Irresistible ascensión


Pasada la resaca furbolera y electoral, hoy es el día de poner los puntos sobre las íes. La realidad. El tío Paco con la rebaja, que decían nuestros abuelos (aunque naturalmente sea políticamente incorrecto decirlo).

Y bien, la realidad es que palos ha habido para todos, menos para uno. Ha habido palos para los partidos del consexo, especialmente para el PPSOE. El censo electoral (término más acertado que «gente» o «pueblo» ha percibido que ni PSOE (por su historia reciente, difícil de olvidar) ni el PP (porque no se percibe que haga nada para remediarlo) merecían sus sufragios. Ya es triste que dos partidos más o menos establecidos sufran un castigo de 5 millones de votos; pero es lógico teniendo en cuenta que han gobernado de espaldas al pueblo. Si aquí siguiéramos con el llamado «sufragio censitario», probablemente el PP hubiera ganado más de calle. Pero al PP le preocupaba únicamente «ganar al PSOE» y sí, lo ha conseguido… por dos escaños. Lo de ningunear al resto de partidos sólo le ha salido bien con uno, en realidad: con VOX. Pero de eso hablaremos más abajo.

En Ferraz las cosas tampoco pintan bien. Y la noticia es que Rubalcaba, a tenor de los resultados conseguidos, «asume responsabilidades» y convoca un congreso extraordinario para el 19 de julio. Es decir, se va. Y la más que probable sucesora de éste sea la presidenta andaluza, Susana Díaz. Su partido ha arrasado en Andalucía, llevándose por delante al PP, muy perjudicado por su poca presencia mediática allí y por no hincar el diente a la tajada corrupta que hay (a falta de una política nacional que acompañara). Con todo lo que está descubriendo la juez Alaya (y lo que queda), es muy extraño que haya ocurrido lo que ha ocurrido. De momento, en Ferraz se afilan los cuchillos para una eventual Nacht der Langen Messer. Veremos qué ocurre.

De IU poco hay que decir, salvo que están cabreadísimos porque alguien les ha adelantado por la izquierda y en cuatro meses, que se dice pronto.

El gran derrotado de estas elecciones, sin duda ninguna, ha sido VOX. Naturalmente, desde Génova imitan al «Frente Popular de Judea» y gritan «¡Resentidos!» a los de Santiago Abascal (versión actualizada del «disidentes» de la película). Los trolls y creyentes peperos pueden estar de enhorabuena. Han preferido sombrear a VOX en los medios (también a C’s, pese a lo cual han sacado dos escaños). Pero ese factor no explica por sí mismo los fallidos resultados de VOX. Hay causas internas: incoherencias de proyecto, deficiente política de comunicación… y, al parecer, el error de poner a Vidal-Quadras como cabeza de cartel. Error aprovechado por los trolls del PP para inocular el mensaje del resentimiento. Además, la presencia de Vidal-Quadras en VOX como cabeza de lista ha permitido a los estrategas del juego sucio de Génova identificar a esta formación con el «PP bis», con todos los inconvenientes que comporta para la nueva formación.

En vano ha sido explicar dos cosas:

a) que si se hubiera querido asegurar el sillón, Vidal-Quadras hubiera mantenido la boca cerrada en el PP. Con ello hubiera sido él y no Cañete quien hubiera encabezado la lista del PP, la mejor forma de asegurarse el sillón.

b) que el escaño pertenece al eurodiputado y no al partido, cosa que al parecer mucha gente desconoce, habiendo incluso jurisprudencia sobre el particular. Los trolls y demás creyentes berreaban all’zugleich que «lo ético era que dejara el escaño». Curiosa forma de dar lecciones de ética por parte de quien tiene tanto que callar.

C’s, por su parte, ha sufrido también el sombreado de Génova, 13. La excusa para atacarlos ha sido que «son un partido de ámbito catalán» i prou. Bien, parece que no y que la estrategia desarrollada tanto en Madrid como en Cataluña (en Andalucía existen también; pero allí, como es sabido, Susana Díaz ha arrollado). Nuestra enhorabuena a Javier Nart y a Juan Carlos Girauta, a quienes deseamos que puedan llevar a Europa las propuestas que llevaban en su programa.

Finalmente, los triunfadores, que son dos: por un lado y a nivel catalán, ERC; por el otro, Podemos, la criatura de Pablo Iglesias Turrión. El ascenso de los catalanes se explica, en parte, por el incremento de la participación en Cataluña, de casi 9 puntos respecto de las de 2009. CiU puede atarse los machos si, como ha sucedido hasta ahora con todas las elecciones europeas, han marcado la tendencia de lo que ocurriría en las autonómicas y nacionales. En ese contexto, ERC quedaría como primera fuerza, CiU como segunda y C’s como tercera, por delante del ya irrelevante PSC. Que Dios y la Mare de Déu de Montserrat ampare a los catalanes si ERC vuelve y con mayoría absoluta…

Y por fin, el partido revelación de estas elecciones: Podemos, la creatura de Pablo Iglesias Turrión y Juan Carlos Monedero (suena extraño que con esos apellidos hayan fundado un partido de extrema izquierda). Analizado con atención, resulta que el partido no presenta una ideología nueva, sino que remite a los viejos referentes de la izquierda, ésos que algunos abandonaron en 1973 y otros siguen suspirando por ellos… pero contentos de que estén en una vitrina. A saber: Marx, Lenin, Stalin, Mao… y ahora, por supuesto, Chávez y Fidel (del Querido Líder todavía no han dicho nada, pero me huelo que no tardarán). El programa que llevan echa para atrás; pero no tanto por el qué, sino por el cómo. En cualquier caso, los cinco diputados de Podemos son el resultado de un buen márquetin político, que ha contado con la inestimable ayuda de los dos grandes partidos: del PP porque así ayudaba a sombrear a VOX y a C’s, más moderados; y del PSOE porque así intentaba dividir a IU.

Es de esperar que en la próxima cita electoral el partido de la abstención baje, porque ahí ya no se hablará de Europa, no habrá celebraciones furboleras y cabe esperar que el censo electoral funcione con la cabeza más fría que el domingo pasado.

Una cosa más: de poco vale ahora que «los dos grandes partidos» se echen las manos a la cabeza por su debacle y apelen al grito de «que viene la extrema izquierda». Durante todo este tiempo ellos han sido quienes, por acción u omisión, han permitido llegar a estos resultados. Valdría más que se pusieran las pilas. Especialmente Mariano, que aunque no se va como Rubalcaba, sí podría acabar viendo cuestionado su liderazgo. O vaciada la casa si no se le puede cuestionar…

Anuncios

Un comentario en “Irresistible ascensión

  1. Pingback: Cállate la puta boca 2 « El cántaro del Aguador

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s