículo es continuación de Genocidio blanco por diseño: la destrucción de los blancos de Europa y USA. Una serie de tres artículos estando el tercero aún por publicar; Europa y el futuro de la migración.

El fin de la América del Norte ahora está asegurada. La falta de respuesta de los estadounidenses blancos a su demonización a medida que disminuyen el porcentaje. Parecería que el Occidente blanco está muerto en todos sus sentidos.

El Estado de Derecho está muerto en todo Occidente. La democracia es una estafa. Hay un gobierno oligárquico. Todo se hace para grupos de interés organizados. Nada se hace por la gente. Putin acaba de declarar: “El papel principal de Occidente está terminando“. Qué razón tiene.

Por primera vez, los residentes blancos no hispanos ahora representan menos de la mitad (49.9%) de la población de menores de 15 años de la nación, según estimaciones recientemente publicadas por la Oficina del Censo de los EE. UU., de 2018. Los nuevos datos destacan la creciente diversidad racial de la población general de la nación, para la cual los blancos no hispanos ahora comprenden solo un poco más de las tres quintas partes (60.4%) de todos los residentes. Pero el hecho de que los niños blancos menores de 15 años ya se hayan convertido en una minoría en su grupo de edad pone un signo de exclamación sobre el hecho de que la diversidad de la nación se está filtrando de abajo hacia arriba a medida que la población blanca envejece. Este fenómeno, que se prevé continúe, enfatiza la necesidad de instituciones que se centren en los niños y las familias jóvenes para acomodar de manera proactiva los intereses de las poblaciones con mayor diversidad racial, ya que estos últimos serán actores clave en el futuro demográfico y económico del país.

Los cambios en la composición racial/étnica de la nación para todos los residentes, así como para los niños menores de 15 años, se muestran en la tabla adjunta. Ambas poblaciones muestran proporciones más pequeñas de blancos desde 1980, cuando los afroamericanos eran el grupo no blanco más dominante. Desde entonces, fueron creciendo especialmente grandes en la población hispana, y luego en la población asiática.


Esta población menor de 15 años es parte de la población de la Generación Z, de 21 años o menos en 2018, y ayuda a hacer que esta generación (que es 50.9% blanca) sea más diversa racialmente que los millennials (55.1% blanca) y gen xers (59.7% blanca). La generación Z también es bastante distinta, en términos de su perfil étnico racial, de los babyboomers y las generaciones anteriores, que superan el 70% de blancos. Además de estas disparidades en sus proporciones de población blanca, las generaciones también difieren en su representación de otros grupos no blancos. Mientras que los hispanos son el grupo no blanco dominante para los millennials y gen zers, los negros aún superan en número a los grupos no blancos entre los babyboomers y sus mayores.


Entre los 3.141 condados del país, 672 son minorías blancas de la población menor de 15 años y, en 321 más, otros grupos raciales y étnicos comprenden al menos el 40%. Como se muestra en el siguiente mapa, estos condados prevalecen en grandes partes del sur, suroeste y oeste, ambas costas, y en partes urbanas del interior de la nación. La diversidad juvenil también se está dispersando hacia adentro. Entre las 381 áreas metropolitanas de todos los tamaños, 376 mostraron una disminución desde 2010 en la proporción de blancos en sus poblaciones menores de 15 años, como fue el caso de 2.838 condados.

Hace unos días, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) anunció la asignación de este año: 10 millones de dólares a docenas de organizaciones que preparan a los residentes para la naturalización y “promueven la asimilación de los posibles ciudadanos en la vida cívica estadounidense”. Eso aporta la financiación total para los distintos programas a 92 millones de dólares, según cifras del gobierno. El dinero se ha destinado a “organizaciones que sirven a inmigrantes” en 39 estados y el Distrito de Columbia. La mayoría de los 41 beneficiarios de la subvención de este año recibieron 250.000 dólares, aunque algunos obtuvieron varios miles de dólares menos. Los grupos se extienden por todo el país e incluyen organizaciones sin fines de lucro como Progreso Latino en Central Falls, Rhode Island (subvención de 250.000 dólares), Instituto del Progreso Latino (225.000 dólares) en Chicago, Illinois y Mujeres para mujeres afganas (250.000 dólares) en Fresh Meadows, Nueva York. “Nuestro país da la bienvenida a los inmigrantes legales de todo el mundo que vienen a los Estados Unidos, contribuyen positivamente a nuestra sociedad y participan en la vida cívica estadounidense”, dijo el director de USCIS, Ken Cuccinelli, en un comunicado de la agencia. “Los inmigrantes que se adaptan, adoptan nuestra Constitución, entienden nuestra historia y acatan nuestras leyes aumentan la vitalidad y la fuerza de esta gran nación. A través de este programa de subvenciones, el USCIS continúa apoyando los esfuerzos para preparar a los inmigrantes para convertirse en ciudadanos estadounidenses totalmente concienciados”.

Pero esta disminución en la juventud blanca refleja menores tasas de natalidad blanca. Pero lo más importante a largo plazo, refleja un envejecimiento de la población blanca es que menos mujeres se han reproducido en sus años fértiles. Las proyecciones del censo muestran pérdidas de niños blancos en las próximas décadas, con más jóvenes blancos mayores de 15 años que nacidos o emigrando a los EE. UU.

Es interesante observar cómo el Lobby de Israel puede gestionar y contener los comentarios de grupos en Estados Unidos que normalmente podrían ser críticos de las políticas israelíes con respecto a los Estados Unidos. Un artículo reciente del profesor Andrew Bacevich titulado “Presidente Trump, por favor, ponga fin a la era estadounidense en el Medio Oriente” es un buen ejemplo de cómo funciona la autocensura de los autores.

Y los colegios y universidades no han sido inmunes a la presión para ajustarse a la narrativa pro-Israel. La Casa Blanca, que actúa a través del Departamento de Educación, funciona como una Policía del Pensamiento en nombre del Estado judío. Actualmente está planeando retener algunos fondos federales de la Universidad de Carolina del Norte y Duke porque su programa conjunto de estudios del Medio Oriente no cumple con los supuestos estándares del Gobierno.

En Virginia, por ejemplo, un grupo en la sombra llamado Institute for Curriculum Services (ICS), que en realidad es un “grupo partidista con el respaldo de las organizaciones estatales y locales de defensa de Israel”, está buscando cambiar la información transmitida por la historia y los estudios sociales.

Estas tendencias demográficas dejan en claro que, a medida que las generaciones jóvenes racialmente diversas se vuelvan parte de la fuerza laboral, la base impositiva y la base de consumidores, la nación necesitará equilibrar los distintos intereses y necesidades de estos grupos en áreas como educación, servicios familiares y asequibles, vivienda con los requisitos de salud y apoyo social de una población mayor grande y de rápido crecimiento que entrará en sus años posteriores a la jubilación. De hecho, debe tenerse debidamente en cuenta el punto de inflexión juvenil “blanco minoritario” que se muestra en las nuevas estadísticas del censo. Tiene implicaciones importantes para el futuro de Estados Unidos.

Todas las sociedades y civilizaciones decaen al sucumbir el sustrato biológico que asegura su existencia. Una sociedad puede sobrevivir a una guerra, una hambruna, una peste, una sequía o una catástrofe natural, pero no puede sobrevivir a la modificación de su código genético, a la proliferación de los tipos humanos menos valiosos o a la molicie inducida por un confort demasiado prolongado. Si un sistema económico entra en crisis, si una catástrofe destruye una ciudad o si cae un régimen político, todo eso se puede solucionar. Lo que no tiene solución es la disolución de un pueblo, su mentalidad, su espíritu, su carácter, su identidad y su sangre. En otras palabras, los pueblos no sobreviven a la deformación de sus rasgos originarios o al agotamiento de su pozo genético.

Décadas de flujos masivos ininterrumpidos de inmigrantes del tercer mundo han destruido el crisol y producido en su lugar una Torre de Babel . Las poblaciones multiculturales carecen de un interés común. Son la antítesis de una nación. En todas partes del mundo occidental las naciones están expirando. A Europa no le va mejor, como expondré en el próximo artículo. Y tampoco podemos obviar la influencia israelí.

Un comentario en “El fin de la América blanca está asegurado

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.