Gaviota herida (II)


Pongamos que los conjurados ponen rápidamente manos a la obra, tanto en el Ayuntamiento como en Génova, 13. Y empiezan a buscar trapos sucios a la presidenta, contratando incluso a una agencia de detectives para el trabajo sucio, una de ésas que tanto te busca la infidelidad de un marido o mujer como remueve papeles para que construir un caso contra alguien. Y no se los encuentran. Para su mala suerte, la hoja de servicios y todo lo demás de Díaz Ayuso está limpio como una patena. No hay por dónde cogerla. Pero eso no detiene a los conjurados. En política la regla dice que, si no puedes con tu contrincante, prueba suerte con la familia: es fácil encontrar un garbanzo negro en un hermano, tío, primo, padre o madre. Ejemplos los hay para todos los gustos y en toda la extensión de la piel de toro, así que citaremos uno que valga por todos: el famoso y probablemente alejado en el tiempo caso de Mienmano, Juan Guerra para los amigos, que se tomaba sus cafelitos en un despacho prácticamente adyacente al Palacio de San Telmo.

Así que la mala suerte llamó a la puerta de Tomás, hermano de Díaz Ayuso. ¿Motivo? Unos contratillos de suministro de material sanitario (mascarillas) que la empresa para la que trabajaba este señor firmó con la Administración madrileña. Como siempre, la verdad es la primera víctima en caer en estos casos. A estas alturas aún no sabemos si la cantidad que cobró fue legal, o por adjudicación directa (en casos de urgencia la ley permite dicha posibilidad: 119 LCSP). Tampoco sabemos cuál fue el monto real de las operaciones: si 55.000 euros o 286.000 euros. A nuestros efectos importa poco el monto y casi que tampoco si fue legal o no: aunque hubiera sido legal y por 10 euros, al no pertenecer los sujetos contratantes a la siniestra y dar la casualidad de que en la empresa que contrata «trabaja el hermano de la política», ya tenemos dos «delincuentes»: la presidenta y el familiar. Añadamos, como cláusula de cierre, que a los acusadores les bastaba la famosa duda razonable para esparcir el estiércol. Bastaba que el respetable tuviera la impresión de que «algo olía mal en ese asunto». Ni siquiera tenía que ser verdad en todos sus tramos. Ya saben: calumnia, que algo queda.

Así las cosas, nos encontramos con un punto oscuro: en Moncloa saben que en el seno del PP se están cribando todos los trapos de Díaz Ayuso. Por eso y siempre según informaciones aparecidas en prensa, Teodoro García Egea va a ver a Félix Bolaños, ministro de Presidencia. De esa reunión el primero sale con un pacto: la cabeza de Díaz Ayuso por el Tribunal de Cuentas, dignamente presidido por Dª Margarita Mariscal de Gante (bajo cuyo mandato como Ministra de Justicia entró en vigor «la Ley de Enjuiciamiento Civil de la democracia») que es un grano en salva sea la parte de ERC por los milions del procés, que ahora «nadie» sabe dónde están. Ésa es la segunda banda de la carambola.

El PP cumple su parte. Entrega el Tribunal de Cuentas a la pesoe y éste permite que los comunistas recién llegados echen a patadas y sin honor a Mariscal de Gante (no saben hacer las cosas de otra manera), disponiéndose a arreglar el entuerto del que se queja ERC, que a cambio de que se lo arreglen votará a favor de los imposibles presupuestos de Sánchezstein. ¿Y la parte de la pesoe? Bueno… Le dan a García Egea un documento de la AEAT que «documentaría» el chanchullo. Quizá fue el mismo funcionario que filtró cierta información de Esperanza Aguirre en su momento, cuando también se la quisieron quitar de encima. Quizá no. Pero el caso es que Teodoro cuenta con el documento. En la pesoe se frotan las manos.

Sin embargo, milagrosamente, Isabel Díaz Ayuso tiene un ángel de la guarda (además de la verdad de su lado) y puede explicar ante Casado todo lo referente a la contratación de su hermano. Ambos salen satisfechos de la reunión en que a la primera se le piden las correspondientes explicaciones. Puede que ahí Casado se diera cuenta de que a Teodoro se la metieron doblada por cuatro chavos. Pero esto ya ocurre en medio de las elecciones castellano-leonesas, que pasaremos a comentar en otra entrada.

Gotas que me vais dejando...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.