Respuesta de unos “ancianos padres” a su hija

Tomado de aquí.

Lamento decirte que tus padres te verán siempre como una niña querida, Esperanza; pero no te conviertas en la niña de Pablemos.

Lo de la generación más preparada de la historia de España sólo es un cuento que os han vendido a los pobres que habéis estudiado con la LOGSE.

Echar de menos a tus seres queridos es lo normal. También si no emigras. Papá ha vivido mucho tiempo solo, fuera de mi casa o en mi casa y mis padres fuera, y no me he muerto. Lo normal es buscar trabajo donde lo hay y te pagan en condiciones.

Por favor, hija: no extrañes tanto a Papá y Mamá, que ya tienes treinta tacos. No me hagas llorar de tanto reírme…

No es tan difícil aprender cosas nuevas. En fin. Es gratificante estar estudiando toda la vida, aunque sea para aprender Skype y redes sociales; por eso no te preocupes. Por cierto, ni que tus padres tuvieran 90 años…

Lo siento, querida, pero hay mucha gente que no trabaja en lo que estudió. No porque no encuentren trabajo, o porque el mercado esté saturado, que también, sino porque no fueron los mejores en sus notas por ejemplo, o por mala suerte, o por lo que sea. El mundo nunca ha sido justo ni lo será.

Debes estar contenta porque tienes un trabajo, probablemente ganando tres veces más que aquí. Ya podrás pagar un viajecito a tus Papis, ¿no?

Lamento informarte de que empezar a volver el 26 de Junio puede ser la peor idea que hayas tenido en muchos años. Yo animaría a los demás a marcharse antes, jatetú…


Eso está bien. Ser agradecido es de bien nacido y nos gusta que no renuncies a tus principios de creer en la Democracia y en la Libertad. A tus padres les costó mucho llegar a ellos.

Lamento informarte de que tienes una visión de la vida muy, pero que muy inocente. Aquí el que no defrauda en el IVA, o trata de no pagar o se lleva cosas de la empresa en que trabaja. Es raro; pero si hablas de millones de sinvergüenzas, también los hay donde vives, y a cientos. Para eso está la Ley y el Estado de Derecho: para castigar. Siempre, claro está, que se tenga una ley adecuada y los jueces no estén nombrados por el Parlamento. Pero desengáñate: seguirán estando nombrados por él y una mayor cantidad.

El pueblo, ¿colaboró en aquel cambio? Creo que más bien fueron los políticos del momento, que eran verdaderos políticos con visión de Estado y de futuro los que lo hicieron. Los demás nos limitamos a decir que sí. Que no fue poco, pero debes repasar tu historia de España.

En el siguiente punto y aparte, repites lo del Skype. Perdona, ya lo hemos entendido; no somos tontos tus papás. Perdona que te diga que si tus padres no hubieran querido la LIBERTAD habrían votado no a la Constitución y a favor del régimen franquista. ¿Quieres volver a algo parecido? ¿Qué te han enseñado en ESO y Bachillerato?

Hija, recuerda que no hay investigación sin créditos bancarios, porque el Estado siempre ha sido un nefasto administrador de recursos. Repasa los sistemas estatalistas. Y sí quieres volver a un país con gente preparada, cambia la educación y fomenta la lectura —sí no, difícil lo tienes—. Las energías renovables son las culpables del encarecimiento de la energía: estamos pagando unas malas decisiones de gobiernos anteriores del PSOE. Los salarios generalmente son acordes a lo que se puede pagar, teniendo en cuenta lo que se paga a la Seguridad Social. Pero no te diré que no hay empresarios que no lo son, y solo juntan dinero. Eso no depende del Gobierno, depende de las personas. Con que digas “investigadores” ya basta. Es lo que se llama economía del lenguaje: en este término está incluida la totalidad.

Tus hijos estarán orgullosos de ti por tener las agallas que hacen falta para emigrar, prosperar y probablemente casarte con un extranjero y no volver. Porque en el siglo XXI se impone ir siendo —cada vez más—, ciudadano del mundo.

Esto último me parece lo mejor que nos has dicho: cada uno tiene que ir donde puede desarrollar el trabajo que desea. Bien por ti. No sabes cuánta gente a lo largo de la historia de la humanidad hizo lo que se le pidió y por bastante menos de lo que ahora te da esta sociedad en la que tienes la suerte de vivir. Pregunta a Lenin, a Stalin, a Hitler a Bokassa, a Fidel, a Pinochet, Pol Pot, Kim-Jong-Un… Un etcétera demasiado largo. Eso sin remontarnos mucho en la historia.

Dices que tienes casi 31 años y eres licenciada en biología molecular. Pero lamento decirte que eres demasiado inocente todavía. Te queda mucho por aprender. Hazme caso: quédate en Inglaterra y aprende de sus mayores, no de los violentos “hooligans”. Te irá muy bien y se te curará la inocencia.

Un abrazo muy grande de tus padres que te han aconsejado siempre bien. Y no olvides que lo seguiremos haciendo por encima de todo.


Nota de Virginia López Negrete

Por su interés y dadas las informaciones aparecidas en el diario ABC, creemos interesante reproducir la siguiente nota, aparecida en el blog La verdad ofende, que pone en solfa dichas ¿informaciones? Personalmente un servidor de ustedes cree que el compromiso del periodismo es con la verdad y no con determinadas instituciones, en este caso la Monarquía, no sólo cuando atacan a los suyos sino semper et ubique. La nota se explica con una claridad meridiana. Hela aquí, con alguna que otra corrección de estilo:

Por si te interesa: 

En cuanto a la información aparecida en la publicación de hoy del diario ABC, relativa a calificar como “falsa” el acta de la junta del Sindicato que tenía por objeto la designa de letrado dándole instrucciones al objeto de iniciar acciones e interposición de querella en el caso Nóos, me veo en la obligación de significar lo siguiente: 

1) En ningún caso tengo constancia ni conocimiento de falsedad alguna que pudiera afectar al contenido de la misma. 

2) En cualquier caso no olvidemos que la legitimación activa para accionar me viene dada por unos poderes para pleitos a mi favor y a favor de Procurador de los Tribunales, otorgados ante fedatario público (Notario, el cual, si eso fuera así, también hubiera faltado a la verdad)… lo que implica necesariamente que el Notario tuvo que comprobar y legitimar las firmas, otorgándoles la validez necesaria para poder otorgar poderes. 

3) que si bien no me merece ninguna credibilidad lo publicado (toda vez que he podido vivir en mis propias carnes cómo ABC MIENTE Y MANIPULA A SUS LECTORES), y aquí el único objetivo es que yo me vaya u la infanta quede libre y Urdangarín negocie una mínima condena con el fiscal…), repasando las imputaciones que se dirigen en contra del Sr. Miguel Bernad, el cual no olvidemos que no es mi cliente, sino el Sindicato, no se encuentra la de falsedad documental, por lo que no deja de ser lo publicado, a día de hoy, una maniobra más de tantas cuya finalidad no es otra que apartar a la acusación popular de este caso para salvar a la Infanta y de rebote a Urdangarín. Algo reprochable desde todos los ámbitos.

Tengo obligación de secreto profesional por mi cliente. Pero el día que se levante, que se hará, tendremos mucha tela que cortar. 

Un abrazo”.

Es lamentable que Cristina de Borbón y Urdangarín se metieran en el jardín en que se han metido. Pero más lamentable aún que una cabecera centenaria se preste a colaborar en la salvación de Bonnie & Clyde porque son “un diario monárquico”.

La rendición de Granada, la historia de España y los abducidos

Original aquí. Adaptaciones nuestras.


Las manifestaciones públicas, comentarios y publicaciones de hoy, de un grupo de ¿españoles? que se denomina “Nación Andaluza”, acerca del aniversario de la Toma de Granada por los Reyes Católicos y el final de la Reconquista, podrían suscitar esa pequeña sonrisa que a la mayoría se nos queda en el rictus ante lo estrafalario, o quizás el gesto amable de la empatía ante la terrible enfermedad de la mente, si no fuera porque al ver las imágenes de algunos de los protagonistas se percibe tanto su segura bonhomía de padres, madres, de hijos o amigos, como su posible función laboral en la sociedad en la que viven y denigran al menos con el uso de la lengua española al emplear para su exordio político conceptos como el de memoria histórica, pactos, herencia o genocidio.


La Asamblea local de Nación Andaluza – Almería hace un llamamiento a todos sus militantes

En esencia sería terrible para el sentido común la paradoja mental que supondría el comprobar que alguno ejerza, por ejemplo, de funcionario profesor en la escuela pública, con lo que ello puede suponer para la educación de sus alumnos. O que tuviera alguna responsabilidad política en cualquier consistorio o administración local. Imposible hoy no recordar hoy al concejal del Ayuntamiento de Mijas en el discursillo sobre su peculiar visión del Descubrimiento de América que le lanzó a la fama.


O que para expandir sus originales ideas sobre la Historia de España alguno de estos seres estuviera subvencionado, o subvencionada, por el dinero común de todos los españoles.

Y así, tan atónitos como indignados, polemizamos hoy, el 2 de enero, día de la conmemoración de la Toma de Granada, los ciudadanos abiertos y comunicativos con los que reniegan de sus padres, abuelos y tatarabuelos católicos y españoles. Coincide en la jornada el ayuno voluntario que los catalanes separatistas de la ANC, que sí que están subvencionados por las arcas del Estado, han comenzado para presionar para que las izquierdas radicales de la CUP apoyen la presidencia de su mesías. Puro surrealismo social.

Comentario nuestro. Se habla mucho ahora de los mermaos, forma políticamente correcta de que antes conocíamos como «retrasados mentales». Yo solamente aportaré un detalle: en Alemania el nazismo está prohibido como fuerza política. Y en Polonia, que siempre ha sido católica, tanto el comunismo como el nazismo (por desgracia, conoció muy bien los dos). Dejando aparte de que para un servidor son ramas del mismo árbol podrido socialista, me pregunto por qué hemos de soportar a unos señores a los que no les importaría destruir España. Me pregunto por qué no tolerarlos “no es democrático”. Me pregunto por qué hay tanta pachorra social con esta gentuza. Lo he dicho alguna vez: es lógico que un pueblo incapaz de defender su historia, sus tradiciones y su cultura se convierta en un pueblo de gañanes y de esclavos. Y lo siento por aquellos a los que la noción de “Patria” no les dice nada. Ésos son precisamente los que le gustan a la izquierda española, la más cateta y troglodita desde Tarifa hasta Kolymá.

Venezuela: día feliz y día para recordar a aquellos que más sufrieron por su libertad

Original aquí.

La estudiante Génesis Carmona, asesinada por chavistas de un tiro en la cabeza cuando participaba en una manifestación en Valencia, Venezuela, contra el régimen de Nicolás Maduro en 2014.

ROTUNDA VICTORIA DE LA OPOSICIÓN DEMOCRÁTICA EN LAS ELECCIONES LEGISLATIVAS

Venezuela: día feliz y día para recordar a aquellos que más sufrieron por su libertad

Según han confirmado los resultados electorales, la oposición democrática ha obtenido una victoria aplastante en las elecciones legislativas celebradas ayer en Venezuela.

Para muchos venezolanos es un día feliz y que aviva la esperanza de un cambio. Muchos españoles que tenemos presentes a nuestros hermanos venezolanos compartimos hoy su alegría. Desde este blog llevo años dando cuenta de los abusos del régimen chavista, y al enterarme de la derrota del chavismo, no he podido evitar acordarme de los que más han sufrido por su libertad. Debemos acordarnos hoy de las personas asesinadas por manifestarse contra el chavismo, algunos de ellos muy jóvenes y casi unos niños. Debemos acordarnos de sus seres queridos, que hoy, al menos, tienen el consuelo de que su enorme sacrificio, su irreparable pérdida, no fue en vano y ha servido para fortalecer en el corazón de los venezolanos los deseos de un país libre.

También debemos recordar hoy a los presos políticos y a los torturados en las cárceles chavistas, ya no sólo los políticos famosos, sino también los sencillos ciudadanos que no cometieron otro “delito” que manifestarse para que su país recuperase la democracia. Una democracia que no consiste simplemente en votar cada cierto tiempo, sino que exige también el respeto por los derechos individuales. Debemos recordar a los que han sido maltratados y a las personas violadas por carceleros chavistas, porque les han intentado arrebatar su dignidad para sostener un régimen autoritario que hoy, por fin, empieza a resquebrajarse. Y recordemos también a los que han sido víctimas de la censura, entre ellos muchos periodistas que han visto como el régimen pisoteaba su libertad de información por el mero hecho de adoptar una actitud crítica frente al poder.

Ruego a Dios que Venezuela prosiga pacíficamente el camino hacia la libertad que ha iniciado hoy. Las amenazas que viene lanzando Maduro no auguran nada bueno en ese sentido. Ahora que la Asamblea Nacional de Venezuela tendrá mayoría democrática, espero que a ese tirano le hagan un referéndum revocatorio como paso previo a un juicio por los crímenes que ha cometido, crímenes que no pueden quedar impunes, porque esos asesinatos y los atropellos contra presos políticos, torturados, maltratados, violados y censurados son, todos ellos, hechos que claman Justicia.

Comentario nuestro.- Yo no podría haberlo expresado mejor que mi colega bloguero Elentir. Los demócratas de corazón nos alegramos de que el pueblo venezolano haya podido expresar alta y clara su voluntad de no seguir aguantando más un régimen podrido y corrupto, camino de convertir Venezuela en un narcoestado. No obstante, serán importantes también todos los pasos que se vayan dando para desenredar la madeja chavista. Para ir desalojando a aquellos que, aprovechando la marea chavista se hicieron con algún poder a cualquier nivel y lo usaron para apuntalar una dictadura ladrona y asesina —como son todas las dictaduras comunistas—, además de buscar a través de dicha posición su propio provecho y cometer abusos propios de esa posición de poder. Pedimos que exista una especie de «proceso de deschavización», al igual que en Alemania, tras la guerra, se llevó a cabo un proceso de «desnazificación» (aunque habría que hablar algo de esos procesos). Sin leyes de punto final y de pelillos a la mar, por favor.

Parafraseando a Kant, que ahora parece muy de moda en las Batuecas a pesar de que pocos se han atrevido a leerle, «todavía hay pueblo digno de tal nombre en Venezuela». Enhorabuena a todos los venezolanos de buena voluntad y mucha suerte, porque la van a necesitar.

La raíz y los vientos, por Rodolfo Arévalo: No en vuestro nombre, cobardes !!!

Para algunos, intentar revivir el #No_a_la_Guerra (eso sí, sin acordarse de que Felipe mandó soldados de reemplazo al Golfo) es la única forma de ser alguien. Manuel Artero les pone en evidencia.

La paseata

Mujeres kurdas en la guerra

Naturalmente que no. No en vuestro nombre, pero si en el nombre de las decenas de miles de personas indefensas, REVENTADAS, TIROTEADAS, AMETRALLADAS, AHORCADAS, CRUCIFICADAS, QUEMADAS VIVAS, AHOGADAS EN JAULAS PARA ANIMALES, TORTURADAS Y DEGOLLADAS. En nombre de estas mujeres kurdas,  que si no lucharan serían esclavas del Isis, y ha decidido luchar por sus vidas ¿ Os parecen pocas razones para actuar en  su nombre?. A mi desde luego no me parecen ni remotamente pocas.

Me da vergüenza ajena ver como os refugiáis bajo una máscara de falsa humanidad, para ocultar que sois unos COBARDES egoístas y ególatras que, al servicio de una ideología fracasada, desde hace mucho tiempo, sacáis a la calle  las mentiras sobre la Paz , la Amistad, el Diálogo. con pancartas y artimañas descaradas, para apoyar opciones políticas que han lesionado, lesionan y lesionarán al común de las personas inocentes de buena voluntad. Engañáis falsos pacifistas…

Ver la entrada original 209 palabras más

Ser Kossovo

Artículo de Carolina Rodríguez-Cariño. Original aquí

Debo decir que en lo personal la Guerra de Bosnia-Herzegovina me tocó, en su momento, de lejos; y no sólo porque cuando ocurrió vivía felizmente en la Venezuela democrática, sino en lo político, sociocultural y religioso. Mi tierra, que había acogido como propios a cientos de miles de españoles, portugueses e italianos, así como de otras latitudes más cercanas, estábamos muy influenciados por la Europa occidental, en sus formas, costumbres y lógicamente, por su historia.

Justamente, después de la Segunda Guerra mundial, la guerra más cruenta del siglo XX ocurrida en 1992 entre Bosnia y Herzegovina viene a mi memoria; aún más después de leer unas recientes declaraciones de los separatistas quienes se han unido en la llamada Lista Unitaria. Sí, esos que apoyan la separación de Cataluña en contra de la Constitución y las leyes de España. Y es que, como mencioné en mi artículo anterior sobre el Síndic de Greuges, buscan artilugios legales que les sirvan de apoyo al “independentismo”. En ese mismo sentido, han recurrido en repetidas ocasiones a la sentencia del Tribunal de la Haya sobre la declaración de independencia relativa a Kosovo, del 22 de julio de 2010. Desde Artur Mas, hasta Pilar Rahola, miembro del Consell Assesor per a la Transició Nacional, pasando por el periodista Jaume Barberà y el juez Santiago Vidal, magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia de Barcelona, entre otros muchos, han creado una estructura “pseudolegal” con falsos fragmentos, mentiras sobre mentiras repetidas miles de veces, que a pesar de no encontrarse en la sentencia, afirman que podrían servir a favor de sus fines fuera de la ley.

Kosovo, ser Kosovo. Me lo repito una y otra vez, y no puedo dar crédito a tal sin razón, propia de quienes están al borde del desequilibrio mental. Kosovo. Un país creado después de una encarnizada guerra civil que enfrentó a croatas y serbios, donde lucharon hermanos contra hermanos, con millones de muertes, desaparecidos, heridos quienes viven con balas en el cuerpo, porque intentar extraerlas constituye un alto riesgo quirúrgico. Viven con más: con esos recuerdos terribles; pero a pesar de ello han logrado seguir un camino complicado, difícil que sólo se puede caminar tras una guerra como la que ellos han vivido. Sus campos están plagados de minas. Y, a pesar de la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia, y del Tribunal de la Haya, el reconocimiento internacional no ha sido otorgado por una cantidad importante de países, entre ellos España, lo que ha llevado a que tengan al día de hoy la Misión de Administración Provisional de las Naciones Unidas en Kosovo (MINUK) como administradores de parte de su sistema político. Una independencia y una soberanía simbólicas, que naufraga año tras año entre la miseria y la bomba social. Adicionalmente, y no menos importante, Serbia le considera parte de su territorio, lo que hace la situación aún muy inestable.

Por otro lado, es importante acotar —y quizás es lo más relevante de todo— que la Sentencia referida previamente especifica que es un pronunciamiento único, y exclusivamente pautado para las concretas condiciones y al contexto en que se produjo la declaración de independencia de Kosovo. No sienta en modo alguno una doctrina general. El pretendido uso de la misma por parte de intereses soberanistas es otra más de sus mentiras.

Vivir en España, en esta Cataluña tan europea, tan occidental, tan distante de lo que incluso hoy en día es Europa del Este… y que los separatistas quieran compararse con Kosovo. No es como para tomárselo a broma, aunque nos parezca (y no sé si es así) que sea una ocurrencia de personas que han perdido el juicio. Porque están trabajando desde hace muchos años en ello. Y lo peor: tienen a una parte de la población convencida que al estar con España en la Unión Europea (UE) no saldríamos de ella en una eventual e hipotética independencia. Les mienten repetidamente y les creen. Pero dado el caso, pasaríamos a la cola: tendríamos que empezar por cumplir los requisitos exigidos por la UE, entre los que está que todos y cada uno de sus miembros, sin excepción “deben” aceptar al nuevo “candidato”. Sí, todos; y no sé si van a pensar que España, Italia, Alemania o Francia pasarían por ello. Creo que habría que aplicar aquello de “lógica pura y dura”; pero también eso de ser “candidato”, lo que llevaría a un término, de al menos, unos 10 años, en el mejor de los casos. Todo esto lo saben de sobra, se ha dicho por activa y por pasiva. Pero se hacen oídos sordos. Escuchan lo que les conviene y cambian las declaraciones “recitándolas” con una naturalidad pasmosa.

Mientras tanto ¿qué pasaría realmente con esa hipotética República Catalana? Creo que recesión sería una de las palabras que más se manejarían. Depresión, impuestos o deudas, otras no menos graves para una población poco acostumbrada a ellas.

Paralelamente, en estos últimos años se ha descubierto en Cataluña el mayor escándalo de corrupción en la historia de la España democrática: el caso Pujol, que pugna por el primer puesto en el triste “ranking de la corrupción” con los cursos de formación y EREs de Andalucía. Vaya por Dios: las dos CCAA que más han recibido del Estado Español, hermanadas en “eso”. Casos que nos recuerdan a esa mafia que rondaba las calles del Chicago de inicios del siglo XX, o a esa más cercana, la napolitana, que aún llena noticiarios.

Vuelvo a Kosovo y a los países que formaron esa no tan antigua Yugoslavia; y recuerdo la primera vez que visité la “Europa del Este”, ya viviendo en España por razones profesionales que no viene al caso relatar. Visité la occidentalizada y turística Dubrovnik, una ciudad-península de pequeño tamaño, pero llena de hermosura e historia. Caminar sobre sus blancas baldosas, llegar a la primera farmacia de Europa, recorrerla es todo un camino lleno de aprendizajes. Confieso que me atrapó ver en su muralla empedrada en cuyas cuatro puertas, a cada lado de ellas, existe un mapa con puntos verdes, zonas reconstruidas, rojos las que aún no lo habían sido para esa fecha. Los mapas estaban plagados de estos puntos. La preciosa joya del Adriático había sido devastada durante el Conflicto de los Balcanes. Tuve la suerte de tener un amigo croata, quien me dio una visita guiada de lujo, con comentarios incluidos sobre la “casi total reconstrucción de la ciudad”, y pienso que lo más importante de su relato fue la reestructuración de ellos mismos como sociedad.

Posteriormente, por iguales razones, visité Belgrado, luego de Dubrovnik. Ésta me lucía mucho más cercana a su pasado reciente, el comunismo. Edificios cuadrados de aspecto gris o pardo-obscuro contrastaban con otros llenos de color y parques floridos. La gente aún con atuendos de épocas pasadas para mí mente occidental, para ellos tan actuales como el día a día. He de decir que me sorprendieron las casas en las afueras, en amplios terrenos construcciones llenas de lujo por concluir, desentonaban en un paisaje más bien rural, mucho más pobre. Ese viaje me acercó más a lo que había sido la Yugoeslavia de Tito, esa terrible dictadura llena de campos de concentración, represión y miseria. Mis amigos croatas, serbios, macedonios hablaban un idioma común entre ellos, y otro distinto entre sus coterráneos. Me narraron apenas, sucintamente cómo la guerra les había “tocado”, me sorprendió cómo entre ellos, a pesar de ese pasado que toca cada una de sus familias, había una hermosa camaradería. Pero sin duda alguna, sé que el coste es altísimo, una guerra civil, una guerra…

Recuerdo esos viajes, y vuelvo a mi presente, en esta Cataluña actual y cada vez tengo la certeza que las diferencias culturales e históricas son enormes. Siento que compararnos con quienes han vivido una experiencia terrible, y con sus países que son fruto de un acuerdo de paz, donde Kosovo es una parte de ello, es una cachetada para con esa historia, para con esas víctimas, con sus muertos, sus heridos, su dolor. La prepotencia de querer ser más, comparándose con quienes han perdido tanto. Es indecente y obscena; una ruta escabrosa del victimismo al peor de los límites.

Pero hay más. Para quienes están llenos de poder, ansiosos de un lugar en la historia al precio que sea, hay siempre más. Mienten descaradamente a la población. Hablan de riquezas, pero no de las que deben al resto de España, esas no se mencionan. Esa España que “ellos” tanto desprecian ha sido, sin duda alguna, ha sido parte substancial en el crecimiento de Cataluña como región. Sólo señalan “sus” logros, como si el resto de esa nación no formara parte de ellos. Han construido una historia falsa que venden por todos los medios.

Desde la página web de la Assamblea Nacional Catalana (ANC) reseñan, entre otras detalles “la independència de Catalunya  és un projecte inclusiu, que ens permet  construir, tots junts, un nou país. Un nou país on compartir el nostre futur“, pero cuidado, donde sólo es permitido el pensamiento único. Cuán cercanos a los regímenes totalitarios. ¡Y cómo no!: sin dejar de tener la “marca de la Casa”, la “botiga“, donde Ud puede comprar todos los productos per la independència, auspiciado también por Òmnium Cultural y Súmate, dos instituciones que, junto a la ANC, reciben “aportaciones” de la Generalidad de Cataluña. Que sí, esté Ud. o no de acuerdo con la “independència” la paga, sí la financiamos entre todos, pero todo el Estado Español. Adicionalmente de los ingresos que se obtienen de la “botiga“, y otras colaboraciones que por desconocerlas, no dudo que existan.

Así, entre los escándalos de corrupción, mentiras, y financiamientos no del todo claros han decidido que Cataluña podría tomar el rumbo de Kosovo. Eso venden sin vergüenza alguna, eso declaran cada día, eso gritarán el 11 de septiembre, eso quieren para Cataluña a partir del 27 de septiembre. Un golpe de estado mil veces anunciado. Quiero recoger las palabras de Sabaté: A partir del 2012 és normal ser independentista, abans no ho era”, i ha afegit “el que hem aconseguit és molt […] no és moment d’estar cansats, ara toca rematar la feina“. Ahora toca “rematar la faena”. Desde 2012 llamando a incumplir la Constitución y las leyes, y nada pasa.

Ser Kosovo. ¿Tendrán idea de lo que ello significa? Siento que somos un barco a la deriva.

Artur Mas, así como Ramón Tremosa, eurodiputado y reconocido “independentista”, o más bien, secesionista, versado en lo que significa la UE, sus tratados y requerimientos, conocen perfectamente que si Cataluña llegase a realizar una declaración unilateral de independencia (DUI), la comunidad internacional no se daría por enterada. Y aún más: al igual que para la totalidad de organismos internacionales, continuaría formando parte de España. Sin acuerdo con el Estado Español, tras una DUI Cataluña no obtendría reconocimiento y se vería obligada a caminar completamente sola. ¿Cuánto aguantaría una Cataluña independiente aislada en sus relaciones internacionales? ¿Una Cataluña independiente solicitaría al Estado Español que la representase ante los organismos internacionales? ¿Lo aceptaría el Estado español? Y en caso que así fuera, ¿defenderían los intereses catalanes en los términos que les dijese el Estat català?

Para esa Cataluña hipotética ser Kosovo es un destino incierto, cada vez terriblemente más cercano. Quizás sería su “final de trajecte“. O, más bien, el principio del fin.

Perdiendo el miedo

Artículo de Carolina Rodríguez-Cariño

Por su interés, reproducimos el artículo de Carolina Rodríguez-Cariño en El Demócrata Liberal.

Con un poco de suerte, esto lo leerán aquellos que hasta ahora no han creído que en Cataluña hubiera un verdadero problema de convivencia, o que han mirado hacia otro lado cuando alguien ha llamado a su puerta pidiendo ayuda. Y todo por esos pequeños y bastardos intereses, por ese «si te vas de la lengua tiro de la manta», por el pestilente «oasi català» que se ha cobrado víctimas de todos los tamaños y pelajes: empresarios no nacionalistas que han tenido que emigrar; periodistas que intentaron denunciar la merda y que han tenido que emigrar tras ser acallados por la picadora de carne periodística catalana, siempre atenta al aroma del poder; artistas que no comulgan con el «realismo socialista catalán»… y sobre todo, los ciudadanos de a pie, tantas veces metidos en el mismo saco que la canalla independentista con el rótulo «los catalanes». Gente que nos hemos tenido que ir de nuestra propia tierra porque no teníamos porvenir debido a nuestro ideario. Gente que se ha quedado, pero que no puede aprender en español porque «la nació política catalana está por encima de los individuos» (postulado que Hitler hubiera firmado encantado). Gente, en fin, a la que Madrit ha abandonado durante 30 años y a la que ahora Felipe González pretende recuperar(a buenas horas). Ésta es la voz de una de esas personas.

Es mucho más que un simple título o una frase hecha. Es una posición que cada día más y más personas que vivimos en Cataluña, seamos españoles o no, asumimos como forma de vida. Y es que estamos en un sistema donde el poder y el dinero son manejados por unos pocos con la venia de los diferentes gobiernos centrales, quienes han ido permitiendo una serie de hechos durante más de 35 años. Son tantos que sería más que imposible mencionar en unos cuantos párrafos.

Quiero indicar que este artículo surge a raíz de dos conversaciones: una con mi hijo, ya con 14 años quien asume posiciones y decisiones. Le expliqué de forma resumida lo referente al Tribunal Constitucional en relación al Estatuto de Cataluña y el uso del castellano (español) como lengua vehicular, y que esta vez, considerando que es mayor lo exigiré ante el Instituto donde cursa estudios. Al respeto sus palabras fueron precisas y concisas, “si está en la ley, que se cumpla, yo no tengo problemas”.

Mi hijo, como siempre, dándome lecciones.

Y no, no he tenido que recurrir a que es su lengua materna, sino que junto conmigo ha leído la Constitución de España, y por otro lado, conoce que el español es la segunda lengua más importante del mundo, que es un valor añadido que podemos y debemos tener.

La otra conversación fue con mis amigas, y quiero referirme a la última en particular, pues resume muchas charlas que hemos tenido a lo largo de estos 10 años y medio de mi vida en España. Va sobre el mismo tema y la secesión en general. Creo que podría resumir toda la conversación en una palabra: miedo. Y no sólo es el miedo a exigir los mínimos de la ley, o al menos los dictámenes del Tribunal Constitucional sobre el tema para con nosotras, sino para lo que pudiera ocurrirle a nuestros hijos, que puedan ser objeto de bullying, tanto por sus propios compañeros, quienes están “inmersos” en un adoctrinamiento desde todos los ámbitos del sistema, como de incluso sus propios profesores, quienes forman parte, sin duda alguna de esas 43 entidades que conforman el Som Escola, quienes sí reciben apoyo institucional y financiero por parte de la Generalidad de Cataluña.

El miedo es libre, dicen, pero cuando nuestros hijos pueden ser la diana de los llamados independentistas, nacionalistas o más bien, el nombre correcto, secesionistas, el miedo es aún mayor. Porque sabemos cómo actúan, estamos conscientes que no tenemos a quién recurrir, conocemos cuán solos nos encontramos ante el régimen. En esa conversación con mis amigas, madres de amigos y compañeros de mi hijo desde el parvulario, justo en este verano, les dije que iba a exigir el número de horas por semana en español que por ley deben dictarse, que contempla el 25% del total de la semana, y que no incluye en modo alguno como han querido hacer ver desde la Generalidad, las horas del patio. Les indiqué que existe una organización que guía en relación a ello (hablo de Convivencia Cívica Catalana), que podemos hacerlo a través de su página web, llenando los formularios, y a su vez exigir con ley en mano en el instituto que ésta se cumpla. Les invité a hacerlo junto conmigo. La respuesta fue “tenemos miedo“.

Es absurdo que siendo la lengua co-oficial y la vehicular de todo el Estado debamos exigir que nuestros hijos cursen el porcentaje mínimo de clases de español que deberían tener. Es impensable para quienes nos hemos criado con esa lengua como materna que debamos recordar que existen unas leyes, y más, un dictamen del Tribunal Constitucional que nos ampara (leer página 475).

Sin duda alguna, el trabajo es en extremo complejo.

Cuando sales de Cataluña y hablas con el resto de los españoles, te sorprendes que sólo se escuche una voz, y es justamente de quienes exigen la “secesión”. Nosotros, quienes pedimos que cese la impunidad somos silenciados. He llegado a escuchar que estamos “callados”, que “permitimos”, que “poco hacemos”, y en algún caso, que apenas se nos conoce. Luego de insistirles que el secesionismo es una minoría con mucho poder, me queda un sinsabor, esa sensación de pensar cuán solos nos encontramos.

Existen diferentes organizaciones, desde las más pequeñas a las más visibles mediáticamente, pasando por esas individualidades que se han atrevido a afrontar un monstruo que pisa y avasalla todo a su paso. Usa los medios del Estado para ello, imponiendo “su verdad” como posición única. No debe existir, ni se permite, la disidencia.

No puedo evitar pensar en las listas tan nombradas de “buenos y malos catalanes”, no pude evitar recordar que conozco personas que están en ellas y que han recibido citaciones ante los juzgados por defender a España. No pude evitar transportarme en tiempo y espacio, recordar el Castro-Chavismo y la llamada “Lista Tascón”, más que una simple lista es uno de los mecanismos que usa ese régimen dictatorial de mi tierra natal para coaccionar y reprimir a sus ciudadanos. Siento de cerca esas maneras de regímenes totalitarios en esta España democrática, y puedo entender el miedo. No es fácil de vencer. Quizás a quienes hemos perdido tanto, patria incluida, nos han quitado hasta esto, y por eso, tal vez, somos “más atrevidos”.

Uno de los organismos oficiales a los que deberíamos poder recurrir es al Defensor del Pueblo, en catalán el Síndic de Greuges. Más sin embargo, a raíz de la apertura de una investigación porque un médico habló en castellano a un paciente y, según éste y con el apoyo de entre otros del Síndic de Greugesvulneró su derecho a ser atendido en catalán, parecería más un “defensor del puesto” que del pueblo. Consultando la página web de esta institución catalana, encontré el “Informe sobre los derechos lingüísticos en Cataluña, claro, en catalán. He tenido que leer y releer cada párrafo, pues introducen artilugios jurídicos justificables sólo a la vista de los secesionistas sobre el sistema de inmersión lingüística, considerando desde dictámenes de tribunales del Estado Español a un sinfín de artículos procedentes de tribunales catalanes, señalando el por qué ha de ser usado el catalán como lengua vehicular en todos los ámbitos del “país”, entendiendo para este organismo “país” a la Comunidad Autónoma de Cataluña, es decir, a una región de España. Sí, justifican la “discriminación en positivo”, una aberración en cualquier lenguaje, cuando el realmente discriminado es el idioma español (o castellano), el cual es tratado como una lengua extranjera toda vez que se dictan dos o tres horas a la semana, es decir, en el mejor de los casos, contempla un 10% del pensum de estudios de colegios e institutos educativos. Ni qué decir en otros ámbitos donde señala que la lengua a usar ha de ser el catalán, vulnerando todos los derechos lingüísticos de millones de personas que conviven en Cataluña.

Sólo os dejo un par de citas del señalado “informe”, que en resumen señala que la “lengua propia” y oficial es el catalán, y que en relación al ámbito educativo, las quejas por el uso casi exclusivo del mismo en los centros de primaria y secundaria ha sido poco significativos:

1. “La Llei de política lingüística formula els conceptes jurídics de llengua pròpia i de llengua oficial. Així el concepte de llengua pròpia aplicat a la catalana obliga els poders públics i les institucions de Catalunya a protegir-la, a usar-la de manera general i a promoure’n l’ús públic en tots els àmbits” (pàgines 11 y 12: Llei de política lingüística).

2. “A Catalunya un dels àmbits en què, sens dubte, ha estat més polèmica la defensa dels drets lingüístics ha estat l’educatiu, tot i que també cal posar de manifest l’absència d’un conflicte social real, com ho palesa el fet que el nombre de queixes rebudes sigui molt poc significatiu, fins al punt que en l’apartat de drets lingüístics de l’informe anual al Parlament aquesta matèria no ha estat destacada en els darrers tres anys” (pàgina 22: II.2. Temes rellevants, II.2.1. Àmbit educatiu.

Revisando cada uno de estos organismos del gobierno catalán, de sus acciones y sanciones, cada vez entiendo más el miedo. Más aún de cara al 11 de septiembre, cómo toda la maquinaria desde el poder se pone al servicio del secesionismo impunemente, y aun más pensando en el próximo 27 de septiembre. Antes de ese día estaré con mi hijo en el instituto donde cursa clases, con mi ley en la mano, sentencias en la otra exigiendo mis derechos. Quizás con algo de miedo; pero en los bolsillos, mi hijo y su derecho a ser enseñado en su lengua materna, el español, bien valen la pena.

Pajares

Original aquí. Adaptaciones nuestras.

Si nuestros impuestos no sirven para tratar de ofrecer una muerte digna o una curación, si es posible, a los españoles que ofrecen su vida de forma altruista por los demás, no sé para qué se pagan

Cada día que pasa es un día para la esperanza. El médico y religioso Miguel Pajares, a quien será administrado el medicamento experimental useño de nombre ZMapp, permanece estable en el madrileño hospital Carlos III. Si consiguiera superar las próximas dos semanas sin complicaciones, sus esperanzas de recuperación, que si se da será completa, aumentarían vertiginosamente, a decir de los expertos en la materia. Que son los mismos expertos que llevan toda la semana advirtiendo, pese a los titulares alarmistas de alguna prensa que hace mucho dejó de ser lo que era, que el ébola es un virus para el cual no existe tratamiento, con una tasa de mortalidad que oscila, según la cepa, entre el 50% y el 90%, pero que sólo se contagia cuando los fluidos corporales del enfermo entran en contacto con las mucosas de otra persona. Ojalá.

Empero, lo más sorprendente del asunto es el espectáculo que España ofrecía esta semana, cuando se conocía la decisión, acertadísima, del gobierno de repatriar a Pajares junto a la religiosa Juliana Bonoha. Buena parte de la sociedad española, que paga muchísimos impuestos y es profundamente estatista, se oponía a la repatriación de un compatriota enfermo. Si nuestros impuestos no sirven para tratar de ofrecer una muerte digna o una curación, si es posible, a los españoles que ofrecen su vida de forma altruista por los demás, no sé para qué se pagan. Tampoco acierto a comprender para qué cree esta gente necesaria la existencia de esa máquina infernal, Leviatán devenido en Minotauro, llamada Estado. 

Algunos, cuán miserables y carcomidos por su resentimiento, querían que el enfermo muriera en África por ser cura. Sencillamente, no soportan que el religioso, como tantos otros misioneros, haya estado dispuesto a sacrificar su vida por los demás. Ellos, los dizque solidarios, colmo de los colmos del humanitarismo, jamás lo harían. Lo suyo es predicar contra la quienes ayudan a los demás desde el sillón de su casa, iPhone en mano y La Sexta conectada. La justificación para su odio, por eso de que queda fatal reconocerlo abiertamente, iba desde “lo carísimo” que ha salido el operativo —son los mismos que callaban cuando el Estado pagó un rescate millonario a cambio de unos inconscientes progres que se fueron de vacaciones con la ONG de turno; que mola eso de viajar para acallar la mala conciencia a países en donde el secuestro por parte de bandas afines a Al Qaeda de los ciudadanos de países que pagan rescates está a la orden del día—. No pocos partícipes en la llamada “marea blanca”, que se dicen «profesionales de la sanidad (pública i de kalidá)», intentaban arrimar el ascua a la sardina de sus recortes. Lo que se llama chapotear en sangre ajena. Sucede que su argumento resultaba de lo más friki: según ellos la sanidad española no estaría preparada para atender a un enfermo cuya infección se conoce y ha sido detectada. Entonces, ¿para qué mantenerla abierta? Ni en el Tercer Mundo, oigan. 

Más lo peor de todo no han sido éstos, que siempre son los mismos. Lo peor es que muchas personas, de las normalmente sensatas, pedían que Pajares no fuera repatriado. Por miedo. El mismo miedo que sentían los vecinos, normalmente «encantadores» y «buena gente», que pidieron en su día a objetivos de la banda terrorista ETA que se cambiaran de casa, no fuera a ser que les pusieran una bomba y les pillara a ellos por medio. Esta gente es la peor de todos. Los «hombres buenos» que no hacen nada y permiten que el mal triunfe, como afirmaba Burke.

Y es que sociedades cobardes siempre acaban en manos de los resentidos, de los totalitarios.

Comentario nuestro.- La cristianofobia perjudica seriamente la salud… espiritual (y en no pocos casos, también la mental).

I want to live in Spain!

Vía Blas Piñar Pinedo me entero de que en Puerto Rico está creciendo un movimiento curioso de «reunificación con España». Se conoce que en aquellas tierras sus habitantes se sienten discriminados tanto por la Administración USA (por lo visto, Obama es primero yankee y después negro) como por los WASP de toda la vida.
Sigue leyendo