¿ZP es facha?

Vía mi compadre Noatodo me entero de que ZP reconoce que no estaríamos como estamos «si hubiéramos gastado menos de lo que ganábamos y hubiéramos tomado prestado menos del exterior». Da sencillamente grima ver el cinismo con el que admite, tras haberle dejado el marrón a su sucesor, que gastaban más de lo que ganaban (¿en qué, ZP, en qué?). Pero no solamente hay que poner en su cuenta que gastaban más de lo que ganaban, sino que:

  1. Dilapidaron dinero en ingeniería social utilizada contra la nación española.
  2. Dilapidaron dinero en promover el separatismo y el cuarteamiento de la nación española.
  3. Dilapidaron dinero en los asuntos más peregrinos (supuestamente), como «la corrección del pie zambo en el Congo» y otras cosillas.

 Pero y sobre todo, ZP no escuchó a nadie. No escuchó a los que ya en 2006, como Gestha (el sindicato de los técnicos de Hacienda, que no aprendieron economía en dos tardes y que si de algo saben es de números), avisaban de que no se podían atar los perros con longaniza. O Manuel Pizarro, que en el debate pre-electoral de 2008 con el Profesor Siesta dijo cosas que se han ido cumpliendo punto por punto. La reacción de ZP fue taparles la boca, envolverse en la bandera y llamar antipatriotas a quienes, aun sabiendo poco (como es el caso de un servidor de ustedes) o mucho (caso de Gestha o de Manuel Pizarro), decían que íbamos derechitos a la crisis. Quienes en la blogocosa no nos alineábamos con las tesis de ZP tuvimos que soportar el inmisericorde chorreo de los cyberpepiños y otras hierbas, que nos llamaban fachas (estoy seguro de que si la mitad de esos cyberpepiños supieran exactamente lo que nos llaman cuando dicen fachaaaaaaaaa, se callarían la boca) lo más bonito.

Y ahora va ZP y dice esto. Así, pues, ¿ahora ZP es facha-pepero-ultramontano-proinquisidor y no sé cuántas cosas más (parte de todo lo que a nosotros nos llamaban)? Pues véanlo y juzguen ustedes mismos:

De paso, habría que preguntar dónde estaba Rubalcaba en aquellos entonces. Ah, sí, ya me acuerdo: en el Gobierno. O sea: que pudo haber tomado unas medidas distintas de las que tomó. O sea más: que no lo hizo. Pues hay que verle hoy hinchado el pecholata contra los «errores de Rajoy» (que no serían distintos de los suyos porque ambos, con matices, harían la misma política económica).

Creo sinceramente que toda a esa troupe tendríamos que exigirles daños y perjuicios por mentir tan descaradamente (a los hunos por acción y a los hotros por omisión). Lo de devolver la comisioncita por cada subvención que concedieron… mejor que nos olvidemos. Devolver el dinero y dimitir son dos expresiones de nuestra rica lengua española que la casta política que soportamos desconoce absolutamente.

Finalizo con una pregunta (y ojalá no sea retórica): ¿habrá algún político que alguna vez y por una vez nos cuente toda la verdad? Espero que la respuesta no sea no, porque entonces dejaría de ser un político

Un resumen

Quizá algunos de ustedes no compartan mi análisis; pero como hace días que no escribo en el blog, quisiera dejarles lo que se podría considerar un intento de resumen de lo que han sido estos 7 años y medio con ZP de okupante de la Moncloa.

Que lo disfruten con salud (más, teniendo en cuenta que a ZP le quedan menos de 70 días):

El adelanto del adelanto

Uno no entiende mucho de arcanos económicos, y cuando le dicen que «la prima de riesgo sube hasta 400 puntos» y que eso es «terrible», espera que se lo expliquen debidamente para poderse horrorizar a dúo o a trío si hace falta.

No obstante, siendo tan «terrible» como pueda ser, parece que la pregunta es si «los mercados», que según ZP son los culpables de todo, están empujando para que ZP pierda su silla. Ya la fecha del 20-N, más simbólica que otra cosa, resulta insuficiente. Lean ustedes «insuficiente para los mercados», puesto que ZP se hubiese quedado hasta marzo próximo.

Pero, ¿y nosotros? ¿Qué hacemos con esas personas que han perdido su trabajo y que lo tienen difícil para recolocarse, ya sea por edad, por condiciones o por su especialización? Será que no cuentan en las encuestas, ni en las listas del INEM. Probablemente sean de esos «pobres» de los que habla Serrat en su memorable Disculpe el señor.

Pero a ZP ya no le importan porque piensa que eso es tarea de RbCb o de Rajoy (el encargado más probable de gestionar el asunto si se cumplen las previsiones). Él sabe que va derechito al Consejo de Estado (cuando a donde debería ir derechito es a su casa o a ya saben ustedes dónde) y con eso le basta. Para nosotros también es dudoso qué puede aportar ese hombre al funcionamiento del Alto Organismo, pero es que en España somos así de agradecidos: damos la patada a los nombres que nos sacan del pozo y tratamos de borrar su memoria y premiamos a los que nos han metido en él.

Por más que «retrase sus vacaciones para atender el incremento de la prima de riesgo», yo (y creo que también muchos de ustedes) preferiría que no atrasara las vacaciones y que, desde luego, rectificara inmediatamente la fecha de las elecciones. Lo mismo da si quiere ponerlas en 28-O el 11-S. Pero, por favor, que las adelante. Para que de esta forma se vaya a su casa (o a donde ustedes se imaginan) un señor que jamás ha pensado en el conjunto de los españoles y que ha permitido que bandas de facinerosos se hayan ido apoderando de parcelas de la Nación que nunca debieron haber sido cedidas.

Foto incompleta. Detrás de él tendrían que correr los 5 millones de parados que deja.

«Alemania es culpable»

Sepan ustedes que hoy se celebra el aniversario de la creación de la llamada División Azul. Contingente militar nutrido de voluntarios (nada de levas forzosas) convocados para «luchar contra las hordas rojas». Es verdad que muchos de ellos eran falangistas, pero eso ni quiere decir que todos lo fuesen ni que Franco «los apoyase porque había apostado por Hitler». Digámoslo una vez más: Franco agradeció la ayuda que Hitler prestó a los nacionales (lo mismo que la URSS la prestó a los rojos), pero en 1940, recién salidos de una guerra civil que dejó el país como un yermo, era imposible devolver el favor. No obstante, se dio libertad para que quien quisiera, se alistara en ese cuerpo divisionario al grito de «Rusia es culpable», un grito muy convincente entonces, tras haber sido muchos testigos de las barbaridades que cometieron los comisarios soviéticos enviados a crear y/o controlar las chekas.

Por ello, tiene una gracia añadida que ZP salte precisamente ahora con algo parecido. Los alemanes, los Herrenvolk son los culpables de todo: de la burbuja inmobiliaria, de la deuda de las CC.AA., de que Camps se dejara sobornar por tres tristes trajes, del chivatazo del Faisán, de la reconversión industrial de 1982, de la bomba de Palomares… Pueden alargar ustedes la lista todo lo que quieran. Cualquier cosa intentará ZP antes que reconocer su condición de cigarra cantaora y antes que dejar de tirar el dinero a pesar de lo que le queda ya en el convento.

De cualquier modo, el «grito» convencerá. Convencerá a los de siempre. Convencerá a esos otros que ustedes saben que «Alemania es culpable», como antes lo fueron , Aznar, los mercados, los especuladores, los antipatriotas, la derechona, la Iglesia (de Cáritas ni hablamos, claro)… Cualquiera, menos el Gobierno que no sólo no tomó las medidas pertinentes cuando debió hacerlo porque eso le iba a restar popularidad, sino que siguió gastando (y permitió que otros, como las Comunidades Autónomas, gastaran sin techo y sin tasa). Culpable el Gobierno por enmierdar, culpable la oposición blandita por permitirlo en base a cálculos políticos, y culpables nosotros por no exigir como un solo hombre la correspondiente responsabilidad a cada uno.

No obstante, la @@#!!cracia (por favor, no insulten al conceto llamando «democracia» al Régimen que padecemos) de hoy es lo que tiene: los hermanos se ayudan entre sí, incluso por encima de la ley que se supone es para todos igual (no es verdad: es igual para ustedes y para mí, es tuerta de un ojo o del otro según de quién se trate y para otros es completamente ciega).

¿Cuánto aguantará ZP?

Para muchos es la pregunta del millón. Una cosa es segura: ZP está políticamente muerto fuera de nuestras fronteras. Frau Merkel no puede ni verlo, probablemente porque piense que «no se puede confiar en él» (y creo que muchos españoles estaríamos de acuerdo en eso). San Obama le ha dado la espalda (a pesar de que los zetaperos han sido incansables repitiendo que « era mu malo y Obama é mejó»). Monsieur Sarko ha hecho caso de Frau Merkel, a pesar de que casi le debe el puesto en el Palais de Matignon (el apoyo incondicional de nuestro inefable ZP a madame Ségolène Royal fue vital para que ésta se pegara un batacazo planetario: la France vote oui… à Sarkozy) y ahora no quiere estar a menos de mil kilómetros de él. Sigue leyendo

Sistema quitativo

Se trata, naturalmente, del nuevo sistema de financiación autonómica, en el que Cataluña y Andalucía consumen prácticamente la mitad de lo presupuestado y el resto de comunidades va tirando como puede. Porque sepan ustedes que ZP «reconoce el hecho diferencial catalán» (consistente en que alguien a quien consideras tu enemigo te pague la independencia) y en cambio, no reconoce el «hecho diferencial madrileño», que consiste en que la Comunidad de Madrid ha aumentado más que sensiblemente su población, mientras que los recursos se le han ido recortando.

A nosotros no nos cabe duda de que es una carambola a varias bandas. La primera banda es para ERC (menuda banda están hechos ellos), que «ha echado un pulso al Estado español y ha ganado», o así es como lo vende Ridao en El Mundo. Se intenta interpretar que la «victoria» de ERC va a suponer un desgaste para el gobierno de Montilla, y en este sentido Puigcercós ha «sugerido» un cambio de gobierno. Quizá Montilla resiste y le habrá dicho que ya no caben más hermanos en el Govern sin que se note. Y mientras unos y otros se pelean por la porrada de millones que han caído en manos de Cataluña, Carod sigue en su «país multicolor» poniendo embajaditas a no menos de 50.000 euros anuales para el jefe más el coste de personal, alquileres y mantenimiento. Pero en fin: a ZP eso «no le importa» y probablemente piense –no le faltaría razón- que de eso tenemos que pedir cuentas los catalanes, no él.

La segunda banda es para Andalucía, contribuyente igualmente al «éxito» de ZP en las pasadas elecciones (como si no supiésemos ya que ZP ganó las elecciones más por errores ajenos que por fallos propios). Andalucía, de siempre el granero de votos del PZOE, ha sido esta vez generosamente untada por el Gobierno. Hay que mantener el voto cautivo y, si se puede, comprar alguno más con el PER. Andalucía, como el dinosaurio de Monterroso, sigue durmiendo el sueño de los justos, acunada por las letárgicas zalemas de Canal Sur y Arenas no parece estar por la labor de despertarlo demasiado.

Y la tercera banda y la que da nombre a la presente entrada, es la de Madrid. ZP se ha empeñado en ganar la batalla de Madrid («¡Madrid como sea!», berrea el camarada Gómez) y la financiación autonómica no es sino otra vuelta de tuerca en la estrategia de ahogo económico y administrativo que desde el Gobierno se practica contra Esperanza Aguirre. Para dar a otras Comunidades (pero no a Castilla y León, Murcia o Valencia) hay que quitar a Madrid. Crece la inseguridad ciudadana porque Madrid no tiene competencias en la materia y el Gobierno no pone medios suficientes para combatirla. En el Gobierno confían en que Esperanza no pueda llevar a cabo sus proyectos por falta de minolles. Y si, además, en el PP hay algún gerifalte que dice algo así como «Estoy hasta la polla de que esta tía de mierda vaya dando ejemplo», miel sobre hojuelas para ZP. No sé si Rajoy se da cuenta –o caso de que se dé cuenta, si le importa- de que segando la hierba bajo los pies de Esperanza Aguirre se está cargando el futuro más o menos cercano del PP. Pero eso es ya harina de otra entrada.

Tengo una patada para usted…


… por mentiroso compulsivo. No tiene pelotas para comparecer en el Congreso… ¿y comparece «ante los ciudadanos» en un programa de televisión? Y MINTIENDO, además.

No sé cuánto tendrían que empeorar las cosas para que este señor se fuera a su casa sin terminar la legislatura (espero que no lleguemos a la guerra civil), pero debería irse, si aún le quedara un poco de dignidad. ¿Dignidad? Nah, qué va… Los partitócratas no tienen de eso. Porque cuando roban, no lo hacen sólo para ellos, sino también para el partido. Cuando mienten, no solamente lo hacen por ellos, sino que lo hacen por el partido. Y el PP, ayudando con historias de la T.I.A. y de la A.B.U.E.L.A…

No pintamos nada

Ah, ¿que no se lo creían ustedes? Bueno, pues ya está: España como nación pinta menos en el concierto de las naciones que una cagada de mosca en una ventana. Estamos metidos en una crisis de mil pares de cojones, se van a reunir los grandes y ¡qué sorpresa: ¡no nos han invitado! Bush, que será (o no) todo lo tonto que los progres dicen que es y otras presuntas maldades, ya le ha dicho que “si quieres algo, me lo haces llegar por conducto de alguno de los que esté invitado”.

Verán. No quiero ser malvado, pero yo diría que en realidad a nuestro inefable ZP Bush le ha hecho un favor. Pequeño, eso sí; pero favor al fin y al cabo. Estamos en crisis y le ha dado a entender que hay que extender eso de la cultura del ahorro. Le ha ahorrado el bochornoso espectáculo de su soledad ante todos los demás gobernantes, como ocurrió en Rumania. ¿Recuerdan la imagen de ZP, apartado del resto, pareciendo como que releía papeles, mientras los otros conversaban animadamente, como si ZP no existiese?

Pues no sólo se lo ha ahorrado a ZP, que ya no tendrá que gastarse nuestro dinero en ir a una cumbre en la que ni siquiera los rumanos le iban a dar los buenos días. También nos lo ha ahorrado a nosotros. Ahora ya sabemos que para Bush contamos lo mismo que, dicho sea con todos los respetos, Papuasia o Nueva Guinea y, ¡por Dios! (o por Jakin y por Boaz, que parece ser lo que pinta ahora), no nos tenemos que enterar por la televisión de ello (¡horror! si sales por la tele hasta el más tonto del lugar se da cuenta del asunto). O sea: nada de nada, rien de rien, nothing de nothing.

De paso, también le han ahorrado a la Fashionaria Voguemomia prolijas (y vanas) explicaciones sobre el “breve encuentro que no se llegó a producir”. Y a Moratinos. Y a Pepiño, por supuesto, aunque supongo que dirá que la culpa es de la derechona. Y lo peor es que no sé si habiendo cambio de gobierno las cosas mejorarán. Antes del 9-M tenía alguna esperanza. Hoy ya no lo sé. Parece ser que hay muchas arenas movedizas, muchos lobos en la villa y pocos corceles en las cuadras.

Pero quien no se consuela es porque no quiere. Sí, esa verdad ha rasgado cruelmente los velos de una conciencia que todavía se creía en la Europa “de la primera velocidad”. Por eso mismo les dejo con el tema de Mecano No pintamos nada, de su trabajo menos comercial, al decir de los críticos. Tengo entendido que han sacado una versión más industrial, un remix que dicen ahora, con mucha percusión y mucho ruido; pero no creo que sea necesario tanto ruido para tan pocas nueces. Ah, por cierto: de eso de las nueces hablaremos en un próximo post. Y si me olvido, les pregunten a los del PNV, que hoy acaban de recoger una buena cesta…